Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » EDICIÓN 904 » La Laguna en foco rojo por la radiación ultravioleta; puede generar daños graves a la salud

La Laguna en foco rojo por la radiación ultravioleta; puede generar daños graves a la salud

|
Por:
Redacción
|
12-05-2024
|
Edición:
|
Compartir:

La semana que recién concluye la región lagunera padeció nuevamente del calor sofocante de hasta 40º centígrados, producto de la primera de cinco olas de calor que se esperan se presenten durante la actual temporada de calor. La entrada de un nuevo sistema frontal amainó los efectos de las altas temperaturas durante el fin de semana, pero nos esperan días con temperaturas extremas en los próximos meses.

Y si bien el calor en sí mismo ya es un factor de riesgo para la salud, debido a que un golpe de calor generado por las altas temperaturas puede poner en grave riesgo la integridad física de una persona, hay otro aspecto que está prendiendo los focos rojos de las autoridades sanitarias y para lo cual no se toman las medidas de prevención necesario: la radiación ultravioleta (UV), que en nuestra región a diario llega a ser extremadamente alta, de acuerdo con el Iberomáforo, un instrumento de la Universidad Iberoamericana que permite conocer en tiempo real el nivel de radiación UV.

La radiación ultravioleta (UV) es una forma de radiación que es emitida por el sol y fuentes artificiales, como las camas bronceadoras. Aunque ofrece algunos beneficios a las personas, como la producción de vitamina D, también puede causar riesgos para la salud.  

Entre los principales riesgos por la sobreexposición están las quemaduras solares, que son un signo de sobrexposición por un corto periodo a la radiación UV, mientras que el envejecimiento prematuro y el cáncer de piel son los efectos secundarios de la exposición prolongada a la radiación UV. La exposición a la radiación UV aumenta el riesgo de presentar enfermedades que podrían causar ceguera si no se usa protección para los ojos.

Por su puesto, la exposición prolongada al solo puede llegar a generar cáncer de piel. Los dos tipos de cáncer de piel más comunes son el cáncer de células basales y el cáncer de células escamosas. Por lo general, se forman en la cabeza, la cara, el cuello, las manos y los brazos porque estas son las partes del cuerpo que más se exponen a la radiación UV. La mayoría de los casos de melanoma, el tipo de cáncer de piel más mortal, son causados por exposición a la radiación UV.

La radiación UV puede producir efectos dañinos en cualquier persona, pero los riesgos aumentan para las personas que pasan mucho tiempo al sol o han tenido quemaduras de sol; tienen la piel, el cabello y los ojos claros; toman ciertos medicamentos orales y tópicos, como antibióticos; píldoras anticonceptivas y productos que contienen peróxido de benzoílo; de igual manera, algunos cosméticos podrían aumentar la sensibilidad de la piel y los ojos a la radiación UV en todos los tipos de piel; tienen un familiar con cáncer de piel; tienen más de 50 años.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cánceres de piel están causados principalmente por la exposición a la radiación ultravioleta, ya sea del sol o de fuentes artificiales como las camas de bronceado. Nada más durante el 2020, se diagnosticaron en el mundo más de 1,5 millones de casos de cáncer de piel y se registraron más de 120 000 defunciones asociadas por esta causa. Además, se calcula que en el mundo hay 15 millones de personas que se han quedado ciegas debido a las cataratas y que el 10% de estos casos puede deberse a la exposición a la radiación ultravioleta.

Los efectos crónicos de la exposición en la piel y los labios pueden ser melanoma cutáneo: un tumor maligno y potencialmente mortal; carcinoma epidermoide (o de células escamosas): un tumor maligno que, por lo general, se propaga menos que el melanoma y suele ser menos letal; carcinoma basocelular: un cáncer de piel de crecimiento lento que aparece sobre todo en las personas mayores; y envejecimiento prematuro de la piel: pérdida de elasticidad de la piel a una edad temprana, con disminución de la cicatrización de las heridas.

La exposición excesiva a la radiación ultravioleta causó en 2020 alrededor de 1,2 millones de nuevos casos de cáncer de piel distinto del melanoma (carcinomas epidermoide y basocelular) y 325 000 casos de melanoma cutáneo, así como 64 000 y 57 000 defunciones prematuras por cáncer de piel distinto del melanoma y por melanoma cutáneo, respectivamente.

Para evitar los daños generados por la sobreexposición a los rayos UV es necesario tomar medidas de prevención como lo son: limitar el tiempo de exposición al sol del mediodía; buscar la sombra; ponerse ropa protectora; usar un sombrero de ala ancha para protegerse los ojos, la cara, las orejas y el cuello; utilizar gafas de sol envolventes que garanticen una protección del 99% al 100% contra los rayos ultravioleta A y B; aplicarse un protector solar de amplio espectro en las zonas de la piel que no se puedan cubrir con la ropa. No obstante, la mejor forma de protegerse del sol no es aplicar estos protectores, sino es mantenerse en la sombra y llevar ropa. No se deben emplear protectores solares para prolongar el tiempo de exposición al sol.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu