Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » COLUMNAS » FORMANDO MENTES CRIMINALES / 825

FORMANDO MENTES CRIMINALES / 825


|
Por:
Sin Censura
|
27-05-2022
|
Edición:

|
Compartir:

POR: ABEL ALCALÁ H.

En la historia de la humanidad siempre ha habido actos criminales  horribles del hombre en contra de sus semejantes de todas las edades y  actos terribles sobre otros vivientes y es a través de las diversas ciencias que  las personas  buscan conocer las causas que las expliquen y desarrollar métodos preventivos para evitar que se repitan  esas atrocidades.

Y el punto de coincidencia de la mayoría de los pueblos es que la respuesta para evitar  esos holocaustos individuales y masivos de personas y pueblos enteros está en la educación de los infantes hasta la mayoría de edad.

Es importante destacar la importancia no solo del derecho a la educación sino también de la obligación de la educación de toda la comunidad para educarlos a  vivir en paz consigo mismo, la familia, la sociedad y su entorno.

Por esta razón la educación debe estar tutelada por la propia familia, la comunidad y    subsidiariamente por el poder político, con esta medida  se evita la manipulación mental de los infantes, jóvenes y estudiantes para propósitos no dignos con intereses facciosos y denigrantes de los gobernantes.

Lo anterior mencionado sobre la educación que es obvio o evidente no le embona al actual presidente de la república mexicana e invierte el proceso de la “educación”; primero coloca al gobierno, luego a la comunidad y finalmente a la familia. Lo hace con la intención de deformar las mentes de los educando e imponer su ideología,  su visión reductora de ser humano y  para someterlo a los dictados de los grandes capitales plutocráticos y oligárquicos del mundo globalizado.

La educación es exclusiva para el ser humano; ya que a las maquinas se les programa, a los animales se les adiestra y a las plantas se les cultiva, tratar al hombre como máquina, animal o planta muestra la más perversa intención de manipuleo  con la insana intención de frustrar su desarrollo,  perfeccionamiento y realización vocacional.

Un ser humano no educado o mal educado no será benéfico para sí mismo, su familia, comunidad y país, siempre será una carga social con problemas de salud, integración y solidaridad, lo anterior en perjuicio de todo (mal común).

La importancia de la educación radica en que los pedagogos, mentores y antropólogos son los capacitados para ayudar a desarrollar la naturaleza humana del educando que lleva en sí mismo aptitud y facultades espirituales y corporales, las que llevará a su perfeccionamiento con la ayuda de su familia y pedagogos.

Sabemos que el ser humano es imperfecto y precario, al  nacer no es capaz de valerse por sí mismo y requiere los cuidados de sus progenitores, familia e instituciones de salud y luego de los educadores para prepararlo a colaborar  por el bien común y propio.

Al distorsionar la labor educativa por parte de los gobernantes e imponerles su ideología están deformando al discente y por tanto desarrollando en él una mente antisocial.

La esencia de la educación es desarrollar hábitos buenos (virtudes)  y disminuir o evitar los hábitos malos (vicios) en cada uno de los alumnos, para que por sí mismo logren perfeccionar sus facultades intelectuales y volitivas que ordenarán y guiarán las  facultades inferiores que aplicaran en las ciencias teóricas y prácticas, en las técnicas y artes y en los oficios.

Las operaciones, inclinaciones y hábitos racionales de la  persona,  aun  siendo  de  por  sí  espirituales,  siempre  tienen  alguna  base  sensitiva (perceptiva, emocional), a través de la cual están enraizados en el cerebro. Por eso, sin un adecuado  funcionamiento cerebral,  las capacidades  espirituales de  la persona  no pueden ejercerse.

Desde  la  infancia,  el  cerebro  tiene  que  “hacerse”,  lo  que  depende  de  la experiencia de cada uno en interacción con el ambiente. El aprendizaje se basa en la formación de sinapsis y circuitos que quedan impresos en la memoria. Esto permite que las operaciones correspondientes sean fáciles, prontas, fluidas y agradables y, si se configuran como memoria procedimental, que sean ejercidas casi automáticamente con una menor intervención de la conciencia.

Este fenómeno puede verse también en la perspectiva neural. Los vicios, siendo  deformaciones  psicológicas,  cierran  posibilidades  al  cerebro,  especialmente cuando afectan a su parte sensitiva (intemperancia, adicciones, desórdenes sexuales, pereza  o  falta  de  hábitos  necesarios).  El  sujeto  con  vicios  arraigados  ya  no  puede aprender  tanto.  En el cerebro de la persona viciosa, además, faltan rutas  hechas, que más tarde  es  difícil  construir.

Las virtudes cognitivas y afectivas, raíces de una conducta personal floreciente, implican un empeño de la libertad personal. Dan una sinergia positiva –armoniosa– entre  las  cualidades  de  la  persona.  La  fidelidad  conyugal,  la  castidad,  la perseverancia, la serenidad, la laboriosidad, la cooperación, no se pueden obtener con  otros medios. Las virtudes implican, en definitiva, un potenciamiento del cerebro en su dimensión intencional y personal.

Atrofiar las mentes con ideologías y mentiras es predisponer a la persona a actos criminales que dañan la comunidad ahí están los millones de abortos, asesinatos de hombres y mujeres, tráfico de personas, millones de seres humanos  destruidos por sus adicciones. La conclusión es que el actual gobierno federal está formando mentes criminales. Lector usted dice la última palabra.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu