Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » COMENTARIOS AL RAS / 823

COMENTARIOS AL RAS / 823


|
Por:
Comentarios Al Ras
|
14-05-2022
|
Edición:

|
Compartir:

NO SON LOS CÁRCAMOS, NO SON LOS COLECTORES, ¡ES EL AGUA ESTÚPIDO!

Para justificaciones y pretextos, ya lo he dicho, Román –se enreda- perdón, Cepeda, es campeón.

A casi cuatro meses de iniciada su gestión frente al Municipio de Torreón, -se enreda- perdón, Cepeda, salió con la pendejada, de que era imposible anticipar el problema que se le venía encima, por la grave escasez del agua. O sea, si bien es cierto que para intervenir de inmediato, al siguiente día de haber tomado posesión al cargo, no tenía los instrumentos legales para comenzar a remediar la gran crisis de agua del Municipio, sí pudo, en los seis meses previos, tener un diagnóstico, información básica que pudo haber obtenido de expertos, exgerentes, o, en la misma Comisión Nacional del Agua, para iniciar trabajos urgentes, desde el primer día de su administración, ¡seis meses, seis!, pasaron antes de asumir el cargo!. La pregunta que salta a la vista, es ¿Qué hizo en esos seis meses? Ah, porque, tampoco se avocó a seleccionar y escoger a los y las hombres y mujeres que integraría a su gabinete. Tan no lo hizo, que, a casi más dos de meses y medio después, apenas logró hacer el último nombramiento. A dos meses y medio de haber tomado posesión, y todavía, le faltaban tres colaboradores.

Ahora, a casi cuatro meses de gobierno, apenas anunció acciones remediales para reparar cárcamos y tuberías, para después, anunciar, con bombo y platillo, que ya están reparando pozos y bombas para el abasto de agua, ¿saben cuánto se tarda una perforación de un pozo o de una profundización? Cuando menos, mes y medio o dos meses. Lo que significa, que los que no tenemos agua, vamos a seguir comprando garrafones o haciendo coperacha para contratar una pipa.

Por eso, la gente le dejó colgado el evento del Día de las Madres, con todo y Julión Álvarez, que no pudo llenar ni la mitad de la Plaza Mayor, porque el clamor fue, ¡queremos agua, no fiesta!

¿Cómo le hizo AMLO para, un día después de que fue declarado ganador de la Presidencia, comenzara a tomar acciones y decisiones, sin haber asumido formalmente el cargo? Igual que lo pudo haber hecho –se enreda- perdón, Cepeda, amenazando con sacar trapos sucios de la administración de (Peje)Zermeño ¡Y vaya que tenía por montones! AMLO, en ese lapso, detuvo la construcción del Aeropuerto de Texcoco, suspendió la inauguración de la panta cervecera, Constelation Brands, acabó con el Seguro Popular y las Estancias infantiles, entre muchas pendejadas más, pero tomó acciones.

Aún así, si hubiera tenido voluntad política y si fuera inteligente (difícil ambas cosas), hubiera convocado a los constructores y hecho promesas de contrataciones por invitación, directos o licitaciones restringidas, como casi todo lo que hizo Zermeño, para, una vez en el poder, hacer efectivos los contratos.

Un fracaso de gobierno el de Román –se enreda- perdón, Cepeda. Si se dan un pequeño espacio para revisar la agenda diaria del flamante presidentito, se darán cuenta, de que, sus actividades preponderantes, son: una firma de un convenio, la creación de un consejo, asistir a un saludo a la bandera en alguna escuela, una reunión de cabildo, una reunión con el consejo de vialidad, otra reunión con una delegación extranjera, en estos días (a partir del miércoles, Román –se enreda- perdón, Cepeda, tuvo días muy agitados, vean: Reunión de Seguridad, Información del alcalde y evento con los rotarios, con Brigadas de Salud, reunión con Protección Civil… ¿Dónde están los recorridos por las colonias que no tienen agua?

Claro que no es muy pendejo, sabe que a una brigada de trabajadores del SIMAS, la secuestraron los colonos del Poniente, y nos los dejaron ir, hasta que les mandaron varias pipas con agua. Sabe que si sale de su línea de confort, no solo le van a llover mentadas de madre, sino huevazos, tomatazos o pedradas, porque estos productos de primera necesidad, están muy caros.

Lo peor, es que los vehículos del SIMAS, traen una leyenda que dice: “Agua las 24 horas para todos”, esa fue la gran burla de campaña de –se enreda- perdón Cepeda. Los pobres trabajadores, son vistos hoy, como a los tránsitos de (Peje)Zermeño, y a los de –se enreda-, perdón, Cepeda, que no se quedan atrás.

Le agarraron el gusto al dinerito fácil, metiéndose a  los mermados bolsillos de la pobre gente, inventado infracciones.

Aquí hay un asunto muy delicado para quien toma las decisiones en el Estado: o toma cartas en el asunto y pone a trabajara al presidentito, o va buscando quién lo sustituya, una vez que termine el primer año de gobierno, de otra manera, Torreón, electoralmente, se va a perder, lujo que no se van a poder dar, dado lo complicado que pinta la próxima elección de Gobernador.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu