Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » ¿SERÁ VERDAD? / 822

¿SERÁ VERDAD? / 822


|
Por:
La Comadre
|
06-05-2022
|
Edición:

|
Compartir:

POR: LA COMADRE…

Estamos a menos de un mes de que se lleven a cabo las elecciones para renovar las seis gubernaturas. En Hidalgo, y la coalición “Va por México”, que tiene como candidata a Carolina Viggiano, se perfila para perder la plaza.

Con base en las encuestas más recientes, Hidalgo sería otro de los estados que arrebataría Morena al PRI, pero no lo haría sólo. Como se sabe, se construyó una alianza oculta de algunos personajes del PRI con alta capacidad de movilizar y hacer perder la abandera “Va por México”. Entre los que se encuentran el gobernador Omar Fayad, el exgobernador de Coahuila Humberto Moreira, y la profesora Elba Esther Gordillo.

A todos los une “una causa común”: su rechazo Alejandro Moreno, más conocido como “Alito”, dirigente nacional del PRI y sus más cercanos como el Presidente de la JUCOPO en San Lázaro, Rubén Moreira, y su esposa Carolina Viggiano.

El coahuilense Humberto Moreira es reconocido como uno de los últimos buenos operadores electorales del PRI y eso, es lo que está poniendo en práctica en Hidalgo. De muchos es sabido que tiene mala relación con su hermano Rubén Moreira, y hasta ahí quienes dicen que se odian “a muerte”, por varios episodios de traiciones.

Esa es la razón por la que decidió poner toda su “expertise” en manos del abanderado de Morena, Julio Menchaca, y sus aliados.

Si el PRI pierde Hidalgo y Oaxaca en las elecciones del 5 de junio, los únicos estados que gobernaría serían Coahuila y el Estado de México, y ambos van a las urnas el próximo año, por lo que en Hidalgo se juega también la gubernatura de Coahuila, en la que busca llevar mano Humberto Moreira.

Y en más de la candidata a la gubernatura de la coalición “Va por Hidalgo”, Carolina Viggiano, mejor conocida en la “farándula política” como María Expropiación Petronila Lascuráin Y Torquemada de Botija, conocida por su apodo “La Chimoltrufia”, en un video que subió a sus redes sociales, mando un mensaje al presidente López Obrador, y palabras más, palabras menos, le dijo algo así, a su estilo: "no nos hagamos tarugos, pos´ ya sabes que yo como digo una cosa digo otra, pues si es que es como todo, hay cosas que ni qué, ¿tengo o no tengo razón?".

Y es que ha sido insistente, en que el presidente López Obrador, le compre la idea que, con ella, sí se puede entender para resolver los problemas de Hidalgo; se compromete ampliar los programas sociales en beneficio de los adultos mayores y otros grupos vulnerables. Dicen en son de broma, que la respuesta de Palacio Nacional fue: ¿Puedo saber qué es lo que estás pretendiendo tratar de querer insinuar?

En ese sentido, es un hecho que Morena ganará cuatro de las seis gubernaturas en disputa, el caso de Durango aún sigue incierto, y suponiendo sin conceder, que ganara la coalición (PRI–PAN–PRD) “Va por Durango”, el presidente López Obrador gobernará 23 entidades federativas a finales del año.

Ante este escenario, el Presidente de la JUCOPO en San Lázaro, Rubén Moreira Valdés, hará todo lo humanamente necesario para asegurar amarrar la gubernatura de Coahuila. Nos comentan, que la estrategia es hacer ganar a Manolo Jiménez, para que –casi– automáticamente Rubén Moreira se convierta en el próximo dirigente nacional del PRI, ¿por qué y para qué?

Sólo de esa forma, el grupo de poder de Rubén Moreira y su esposa Carolina Viggiano, tendrían control del –casi extinto– PRI, y de las diputaciones federales y senadurías plurinominales, para transitar la sucesión presidencial del 2024, además, de apoderarse del financiamiento público que el INE otorga a los partidos políticos, que no es un asunto menor, este año, el PRI van a ejercer poco más de 770 millones de pesos, sin olvidar, que lo más importante es asegurar el “fuero” para no convertirse en perseguidos o hasta presos políticos, del régimen “obradorista”.

De lo que suceda el próximo 5 de junio en el estado de Durango, será un parteaguas en la percepción política de lo que seguirá para Coahuila. A propósito, los que andan sudando la “gota gorda” y –aferrándose a lo imposible– tratando de levantarle la campaña a Lety Herrera y Esteban Villegas en Gómez Palacio, son el “ave de mal agüero” Shamir Fernández, el matamorense Juan Carlos Ayup, la inconfundible “Lola la Trailera” Flor Estela Rentería, la diputada local Olivia Martínez y el regidor Omar Morales mejor conocido como “El Caballo”, la misión suicida consiste, en arropar los eventos de Lety con acarreados de Torreón y Matamoros; son alrededor de 250 personas las que llevan a todos los eventos para generar la percepción de efervescencia –ficticia– de la candidata. Es un secreto a voces que a Lety, no la quieren en las zonas rurales de Gómez Palacio, donde se concentra la mayor cantidad de votos.

De buena fuente, nos informaron que Esteban Villegas tiene perdida la elección en Gómez Palacio y Lerdo, lo que nos hace suponer que los candidatos a las alcaldías de la misma coalición “Va por Durango”, también lo estarían. ¿Será?

Del lado de Coahuila, el Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, será el candidato oficial del presidente López Obrador y del Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, por cierto, son primos hermanos. Se dice, que para ser candidato hay que aparentarlo, Ricardo Mejía Berdeja, ha convertido las “giras de agradecimiento” de la consulta de revocación de mandato por Coahuila, prácticamente, en mítines de proselitismo personal. El pasado fin de semana, se le vio por Acuña, Piedras Negras y Monclova; lo interesante, no es solo que él quiera placearse, sino que las visitas también son una respuesta a las invitaciones que está recibiendo, entre otros, de parte de empresarios y actores clave de aquellas regiones. ¿Será?

Sí, que Jorge Luis Morán Delgado, el extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Coahuila y exalcalde interino de Torreón, es el jefe de asesores de campaña de Ricardo Mejía Berdeja, comanda el ala de la “Burbuja” en su nueva faceta morenista.

Pero el que le sabe cómo opera la “Máquina 501” que lleva grabado el nombre de Ricardo Mejía Berdeja, es el lagunero Alejandro Froto García, no olvidemos que Alejandro Froto fue el poderoso Subsecretario de Administración en el Gobierno en Humberto Moreira Valdés, fue el coordinador de su campaña en Torreón, donde supo tejer fino para lograr el triunfo del Profe Humberto Moreira en Coahuila. En esa misma elección, los “Burbujos” perdieron la alcaldía con Lalo Olmos, veremos si la historia se vuelve a repetir.

Nos pasaron el chisme, que los que andan reagrupándose con el lagunero Alejandro Froto García, son los excolaboradores: Héctor Yassín, Arturo Rodríguez y Rodrigo Hernández, juntos son dinamita pura, no los pierdan de vista.

Por cierto, que, así como anda la inseguridad en el país, por favor, alguien le avise a Luis Fernando Salazar que ya le robaron la candidatura a la gubernatura de Coahuila, literalmente, se lo abrocharon por detrás, así como al regidor morenista Cristian Manuel López mejor conocido como “El Brassier”, mientras presumía en redes sociales ser delegado político de Morena en Quintana Roo. Y como dice el refrán: “el que se va a la villa pierde su silla”.

El que no se cansa de hacer el ridículo es el delegado federal en Coahuila, Reyes Flores Hurtado, más conocido en la farándula política como “Tun–Tun”, y es que el pasado fin semana, se subió a “El Tren del Meme” en un video, en el que grabo a lideresas gritándole “gobernador”. En realidad, lo que sucedió es que tenía mucho tiempo sin llevarles despensas a las doñas, y que le jugaron una broma para que volviera a visitarlas más seguido.

Que no hay café o restaurante que visiten los priistas, en donde no se hable del caso del diputado federal, Jericó Abramo Masso, ¿por qué es tan relevante la decisión política que adopte, pasando la elección del 5 de junio?

Si algo podemos adelantar, es que Jericó Abramo Masso no se irá a Morena, pero sí estará en la boleta del 2023, como candidato a gobernador por otro partido.

A propósito del video que Sergio Soto subió en redes sociales, tal como si fuese el emisario de Lalo Olmos, a manera de “súplica” le pide a Jericó que no abandone el partido, que se quede y participe en una consulta abierta a militantes y simpatizantes.

La reflexión que los priistas deberían cuestionarse es, ¿Dónde están los operadores políticos del gobernador Miguel Riquelme? ¿Quién está haciendo el trabajo de contención ante el revuelo que Morena y su candidato –casi– oficial están realizando? ¿Sí en verdad Manolo Jiménez ya visitó a los operadores locales resentidos de las regiones, o simplemente, se los deja encargados a los mismo de siempre? Nuestras fuentes, informan que buena parte de los operadores del gobernador Miguel Riquelme están dormidos en sus laureles, a ellos, solo les importa seguir gozando y disfrutando de la sagrada nómina, piensan que, como por arte de magia, alguien más llegará a hacerles el trabajo, y como dice la frase: “producción perdida, producción diferida”, ahí se las dejamos.

La semana pasada, Manolo Jiménez, visitó La Laguna, estuvo en Matamoros con “El Charro” en el arranque de la tarjeta, “La Poderosa de la Salud”, un programa –subsidio– para atención médica y cuadro básico de medicinas, con un universo de beneficiarios de 3 mil matamorenses.

Que, “El Charro” anunció el despido de 150 empleados municipal durante la primer quincena de mayo, básicamente, son compromisos adquiridos en campaña, que no han dado resultados en los primeros 101 días de su administración.

Por otro lado, el ingeniero Manolo Jiménez, padre de “Manolito”, realizó una “visita papal” a Matamoros, el tema, darles “bolita” a las agrupaciones, cuadros, liderazgos y uno que otro cartucho quemado, a quienes trae como moscas a su alrededor, porque piensan que les darán posiciones en el próximo sexenio, en caso de que su hijo sea gobernador.

El gobernador Miguel Riquelme necesita integrar gente con amplia experiencia, sobre todo, que le entiendan bien a las “viejas mañas” de la política; lo que se avecina, será una gran batalla política, a la que pocos están preparados.

Que en los pasillos de Palacio Rosa es cada vez más fuerte el rumor de que el profesor Samuel Rodríguez Martínez, por fin, dejará de pertenecer a la “fría” banca, se integrará en breve, actividades de organización en el PRI Coahuila, como dice el refrán: “más sabe el diablo por viejo, que por diablo”. Al parecer, una de las estrategias del priismo coahuilense, es echar mano de la experiencia de viejos cuadros, pues la operación política de los actuales quedo rebasada para levantar el desgastado “oficio” que Manolo Jiménez está realizando en todas las regiones con el programa “Mejora Coahuila”. Por cierto, Lalo Olmos, aún está pendiente el relevo en la dirigencia estatal del PRI, de Rigo Fuentes.

En Torreón, nos informan, que el director de Servicios Administrativos, Víctor Manuel Navarro Arratia, ahora les está pidiendo el 15% –por adelantado– para firmar la liberación de pagos de facturas de proveedores; Raúl Salinas de Gortari, hermano del expresidente de México, Carlos Salinas de Gortari, quien se desempeñó en la administración pública federal de México de 1975 a 1995, en instituciones como la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas, la Secretaría de Programación y Presupuesto, el Programa Nacional de Solidaridad y la Compañía Nacional de Subsistencias Populares. Fue el personaje que “institucionalizo” el famoso diezmo, la dadiva equivalente al 10% por la autorización de una obra o adquisición con presupuesto público, en aquellos años le apodaban “Mister Ten Per Cent”.

Ahora, Víctor Navarro, se le conoce como “Mister Fiftheen Per Cent”, como buen administrador, está actualizando el valor inflacionario a sus prebendas, “la casa nunca pierde”. Así que, si está pensando en vender o proveer algún servicio al Ayuntamiento de Torreón, contemple entre sus costos el “moche” correspondiente al 15% para el suertudo funcionario.

Otro funcionario, que no más no ha dado resultados a la ciudadanía, es el director de Servicios Públicos Municipales, Fernando Villarreal Cuéllar, más conocido como “El Alfiler”, hijo de José Luis “El Agujita” Villarreal. En general, la ciudad esta sucia, tiene mal aspecto, por doquier hay escombro, ramas tiradas, basura en cada esquina, la Plaza Mayor luce como un cuchitril y sus fuentes desprenden olor desagradable, ¿ese es el Torreón, que siempre puede? Pero la culpa “no la tiene el indio, sino el que lo hace compadre”, el ejemplo, el mismo alcalde de Torreón, Román Alberto Cepeda, un político “de moda”, que pasará a la historia de nuestra ciudad como un alcalde “gris” e improvisado.

Alguien ha visto al director de Desarrollo Institucional, Gustavo Muñoz López, ¿o siempre si se fue a Morena con el grupo de los “enriquistas”? Ha desaparecido de los reflectores y nadie lo ha visto, algunos comentan que puso en modo “piloto automático” la oficina, y que anda de vacaciones nadando de muertito, total, el que le puede exigir, esta igual o peor.

La semana pasada, cerca de 200 personas, entre feministas e integrantes de diversos colectivos, marcharon de la Alameda Zaragoza a la Plaza Mayor, para exigir la aparición de la joven torreonense Sugey, desaparecida hace ocho meses en el puerto de Mazatlán. Demandan, la intervención de autoridades locales y federales, pues advierten que no avanzan las investigaciones en Sinaloa. Para el día 10 de este mes, están convocando a una nueva marcha para protestar por la falta de respuestas ante la desaparición de Liliana Leticia y su hija Laura Valeria.

También, en esa marcha se estrenó el exdirector del DIF Torreón, hoy, nuevo Subsecretario de Asuntos Políticos y Sociales, Carlos Bustos Rodríguez, le fue bien, nada más le vandalizaron la entrada de la Presidencia, antes no la tumbaron. Lo curioso, es que en esa manifestaciones donde sí se dañaron inmuebles propiedad del Ayuntamiento, no participó, ni tampoco intervino, el Grupo de Reacción Laguna (GRL), como si actuó con “exceso de fuerza” en contra de ejidatarios de San Luis, en donde hubo violencia de género. La que anduvo infiltrada pasando el reporte a su Jefe que andaba en pleno evento social, fue su testaferro, Olga Márquez.

En México, el presidente López Obrador anunció el plan para combatir la inflación, no ha hablado de control de precios. Sin embargo, los subsidios implican presión para las finanzas públicas, pues no estaban presupuestados; se corre el riesgo de que temporalmente se genere un mayor subejercicio en el gasto en inversión física, para poder mantener balanceadas las finanzas públicas. Con ello, el gobierno frenaría más la economía, pues el gasto en inversión física tiene el potencial de generar un efecto multiplicador sobre la economía. Los subsidios serán pagados con los excedentes petroleros, pero estos ya son utilizados en los estímulos al precio de la gasolina.

 

Nos leemos en la próxima… ¡no olvides compartirla!

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu