Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » EDICIÓN 698 » Zermeño; muchas broncas y escándalos pero pocos resultados / 698

Zermeño; muchas broncas y escándalos pero pocos resultados / 698


|
Por:
Sin Censura
|
06-04-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: REDACCIÓN

Torreón, Coahuila.-

No hay tregua para Jorge Zermeño Infante, presidente municipal de Torreón, quien una semana tras otra enfrenta escándalos que lo mantienen ocupado en responder a quien lo señala o se atreve a criticar a su administración, distrayéndose de su función principal: resolver los problemas que enfrenta la ciudadanía.

El alcalde ha demostrado tener la piel muy delgada, algo que en la “grilla” no es productivo, y se da el lujo de subirse al ring y enfrentarse con quien ose señalar lo que no anda bien en el municipio, que no es poco.  Y es que Zermeño lo mismo sale a desmentir y enfrentarse a organismos empresariales que a defender a funcionarios señalados por acoso por trabajadores del ayuntamiento. Asimismo, se da el lujo de ordenar el desalojo de la presidencia municipal para evitar que una marcha de ciudadanos, en su mayoría estudiantes, encuentren eco a sus protestas ante el aumento en el costo del pasaje del transporte público.

Total, que las broncas y los escándalos se acumulan semana a semana, y no bien terminan de salir de una cuando les explota otra en la cara. El desgaste ha sido mucho, la luna de miel se acabó y es hora de dar resultados, de lo cual todavía se ha visto poco, muy poco todavía.

BRONCA TRAS BRONCA

Apenas pasaba el escándalo que se desató por el desalojo de la presidencia municipal cuando se llevó a cabo la marcha en contra del aumento en el costo del transporte público, cuando ya se estaba abriendo un nuevo frente de batalla para la administración zermeñista, cuando una agente de la dirección de tránsito municipal interpuso una denuncia por acoso sexual en contra de Pedro Luis Bernal Espinoza, titular de la corporación.

Tristemente célebre, el director de tránsito fue denunciado ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), y luego ante la Fiscalía General del Estado (FGE), instancia que emitió una orden de protección para la agente afectada, por lo que Bernal Espinoza no podrá acercarse a ella ni en el trabajo ni en lo personal mientras se lleva a cabo la investigación.

De acuerdo con la denuncia radicada en el expediente 0519/TOR/UATCJEM/2019, fue el 12 de febrero cuando el director de Tránsito y Vialidad agredió física y verbalmente a la agente afectada, cuando se encontraba desempeñando sus labores en el crucero de bulevar Revolución y avenida Cuauhtémoc. En ese lugar, además de la agresión y so pretexto de acomodarle el gafete de identificación, el presunto agresor le habría tocado los senos a su subordinada, de quien se reservan datos por obvia razones.

La respuesta del alcalde, por supuesto, no se hizo esperar, y fue para defender al funcionario municipal, que goza de todas las simpatías del alcalde, quien ha solapado y celebrado cada una de sus pifias. En declaraciones a la prensa, el edil afirmó que no se podía andar haciendo denuncias así como así, e incluso, se dio el lujo de poner a disposición de Bernal Espinoza el área jurídica  del ayuntamiento para que lo defienda en tribunales.

El asunto ha llegado a tal, que la diputada morenista Elisa Catalina Villalobos, subió a la máxima tribuna del estado para pedir la separación del cargo del titular de la corporación, y de paso llamó a Zermeño Infante “cerdo machista”, por su propensión a defender siempre los intereses de sus allegados a toda costa, incluso, cuando estos son acusados de conductas tan graves como es el acoso sexual.

No es lo único. Otra bola de nieve que se viene haciendo cada vez más grande es la situación financiera del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento (SIMAS), que le debe en conjunto al INFONAVIT, IMSS, Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), y al Retiro de Cesantía y Vejez (RCV), nada más y nada menos que 7 millones 890 mil pesos.

El organismo operador reconoció que la deuda se debe a la “falta de liquidez”, aunque el área financiera de la institución negó que el sistema operador esté en “quiebra”. Nada más al INFONAVIT, el SIMAS le adeuda poco más de 4 millones de pesos; mientras que con el SAR y el RCV el adeudo supera los 2 millones de pesos. Con el IMSS, el pasivo supera el millón 800 mil pesos.

Y mientras el SIMAS se encuentra en una encrucijada financiera, el presidente municipal se desgarra las vestiduras y se confronta públicamente con el Observatorio Ciudadano de La Laguna, que habría hecho público un informe en el que señala una caída del 62% en la obra pública, al señalar que durante el 2018 solo se habrían invertido 286 millones de pesos, muy por debajo de los más de 700 millones invertidos en la última administración priista encabezada por el hoy gobernador Miguel Ángel Riquelme. Zermeño se dio el tiempo de aclarar que esos más de 700 millones invertidos fueron durante toda la administración,  y no durante el último año de gestión priista, el 2017.

Ojalá y el alcalde mostrara el mismo afán en todos los asuntos públicos y en la resolución de las problemáticas que diariamente enfrentan los torreonenses, y se involucrara en la búsqueda de soluciones con la misma rapidez que sale a confrontar a organismos ciudadanos y a defender a sus funcionarios. Porque lo dicho, la luna de miel ya se acabó y es hora de remangarse la camisa y ponerse a trabajar, porque muy seguramente no tendrá ninguna otra oportunidad dentro del servicio público luego de la enorme decepción que ha sido al frente del municipio más importante del estado, pero tiene por lo menos la oportunidad de irse de manera decente, aunque por lo visto hasta hoy, serán largos y tediosos los años que le restan de gobierno.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu