Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » MI VIEJO / 833

MI VIEJO / 833


|
Por:
Daniela Carlos Ordaz
|
26-08-2022
|
Edición:
|
Compartir:

 “Es un buen tipo mi viejo
Que anda solo y esperando
Tiene la tristeza larga
De tanto venir andando...”

“...Recuerdo con amor aquellos años, en los que corría sonriendo a sus brazos. El olor a trabajo del campo, su barba que picaba al hacerme cosquillas mientras me abrazaba. Eso y tantas cosas más recuerdo de mi abuelo. Lo que diera por volver a pasar un solo día a su lado...”

En México, existe un gran porcentaje de adultos mayores, más de 15 millones para ser exactos. De todos estos adultos, mayores de 60 años, solamente un pequeño porcentaje vive en condiciones dignas.

Como seres humanos, tendemos a olvidarnos de aquellas personas, que en su momento nos brindaron cariño y protección, más aún, con las situaciones que vivimos en el día a día, que refuerzan estos patrones de conductas disruptivas, que nos han llevado como sociedad, a abusar del más débil y de segregar a quien consideramos no nos es útil.

¿Cuántos adultos mayores vemos por las calles pidiendo ayuda?, ¿Cuántos ancianos, viven en condiciones deplorables? Ya sea, por abandono de sus hijos, o porque se quedaron solos.

Cuando escucho, que los programas sociales, ayudan a los adultos mayores, me pregunto, entonces ¿por qué tantos ancianos en las calles, durmiendo en bancas o en el mismo suelo? Y en cambio, veo a otros, que viven cómodamente y cuentan con este apoyo. Habría que hacer, un verdadero análisis de la manera en que se protege a los más vulnerables, como son los niños y los ancianos. Y que, en verdad, aquellos que más lo necesitan, sean quienes se vean beneficiados.

Y ni qué decir, del trasfondo de esta situación, que muestra un panorama terrible, del futuro de los ancianos. Hijos que son capaces de dejar a sus padres en la calle, con tal de quedarse con la tan anhelada herencia, que aún vivos los padres se pelean por ella. Padres que dieron todo por sus hijos, y estos los dejan a su suerte cuando a ellos les favorece.

No son muebles viejos que se tiran al ser inservibles, son nuestro tesoro, de donde venimos, y de quienes obtuvimos cosas importantes como saberes, normas, conocimientos, valores y demás, hasta cosas menos importantes como las materiales.

Cuando escucho la letra de la canción “Mi viejo”, a mí se me vienen un montón de recuerdos, y los ojos se me llenan de lágrimas. Quién no ha dicho alguna vez: “Tuve los mejores abuelos”.

Con y a pesar, de la manera en la que nuestros padres o abuelos se hayan comportado, o nos hayan criado, fueron quienes nos dieron la vida, lo menos que podemos hacer es brindarles un poco, de lo mucho que nos dieron.

El domingo 28 de agosto, se celebró el día de los abuelos, es un buen momento para reflexionar qué tanto hemos sido agradecidos con ellos, además de no pasar la fecha desapercibida y compartir con ellos, lo más valioso que tienen... SU TIEMPO.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu