Torreon, Coah.
Edición:
26-Feb-2024
Año
21
Número:
895
Inicio » EDICIÓN 836 » Emerge la podredumbre: se va Aispuro dejando a Durango en bancarrota

Emerge la podredumbre: se va Aispuro dejando a Durango en bancarrota

|
Por:
Redacción
|
18-09-2022
|
Edición:
|
Compartir:

Gómez Palacio, Durango.– Finalmente, se confirmó la versión que se venía manejando desde hace semanas en los pasillos de la política duranguense: la situación financiera del estado era complicada, por decir lo menos, pero nadie se esperaba el tamaño del problema que se le venía encima a la nueva administración que ahora encabeza Esteban Villegas, pues la entidad hasta hace unos días gobernada por José Rosas Aispuro Torres se encuentra en bancarrota, con una deuda superior a los 19 mil millones de pesos.

El tamaño de la deuda es tal, que ni vendiendo todos los activos con que cuenta el gobierno duranguense alcanza para cubrir los adeudos pendientes, de acuerdo con la información presentada por Marcela Andrade Martínez, coordinadora general del proceso de entrega recepción.

En conferencia de prensa, Andrade Martínez dijo que Durango es la única entidad de todo el país que se encuentra en una situación similar, pues la fragilidad financiera que enfrenta sitúa al estado en el sistema de alerta de la Secretaría de Hacienda, y en calidad de default, es decir, incumplimiento de pagos a créditos contratados: “no estamos pagando los créditos”, dijo la coordinadora.

De acuerdo con las cifras presentadas, de los 19 mil millones de pesos de deuda que acarrea el estado, cerca de 10 mil millones de pesos (9 mil 853 millones para ser exactos), son de deuda a largo plazo, mientras que los 10 mil millones de pesos restantes son de deuda a corto plazo. De esta última cifra, mil 300 millones de pesos corresponden a deudas con bancos, y el resto son adeudos con los municipios en forma de participaciones, proveedores y deudores institucionales diversos.

Y es que según la información proporcionada por Andrade Martínez, el gobierno que encabezó José Rosas Aispuro Torres privilegio el pago de la nómina, haciendo de lado el cumplimiento de pagos como créditos bancarios, participaciones de los municipios (a los que prácticamente a todos les deben), así como proveedores contratados para prestar servicios diversos. “Todos ellos representan deuda de corto plazo, lo que quiere decir que están a la puerta tocando para que les pague”, añadió.

LA CASA YA SE ESTABA CAYENDO, AFIRMA ROSARIO CASTRO

La hasta hace unos días coordinadora del gabinete del ex gobernador José Rosas Aispuro Torres, la ex alcaldesa de Lerdo Rosario Castro Lozano, afirmó que hace seis años que recibieron “la casa”, haciendo uso de la misma alegoría que utilizo Marcela Andrade Martínez, ya “se estaba cayendo”, pues desde el 2016 en que se convirtieron en gobierno recibieron un estado en quiebra con una deuda superior a los 14 mil millones de pesos.

La panista añadió que recibieron un pasivo enorme por parte de la administración de Jorge Herrera Caldera, con un fondo de pensiones en quiebra y con un hueco de 2 mil 300 millones de pesos, que tuvo que ser rescatado por el gobierno del estado. Asimismo, dijo que con el paso de los meses fueron encontrando deuda no registrada en diversas dependencias estatales, entre ellas la secretaría de Salud, con un pasivo de 400 millones de pesos, y se realizo el pago de más de 339 millones de pesos por concepto de liquidaciones a personal que laboró en el gobierno del estado.

Según la ex funcionaria, la deuda total que recibieron fue de 18 mil 700 millones de pesos, por lo que se tuvo que recurrir al endeudamiento para hacer frente a los compromisos que se tenían con trabajadores, proveedores y municipios, aunque al final de la administración de Rosas Aispuro fue, como ya es de conocimiento público, prácticamente imposible cumplir con los compromisos contraídos. De hecho, dijo que la deuda estatal asciende actualmente a los 27 mil millones de pesos, sin duda una muy pesada losa con la que tendrá que cargar el gobernador Esteban Villegas durante su gobierno que apenas empieza.

De hecho, en los pasillos políticos duranguenses se maneja que este tema distanció al actual mandatario y al ex gobernador Rosas Aispuro, pues cuando el actual gobernante duranguense supo que no solo las arcas estatales estaban completamente vacías sino que la deuda estatal era colosal, le recriminó al güero no haberle dejado ni para la nómina, a lo que el ex gobernador hizo, fiel a su estilo, oídos sordos. Por lo pronto, las denuncias ya empezaron a interponerse, como la que hizo la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), por el presunto desvío de recursos por el orden de los 120 millones de pesos que dejó de recibir la máxima casa de estudios duranguense, y que, muy seguramente, no será la única que deban enfrentar el ex gobernador y sus colaboradores más cercanos por desaseo con el que manejaron las finanzas estatales. Al tiempo.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu