Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » COLUMNAS » EL HOMBRE POSTMODERNO / 822

EL HOMBRE POSTMODERNO / 822


|
Por:
Sin Censura
|
06-05-2022
|
Edición:

|
Compartir:

POR: ABEL ALCALÁ H.

La historia  narra que el hombre ha pasado por variadas épocas hasta llegar a la actual, que  los conocedores en la materia han denominado postmoderna, luego el hombre vive y actúa dentro de la mencionada época, por tanto el hombre es un postmoderno.(un posmo).

¿Qué y cuáles son las épocas que narra la historia? Son las etapas de la historia Universal de la cual forma parte  la historia del hombre y son: la Prehistoria, la Edad Antigua, la Edad Media, la Edad Moderna y la Edad Contemporánea o postmoderna.

Es importante conocer las principales  características de la edad moderna para luego entender y comprender  al hombre postmoderno;  las principales características de la Edad Moderna son los  grandes cambios en la ciencia y la tecnología, que repercutieron enormemente en la vida laboral, militar y filosófica de Occidente, además, se instauró la fe en el progreso, la comunicación y la razón, en nuevos” valores” filosóficos que pronto dominaron el mundo

Otras expresiones  de la Edad Moderna  se dan en lo económico, la transición del modo de producción esclavista al feudal; se asienten las bases del capitalismo, en  la Edad Moderna surge  el progreso cultural, los descubrimientos, la creación de los Estados, los avances  en las ciencias del derecho, la medicina, la física, matemáticas, la sociología, etc.,   un mayor peso de la razón frente a la fe aunque no sobre la supersticiones, cultos esotéricos, las falsas ciencias y las ideologías sobre la persona humana.

En un sencillo resumen sobre esta etapa diríamos: sus aspectos positivos: se produjeron grandes avances en distintas ciencias, se descubrieron nuevos territorios, el hombre conoció  mayor información  sobre sí mismo y sobre su entorno. Los aspectos negativos fueron;  el hombre colonizó distintos territorios del nuevo mundo y los sometió y explotó sus recursos naturales, se produjeron guerras y conflictos bélicos en distintas latitudes,  el absolutismo se debilitó, pero siguió como forma predominante en Europa,  el hombre cayó en el antropocentrismo y el relativismo cultural, violentando la dignidad humana,  hubo  desequilibrio entre el avance científico y tecnológico y el  desarrollo humano.

De esta manera llegamos al postmodernismo  donde el hombre perfecciona todo lo malo y condena y castigo todo lo bueno, destruye la base del Derecho al eliminar el Orden Natural,  cambia los fines de Verdad, Bien y Utilidad de la ciencia por el dominio, el  control y uso ya que todo lo basa en lo experimental, borra los límites éticos a la investigación y su  aplicación en las  personas humanas,  se inventan supuestos derechos humanos que se imponen por la violencia física y la presión financiera internacional a los países entre ellos a México..

Ahora ya podemos explicarnos por qué el hombre postmoderno  piensa, habla y actúa como un alienado y estas son su actitudes y manifestaciones cotidianas: el hombre postmoderno (H. P.), tiene escasa interioridad no tiene tiempo para él;  está desarraigado no tiene amor a sus raíces y origen; está masificado le gusta ocultarse en la muchedumbre; está estandarizado; no le gusta vivir en comunidad solo ocupa un espacio;  está atrapado  por la técnica y el consumo; es politeísta esta poseído por muchos diosecitos; es materialista le gusta todo medible y sensible; el H. P. es hedonista existe para el placer;  es informal, vulgar, sucio, mal hecho y mediocre. El  vacío existencial lo induce a las drogas, al alcohol, al placer sin límites, a la  frustración,  a la criminalidad, a la agresividad, ignora lo que tiene que hacer y lo que debe hacer, vive al día, le repugna el esfuerzo de largo plazo.

Este hombre postmoderno es quien ocupa muchos de los puestos directivos en las universidades públicas y privadas, en las empresas, en los medios de comunicación, en los gobiernos, en los partidos políticos, en los tribunales y magistraturas del poder judicial, en las cámaras de diputados y senadores, en el deporte, arte y cultura,  en la presidencia de la república. Si se deja en sus manos la educación de las nuevas generaciones pocas esperanzas tenemos de sobrevivir como personas dignas y libres. Usted lector dice la última palabra.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu