Torreon, Coah.
Edición:
26-Feb-2024
Año
21
Número:
895
Inicio » COLUMNAS » NARCOTERROR / 832

NARCOTERROR / 832


|
Por:
Sin Censura
|
20-08-2022
|
Edición:
|
Compartir:

POR: MIGUEL ANGEL SAUCEDO L.

Una de las múltiples estrategias que desarrolla Estados Unidos para su defensa consiste en declarar como organizaciones terroristas a los grupos que, según los gringos, representen un peligro para su seguridad como nación. Lo han usado para su defensa, pero también para agredir a otros países. Esto es así porque, una vez declarado un grupo como terrorista, el gobierno americano buscará la manera de debilitar, capturar o eliminar a dicho grupo percibido como amenaza. Para ello cuenta con sus brazos armados como la FBI, la DEA y una gran cantidad de organismo similares que no vacilarán en violar soberanías con tal de lograr su cometido. La declaratoria de organización terrorista es, en los hechos, la orden de hacer lo que cada agencia considere necesario para cumplir con el descabezamiento de ese tipo de grupos.

Así se justificó el asesinato de Bin Laden en Pakistán sin siquiera avisar a las autoridades de ese país, mucho menos buscar su anuencia o su eventual colaboración. Es, en los hechos, una medida que permite tratar a cualquier nación como si fuera el patrio trasero de los norteamericanos. Y, por supuesto, no se trata de negar que quienes asesinan al azar, o descuartizan enemigos para luego exhibir sus restos en lugares públicos no generen terror, por supuesto que aterrorizan y generan pánico en la población, tal como sucedió con las recientes balaceras en varios estados en las que incluso se atacó indiscriminadamente a quienes se atravesaron al paso de estos sicarios.

Igualmente podemos recordar el atentado con granadas en la plaza de armas de Morelia en 2008, en plenos festejos patrios, la matanza también indiscriminada que se hizo en Allende, Coahuila en 2011 y, en fin, son numerosas las muestras de que los grupos de criminales dedicados a los narconegocios usan tácticas de terrorismo. En la Comarca Lagunera lo vivimos cuando se volvió cotidiana la aparición de cuerpos colgando de los puentes peatonales, o de restos humanos encajuelados en algún vehículo. Todo ello por supuesto que generó un clima de terror bajo el cual aprendimos a vivir.

Ya en la administración de Trump se había contemplado la posibilidad de declarar cómo terroristas a las diferentes bandas criminales, sobre todo partir del ataque a miembros de la comunidad LeBaron en 2019-En ese entonces, como en todas las ocasiones anteriores, el gobierno mexicano se opuso porque a partir del momento en que se hiciese esa declaratoria, al gobierno mexicano se le haría a un lado y las agencias norteamericanas operarían discrecionalmente, aún más de como lo han hecho hasta ahora. Por eso es importante que, a pesar del terrorismo que generan las bandas criminales en nuestro país, no sean declaradas como terroristas por el gobierno norteamericano ya que eso impediría ejercitar los escasos controles que su Congreso tiene sobre sus agencias de seguridad.

Sin embargo, esa amenaza seguirá pendiendo sobre nuestro país mientras no tengamos una política de combate al crimen organizado que vaya más allá de la de “abrazos, no balazos”, algo que se antoja muy difícil porque nuestro presidente tiene otros datos que le permiten afirmar que “vamos bien”, que política está funcionando.

Mientras tanto, según los datos de Rosa Icela Rodríguez, Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, nada más en mayo del año pasado hubo dos mil 963 asesinatos, mientras que para este año, en el mes de mayo se contabilizaron 2883 asesinatos. Es cierto que en Coahuila estamos menos mal de como estábamos en la administración anterior, pero aún ahora seguimos padeciendo los efectos de un terrorismo que no nos conviene que los gringos consideren como tal.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu