Torreon, Coah.
Edición:
19-Feb-2024
Año
20
Número:
894
Inicio » COLUMNAS » PECA EL QUE MATA LA VACA Y EL QUE LE DETIENE LA PATA / 819

PECA EL QUE MATA LA VACA Y EL QUE LE DETIENE LA PATA / 819


|
Por:
Gloria Ruiz García
|
01-04-2022
|
Edición:

|
Compartir:

Y ESO… ¿ES BUENO O ES MALO?/

POR: GLORIA RUIZ G.

“Fue una irresponsabilidad, me disculpo, no hubo intención de ofender a nadie” me dijo Lidia Martínez Blanco, Coordinadora de Centros Comunitarios, tras hacerse públicas fotografías de una fiesta realizada el 23 de febrero del año en curso, en el centro comunitario Tierra y Libertad, con temática “Buchona” en las que Lidia Martínez, aparece junto a alumnas de la clase de zumba (de las que dos fueron festejadas) con armas, dinero y botellas de Buchanan´s, caracterizando a estas mujeres conocidas como “Buchonas” por su apariencia extravagante, lujos, música regional mexicana y amantes narcotraficantes.

La coordinadora de los siete centros comunitarios, asegura que se enteró de la temática de la fiesta el mismo día en que se realizó y fue en horario de 10 a 12 del día “Me sentí incómoda pero no quise echarles a perder su fiesta a las dos festejadas y ese fue mi error, además de aparecer en las fotografías, me siento avergonzada” dijo y agregó que les pidió que en las fotografías no pareciera el centro comunitario, aseguró que las botellas de Buchanan´s y vino estaban vacías y los billetes así como las armas eran falsos, sin embargo reconoce que la imagen que se proyectó es vergonzosa; indicó que estas fiestas con diversos temas se realizan desde hace más de 10 años cuando alguna alumna de los talleres cumple años. Lidia Martínez, cree que las fotografías se filtraron como venganza por cambios de personal de los centros, que hizo a petición del alcalde Emilio de Hoyos Montemayor, por necesidad gente en otras direcciones; responsabilizó a San Juana Reséndiz, ex empleada del centro donde se llevó a cabo la fiesta, en la que además participó.

Martínez Blanco, hizo del conocimiento de lo que había pasado a la directora de desarrollo social Tania Pérez Rivera, al día siguiente de permitir y participar en la fiesta “Yo sabía que había cometido un error y podía tener consecuencias” aseveró; Tania Pérez le llamó la atención y le advirtió que, si las fotografías se publicaban, estaría en graves problemas, además de que eso no debía volver a pasar; sin embargo, ambas pensaron que no había transcendido.

Tania Pérez Rivera, dijo sentirse muy apenada y al igual que su coordinadora de los centros, ofreció una disculpa “Es un hecho penoso y delicado porque los centros comunitarios son públicos y manejados con recursos del erario, donde la comunidad tiene áreas de esparcimiento familiar y talleres diversos o sirven de refugio en desastres o como en la actualidad es el caso del centro comunitario San Antonio, para albergar migrantes; puedo asegurarles que esto no volverá  a pasar” dijo la funcionaria municipal a la vez que lamentó que la coordinadora Rodríguez Blanco, se vea envuelta en este penoso caso, porque reconoce que su trabajo supera por mucho el error cometido, sin embargo está consciente de que deberá esperar la reacción del alcalde y los regidores comisionados.

Parece el cuento de nunca acabar, escándalo tras escándalo que en número ya supera los meses que lleva gobernando esta administración municipal. Y a pesar de que Lidia Rodríguez, ya puede integrar su portafolio profesional con todas las fotografías que al menos unas cuatro de sus compañeras o amigas subieron como comentario en nuestra nota informativa a manera de apoyo contra lo que llaman “veneno” de nuestra parte o exigiendo que publiquemos todo lo bueno que la servidora pública ha hecho, como si fuéramos comunicación social municipal, lo cierto es que publicamos lo que ambas servidoras públicas declararon y se los hicimos saber cuando atendieron nuestra llamada, fueron entrevistas, no les llamamos para ver en que podíamos ayudarlas, ni para defenderlas; para eso tienen a su estructura udecista, aunque francamente se notó la desesperación cuando nuestra nota alcanzó miles de personas y cientos de comentarios; sus compañeras empezaron a comentar sobre el gran trabajo de Lidia en las colonias, como ha trabajado de sol a sol “regalando despensas en campañas” (Faltaron esas fotos) o también pidiendo que investiguemos temas como el de los niños que dicen andan en horas de la noche limpiando autos en un céntrico supermercado o de madrugada en las calles pidiendo dinero; con lo que claramente señalan que el DIF municipal a cargo de la esposa del alcalde Emilio de Hoyos Montemayor, no está haciendo bien su trabajo.

Pero tampoco lo hizo Tania Pérez Rivera, directora de desarrollo social municipal cuando se enteró de la fiesta buchona y las consecuencias que ésta podría tener; su postura debió ser en ese instante, prohibir cualquier festejo que pasara de un pastel y refrescos entre alumnas de los talleres, poner orden y dejar muy claro que el reglamento se debe cumplir, en lugar de andarse placeando y montarse en la nube del cargo que ostenta; creyendo que su “coahing de vida la catapultará al estrellato como la primera mujer alcalde en Acuña.

Es penoso éste como los otros escándalos: El carril Sentri a capricho, interés personal y novatez del director de Fomento Económico, Luis Ángel Urraza Dugay; la Traverse 2022 y el corrupto gerente del SIMAS, José Luis Salinas Galán; los reconocimientos y convocatorias al vapor de la directora del Instituto Municipal de la Mujer, Ingrid Valenzuela; el audio escándalo del regidor Alfredo Garza Castillo; la fiesta buchona en un centro comunitario y los líos a golpes e insultos entre empleados de presidencia que por lo visto no puede controlar el director de Recursos Humanos, Alberto Huerta Esquivel, preocupado por el fuego amigo que enfrenta para quitarle poder y el manejo de recursos económicos, pero bueno, con que no siga usando sábanas como caja fuerte. Una administración municipal en la que ya no se sabe quién manda, pero si se advierte que todos juntos la están mandando a la fregada. Y finalmente en ninguno de los casos mencionados se ha marcado una postura y menos se ha actuado; la mayoría de los regidores apenas están agarrando vuelo y otros grises, grises, grises… y para justiciera ya está la regidora Cariño Estrada, quien apenas ve un tema que se viraliza y se cuelga, pero en los que no le convienen como el del regidor Alfredo Garza Castillo, se quema muda. No, mi trabajo no es ser amiga de funcionarios; el problema central no son los escándalos, el problema es que están siendo omisos que es lo mismo que cómplices… Soy Gloria Ruiz, la voz del pueblo, la válvula de escape para muchos, la politóloga del proletariado… To be continued.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu