Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » ¿NO ERES SUFICIENTE? / 819

¿NO ERES SUFICIENTE? / 819


|
Por:
Sin Censura
|
01-04-2022
|
Edición:

|
Compartir:

POR: @DanielaCarlos

 “La arrogancia que expresa una autoimagen de superioridad,

demuestra una inferioridad profundamente oculta.”

-Sam Owen

En ocasiones sentimos que otras personas tienen cualidades superiores a las nuestras, y en ciertos casos es verdad. Pero cuando este sentimiento se vuelve persistente y constantemente sientes que lo tuyo es lo peor y lo ajeno lo mejor estamos hablando de una baja autoestima y un complejo de inferioridad.

Muchos hemos conocido a esas personas que van por la vida con una tormenta bajo su cabeza y que a la larga desarrollan sentimientos de rabia y celos, que pueden terminar en terribles consecuencias.

¿Quién no recuerda a Yolanda Saldivar?, una persona que aparentemente era simpática y de confianza, y que terminó asesinando a sangre fría, a quien le había dado no solo oportunidades laborales, sino hasta su amistad. Expertos han dicho que se debió en gran parte, a un fuerte complejo de inferioridad, además de otros tantos traumas y problemas mentales y emocionales.

Este complejo causa un deterioro de la percepción que tenemos de nosotros mismos, que desencadena en muchos casos, frustración y ansiedad.

Como en todo buen trauma, trastorno o enfermedad, muchas se desarrollan en gran medida durante la infancia. Cuando criticamos constantemente a un niño, ya sea sus padres, nosotros sus maestros o sus compañeros, puede afectar de manera muy negativa al niño. Si a esto le agregamos, que sus hermanos o amigos cercanos, tienen éxito y el no, sin recibir algún tipo de reforzamiento positivo, el menor irá guardando en el baúl de los recuerdos, todo tipo de pensamientos negativos. Aquí entra el: “Nadie me quiere”, “Todos me odian”, etc.

Y así, van teniendo menos iniciativa propia, porque, si bien los problemas de los padres afecta, la sobreprotección también, luego son esos niños que sienten o les hicieron creer que no pueden hacer nada por ellos mismos, y jamás podrán hacerle frente al mundo por sí mismos.

Como vemos, este complejo es más complejo, de lo que su nombre nos dice.

Luego vienen las situaciones físicas, como el peso (ser muy delgado o con sobrepeso), el ser muy alto o muy bajo. Algún tipo de malformación o hasta por el color de piel.

Y finalmente, lo que a muchos nos afecta de adultos, la bendita AUTOEXIGENCIA. Esta cualidad, cuando está mal enfocada, nos lleva a los extremos, provocando malestar y ansiedad. Nos empezamos a centrar más en nuestras debilidades y defectos, que en nuestras virtudes.

Judy Garlan, un ícono del cine y famosa por su personaje como Dorothy en el Mago de Oz, sufría de un fuerte complejo de inferioridad, que la llevó a caer en los excesos de estupefacientes y el alcohol, hasta tratar de quitarse la vida.

No siempre veremos a una persona con complejo de inferioridad deprimida, triste y solitaria, muchos de ellos sufren en silencio y solo van guardando resentimientos y pensamientos obsesivos, y otros tantos, buscan como dañar a quienes creen que es mejor que ellos, los sabotean, los ridiculizan, hasta minimizarlos por completo. Políticos, artistas y famosos sufren de este complejo y créanme, estas actitudes no las van a ver reflejadas en una fotografía, menos en esta sociedad de la “Perfección constante” en la que vivimos.

En fin, ya lo entendí, ahora ¿cómo lo trato?

1.- Acéptate y ámate tal como eres.

2.- Deja de compararte con otros.

3.- Enfócate en tus virtudes y no en tus defectos.

4.- Sal de tu zona de confort.

5.- No siempre puedes agradarule a todos.

Debemos dejar de complacer a otros sólo por ser aceptado, querido o amado, y empieza a complacerte a ti, a ser tú mismo sin importar lo que otros digan o piensen.

Porque si lo que pretendes es agradar a todo el mundo (lo cual es IMPOSIBLE), lo único que harás es perder tu esencia y perder el respeto hacia ti mismo; en ese momento dejar de ser AUTÉNTICO.

Y para qué son las alas, sino más que para volar…

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu