Torreon, Coah.
Edición:
10-Jun-2024
Año
21
Número:
908
Inicio » COLUMNAS » MI VERDAD / 821

MI VERDAD / 821


|
Por:
Agente 57
|
29-04-2022
|
Edición:

|
Compartir:

POR: AGENTE 57

Arrancamos… ¿qué es la república? Marco Tulio Cicerón fue de los primeros en desarrollar el concepto de república; se le conoce como el pensador republicano de la antigua Roma, quien recogió las enseñanzas de los pensadores o filósofos griegos. Cicerón adopta una idea probablemente habitual en su tiempo, la de que la res publica es la "cosa del pueblo". Ahora bien, ¿de qué "cosa" se está hablando? Hay diferentes interpretaciones en este punto. Nosotros nos inclinamos por la postura que aduce que aquí la res no se refiere tan sólo a un concepto abstracto y general -como el régimen político de la ciudad sino también a algo tan concreto como los terrenos de titularidad pública, los templos, edificios y espacios públicos, además del erario. En definitiva, la "res" indica aquellas cosas que no son privadas y cuyo dueño no es otro que el pueblo romano. Es enfático: el dueño de la cosa que no es privada es el pueblo, lo que a veces ha sido desconocido por nuestros gobernantes y por nosotros mismos. No sólo Cicerón se conformó con esta descripción; debido a su referencia, nos remontamos al pensador griego Platón, que escribió una obra titulada La república. En ella describía que la población se dividía en tres estratos: trabajadores, guerreros y gobernantes. Los más sabios serían los gobernantes, esto es, los filósofos. La democracia era un bello ideal, pero se complicaba, al no tener en cuenta la preparación intelectual y moral de las masas. Refería que había que tener un gobierno equilibrado y habría que educar a los niños en la práctica de cuatro virtudes básicas: la prudencia, la justicia, el valor y la templanza. Los consejos de Platón usualmente no se han considerado en la política mexicana, pues los más sabios no siempre nos han gobernado. "Para Cicerón las instituciones republicanas no bastaban para conservar la paz, hacía falta que los ciudadanos fuesen virtuosos, esto es, dedicados a promover el bien común a través del servicio público". Lo que no ha acontecido en nuestro país por lustros, sólo hay pocas excepciones al respecto. A mayor abundamiento, en los diálogos de los optimates y Escipión escritos por Cicerón se aprecia: Como lo revela la metáfora de los instrumentos musicales, el consenso (o concordia) consiste en que el populus se someta a una misma partitura: el ius. Este ius se impone a la multitud y le da forma, y aquellos que no lo respetan se autoexcluirán del populus y, por tanto, de la república. Cuando el derecho es reconocido por los asociados, esta igualdad de condición constituye un vinculum, la unión entre todos, que es previa a toda otra asociación. algunas reflexiones sobre estos diálogos, que señalan que el reconocimiento de los asociados es someterse a un derecho; esto representa las bases de un Estado de derecho, por ende, todos debemos someternos a esa partitura. Además, se aparta de la república a quien no se somete a esas reglas, lo que me recuerda el término enemigo de CarI Schmitt. Tampoco podemos desperdiciar el mensaje respecto de un punto que hoy hace mucha falta, la concordia entre los mexicanos: nos hemos convertido en adversarios por varias razones, incluso porque no pensamos de la misma manera sobre el quehacer político. Pero hoy debemos buscar el consenso para poder sostener a la república, y la concordia para poder convivir en paz y en armonía. Maurizio Viroli señala: Por república se entiende la comunidad política de ciudadanos soberanos, que tiene su fundamento en el derecho y en el bien común. Dos ejemplos, uno clásico y el otro moderno, aclaran el significado del concepto que representa el núcleo de pensamiento político republicano: para Cicerón la res publica es la "cosa del pueblo (res publica = res populi)", entendiéndose por pueblo no "cualquier aglomeración de hombres que de cualquier manera se juntan entre sí, sino un conjunto de personas que se han asociado sobre la base del acuerdo a respetar la justicia y los intereses comunes"; para Rousseau lo que caracteriza la república es el gobierno de la ley y el bien público, por eso llama república "cualquier Estado que, independientemente de su forma de gobierno, se rige por las leyes, porque sólo de esta manera el interés público llega a gobernar, y la cosa pública llega a ser algo". Viroli es muy claro siguiendo a Cicerón: el fundamento es el ius y el bien común. Dos referencias más sobre el concepto de república. Como es sabido, el término res pública --o cosa de todos era la palabra que designaba el régimen político óptimo en los textos de los autores clásicos (Aristóteles, Cicerón, Maquiavelo, etcétera). Después su significado cambió y unas veces hacía referencia simplemente a una comunidad y otras a la forma política. Según Fernando Inciarte, república -lo que los griegos llamaban politeia-- era sinónimo de comunidad política bien gobernada, entendiendo por buen gobierno el que prioriza el bien común sobre los intereses particulares. MI VERDAD. - el buen gobierno es el que privilegia el gobierno de la mayoría.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu