Torreon, Coah.
Edición:
10-Jun-2024
Año
21
Número:
908
Inicio » COLUMNAS » VIEJA ESCUELA / 825

VIEJA ESCUELA / 825


|
Por:
Samuel Cepeda Tovar
|
27-05-2022
|
Edición:

|
Compartir:

POR: SAMUEL CEPEDA TOVAR

http://enfoqueanalitiicosct.blogspot.com

Cada seis años cambiamos de estrategia educativa, como si la educación tuviese que refundarse y no ser una constante en evolución; cada gobierno imprime su particular visión de mejora al sistema educativo, y el actual sexenio ha denominado su estrategia la Nueva Escuela Mexicana (NEM), misma que me parece pertinente analizar de manera sucinta para dejar en claro si se trata de un avance o un retroceso de manera objetiva. La nueva escuela mexicana basa su estrategia en ocho principios básicos: Fomento a la identidad de México; Responsabilidad ciudadana; Honestidad como comportamiento fundamental para el cumplimiento de la responsabilidad social; Participación en la transformación de la sociedad; Respeto por la dignidad humana; y, Promoción de la interculturalidad. Hasta aquí podemos encontrar valores cívicos que desde luego son necesarios en una sociedad desvirtuada cívicamente hablando; sin embargo, como podemos ver, se trata del desprendimiento del discurso presidencial de ser buenos ciudadanos, no obstante, cuando escarbamos dentro de los detalles de la estrategia educativa es cuando los cuestionamientos comienzan a aparecer. El primer gran detalle son los ciclos escolares de dos años; lo cual es sumamente alarmante y un claro retroceso educativo; es más, para cuando esté terminando esta columna, nuevos conocimientos en todas las disciplinas habrán surgido como para pensar en actualizarnos por bienio y los ciclos anuales están pensados en la profundidad de conocimientos que no me parece apropiado alargarlos; la combinación de grados no parece pertinente cuando estamos regresando de una educación en casa y muchos maestros se niegan a volver a trabajar. Otro detalle que en lo personal me aterra es que al parecer no habrá evaluaciones ni de maestros ni de alumnos; y si esto es así, ¿cómo podemos saber si está cumpliendo con los objetivos de enseñanza-aprendizaje? ¿Cómo medir la calidad? ¿Cómo detectar nuestras debilidades y fortalezas? Si quieres mejorar, hay que medirlo, decía atinadamente Peter Eigen, y las evaluaciones constantes nos permiten la mejora continua; por ello es sumamente preocupante que no se hable nada de evaluaciones. A esto le sumamos que los 8 principios básicos no mencionan para nada la ciencia; y es que es cierto que necesitamos ciudadanos futuros políticos con valores, pero la ciencia es la que trae consigo el desarrollo de las naciones y se nota un serio desdén por el pensamiento científico en nuestras escuelas; y para muestra la falta de evaluaciones dejan ver que no hay intenciones de aplicar el método científico ni dentro ni fuera de la escuela. Estamos frente a una estrategia educativa regresiva, mal planeada y dedicada a repartir becas y más becas indiscriminadamente cuando las escuelas siguen carentes de muchos servicios y el impulso a una educación científica a la par de la formación de auténticos ciudadanos. No se trata de una nueva escuela, se trata de la misma vieja escuela, pero ahora pintada con otro color que desea encontrar el hilo negro en materia educativa como todos los demás lo han intentado.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu