Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » COLUMNAS » ¿SERÁ VERDAD? / 831

¿SERÁ VERDAD? / 831


|
Por:
La Comadre
|
08-07-2022
|
Edición:
|
Compartir:

POR: LA COMADRE

Bien dicen que “más ayuda el que no estorba” y, políticamente, no podría aplicarse más oportunamente -dicho refrán- que, al dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, “Alito” Moreno, quien se ha convertido en un verdadero lastre.

Si la alianza “Va por México” resultó un éxito en las elecciones legislativas de 2021, pues les permitió en conjunto arrebatarle a Morena y a sus aliados la posibilidad de llevar a cabo reformas constitucionales por sí mismos. Pero en las pasadas elecciones locales la historia fue muy distinta, con apabullantes derrotas en cuatro de las seis gubernaturas en disputa y como si de un presagio se tratara de cara a las elecciones de gobernador del próximo año -en Coahuila y Estado de México- y la presidencial en 2024.

Quizás para el PRD no hay mucho qué pensar, pues dejar al PRI y cambiar de estrategia podría significarles perder el registro nacional. Pero para el PAN, la situación es muy diferente, pues son quienes aportan el capital político a esa alianza y bien podrían considerar ir solos o, incluso, coquetearle a una opción un tanto más anaranjado. Sea cual sea el caso, con ese amigo, para qué quieren enemigos.

Por cierto, quien se frota las manos y se ve a sí mismo como el relevo del PRI, es nada más y nada menos, que el actual coordinador de los tricolores en San Lázaro, Rubén Moreira.

“Alito” Moreno renuncia -o lo renuncien-, a quien le tocaría ascender en el cargo, es en la actual Secretaria General priista, Carolina Viggiano.

Así es que en la jugada sería ofrecer un generoso cambio de cargos, la presidencia el partido para Rubén Moreira, por la coordinación de los diputados federales para “Alito” Moreno, así como dicen en la mafia siciliana “tutti contenti”.

Después de perder dos a uno contra Morena en la elección por la gubernatura de Hidalgo, también recibió regalo de su cumpleaños, la diputada Carolina Viggiano recuperó su curul y sus respectivas “dietas”, o sus muy buenos salarios, de todavía casi dos años que le quedan en San Lázaro, a partir del 15 de julio la legisladora volverá a la nómina, perdón, al trabajo legislativo.

La noche del 2 de julio de 2000, con los datos preliminares del Instituto Federal Electoral (IFE), Cuauhtémoc Cárdenas mostró una larga sonrisa. El hombre había perdido por tercera ocasión las elecciones a la Presidencia de la República y, sin embargo, no cabía de felicidad. La victoria de Vicente Fox, el candidato del PAN, logró sacar al PRI del poder que ostentó, a cualquier precio, por 70 años. De ahí el estado de ánimo del ingeniero Cárdenas.

En 2012, Enrique Peña Nieto formalizó el retorno de un “nuevo PRI”, pero lo que vemos hoy en día es radicalmente distinto. Inmerso en una alianza opositora que suelta torpes discursos, el PRI se aferra entre una revoltura de colores y posturas que difícilmente generará una plataforma atendible para el elector.

Los recientes “affaires” de “Alito” Moreno preceden su fama y aparentemente cavan la tumba del nonagenario Partido Revolucionario Institucional. Resulta imposible esperar menos de un personaje público de esa calaña, que saca el cobre cada vez que abre la boca.

Más de 20.1k de visualizaciones lleva el video difundido, en Twitter, por la mismísima gobernadora de Campeche, Layda Sansores, sobre el cateo a la casa de “Alito” Moreno por las carpetas de investigación que están abiertas por enriquecimiento ilícito, entre otros cargos, las imágenes rodaban: cuatro policías ministeriales ante una enorme barda de piedra frente a la puerta de acceso. Uno de ellos toca y grita: “¡Policía Ministerial! ¡Orden de cateo!”.

Nadie responde.

Nadie acude. Ariete en mano, el policía ministerial golpea la puerta inicial a la altura de la cerradura. En la séptima sacudida, la puerta cede. Dos de los ministeriales ingresan. Detrás de ellos, el fiscal del estado, Renato Sales Heredia, y alrededor de una treintena de ministeriales más.

“La FGE realizó una diligencia de cateo a la residencia de Alejandro Moreno Cárdenas, previamente autorizada por un juez, la que se desahogó en todo momento en presencia del abogado defensor, respetando el debido proceso del indiciado”, escribió la gobernadora de Campeche.

La diligencia, diría Renato Sales, “tiene por finalidad revisar el material con que se construyó la edificación y qué cuadros, obras de arte se encuentran al interior… Estuvo el abogado de esta persona asistiendo como testigo”.

¿Qué encontraron? Probablemente nada extraordinario. Según declararon vecinos de la zona a periodistas en el lugar, hace algunos meses llegaron varios camiones que se llevaron todo lo que se encontraba en el interior de la casa.

El dirigente del PRI, acompañado por Rubén Moreira y miembros del CEN, no tardó en responder. Convocó a conferencia de prensa para declararse “perseguido político”.

Indignado, apuntó: “Sí tenían una orden de cateo. Ahí estaban los abogados esperándolos. Los esperaron, los recibieron, porque como saben, aquí todo se sabe, y sabíamos que iban a querer montar un show mediático. Se les recibió. Entraron a otro predio que no es ese predio y con un show agarraron un ariete y tumbaron la puerta. Y de veras que tienen que ver lo que declaró el fiscal: que estaban viendo de qué material se construyó la casa. ¡Háganme favor! Es una broma”.

Lo que están haciendo, sostuvo Alito, “es una telenovela para calumniar”. Anunció entonces que viajará a Estados Unidos y a Europa para denunciar la “campaña de persecución y de odio” que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador alienta en su contra: “Vamos a denunciar al Presidente ante la ONU, la OEA, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y ante la Comunidad Europea. Vamos a denunciar lo que está ocurriendo”, advirtió.

Tal fue la escena, una más de las muchas, muchísimas escenas que llevamos ya de esta telenovela, además, la petición de renuncia de expresidentes del PRI, exigencia de retiro por exgobernadores, desaire de diputados de Morena y aliados a sus convocatorias como presidente de la Comisión de Gobernación, carpetas de investigación a nivel local y federal por distintos delitos, más los consabidos audios que revela semana con semana la gobernadora de Campeche. Y por lo que se ve -desde donde se le mire-, aún hay para continuar un buen rato en esta patética saga.

Lo cierto es que, “Alito” Moreno está en aprietos y en el extranjero. Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador calificara como “indigno” el cateo realizado por la Fiscalía de Campeche en la propiedad del líder nacional del tricolor, la gobernadora Layda Sansores rechazó que haya habido intenciones de humillar al líder nacional del PRI, quien, dijo, Alejandro Moreno sí lo hizo con la ciudadanía. “Es insultante… ha sido bien humillante en un pueblo donde a veces sobrevivimos o sobre morimos, que nos consta a quienes estuvimos aquí en la resistencia, él se da el lujo de construirse, en la cara de todos, como una bofetada, una mansión de magnate que no la tienen ni siquiera los jeques árabes”. Hoy “Alito” Moreno es un cadáver ambulante y su agonía lastra y frustra a la Alianza. ¿Quién gana?

La diputada priista mexiquense Ana Lilia Herrera decidida a imponer un principio de orden en el tema las coaliciones. Presentó la iniciativa de Ley de Gobierno de Coalición para darles certeza a los ciudadanos de por qué alianza votarán, cuál es la agenda, sus objetivos específicos, la asignación de cargos, bajo la premisa, que los ciudadanos no se enfrenten a un montón de siglas, sino a una oferta concreta de gobierno.

Consciente de los restos que traen los nuevos tiempos electorales y para dejar atrás los gobiernos de cuotas y cuates, Sin duda, una Ley que de ser aprobada dará certeza principalmente a la sociedad; por ejemplo, uno de los puntos que considera la propuesta de Ley es que las designaciones de las secretarías de Estado deberán ser aprobadas y ratificadas por el Senado; y los titulares de los órganos de gobierno deberán contar con experiencia probada de cuando menos 5 años. ¿Será?

Cuando los que definan la forma en que competirán los partidos en las próximas elecciones, las del 2023 en Estado de México y Coahuila, y las del 2024 en nueve estados y la presidencial. Deben ser muy cuidadosos y no suponer cosas por el electorado.

Lo primero es que cada elección es diferente a la anterior y a cualquier otra que haya existido y si bien es cierto que se toman modelos y se trabaja sobre acciones probadas, es fundamental entender al electorado y lo que está pensando en cada momento.

Morena no es lo mismo con Andrés Manuel López Obrador en la boleta que sin él, como presidente que como candidato, y cada día es más complicado dejarle todo el peso a quien es el hombre-partido en el actual gobierno de la República.

El PAN aliado con el PRI y el PRD no son lo mismo en un estado que en otro o que en todo México, pensar de manera simple, puede tener complicaciones y los resultados difícilmente será lo que se podría esperar.

Los electores van a la urna y emiten su voto movidos por el sentimiento, por las emociones y por las ilusiones que pueda generar un candidato y no por un eficiente funcionario del pasado o del presente. Los electores están esperando ser tomados en cuenta, están buscando cercanía, quizá un poco de cariño y sobre todo empatía.

Se debe entender que el actual votante y los ciudadanos en general no sólo están buscando su propio beneficio, al votar muchas veces están pensando en revancha. A veces votar es votar en contra y no a favor.

Es indispensable tener un buen diagnóstico y elementos suficientes para definir la estrategia que enfrente el momento en que se está. Considerar que la realidad cambia continuamente pero que estamos en el instante el más importante.

El trabajo debe ser preciso y sustentar con mucho de investigación y análisis, no se debe dar inicio con el arranque de las campañas. Se requiere de estudios antropológicos de corte social, grupos focales, sesiones de grupo, entrevistas persona a persona y semióticos, todo con la intención de conocer perfectamente lo que los votantes ven, sienten y creen.

Estamos en un momento crucial, hay que tener claridad acerca de los sentimientos que determinan el sentido del voto. Esos sentimientos ofrecen elementos suficientes para saber hacia dónde se mueve el electorado.

En el ámbito de nuestra competencia es fundamental saber que estamos inmersos en la hoguera de las pasiones y por lo mismo de las vanidades. Dependemos de lo que se sienta fuera de nuestro ámbito para generar ánimo de triunfo haciendo que la sociedad se mueva.

La fila de autos parados en la carretera Monterrey-Ciudad Victoria era kilométrica. El bloqueo fue parte de las protestas de integrantes del grupo conocido como “Columna Armada General Pedro José Méndez” que arrancó como grupo de autodefensa en los municipios tamaulipecos de Hidalgo, Villagrán y Maneiro para dar al paso y establecerse como otro grupo de la delincuencia organizada vinculada al Cartel del Golfo.

La Columna Armada surgió para contener las incursiones de los Zetas en esas localidades. Desde el principio llamó la atención su poder de fuego y destreza, por lo que comenzaron las versiones de que sicarios del Cartel del Golfo daban capacitación a las autodefensas.

Cuando un grupo de civiles toma las armas y sustituye en los hechos a las autoridades legítimamente constituidas, se transforman en el poder real en la localidad. Sobra decir que actuaban con la complacencia de las autoridades.

En el contexto de cambio de lealtades después de los comicios, las autoridades detuvieron a uno de los líderes del grupo, Octavio Leal, y eso desató la furia de sus seguidores que se hacen fuertes en el municipio de Hidalgo, bastión de la Columna Armada.

En Torreón, las fotos indiscretas en Facebook, exhibieron al Jefe de Plazas y Mercados, Luis Bretado, disfrutando -en pleno día martes- de unas paradisiacas vacaciones en el famoso puerto de Mazatlán, Sinaloa. Es cierto, que los empleados de confianza y sindicalizados del Ayuntamiento de Torreón, tiene derecho a los periodos vacacionales establecidos por ley.

Sin embargo, cuando el dinero es lo que sobra, es muy fácil equivocarse y tomar decisiones como lo hizo el Jefe de Plazas y Mercados, ausentarse de sus responsabilidades en días labores… ¡No se aguantó, ni se esperó a la entrega de la ayuda escolar!

Nos leemos en la próxima… ¡no olvides compartirla!

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu