Torreon, Coah.
Edición:
19-Feb-2024
Año
20
Número:
894
Inicio » COLUMNAS » LA DERROTA DE RUSIA / 819

LA DERROTA DE RUSIA / 819


|
Por:
EduardoGranados
|
01-04-2022
|
Edición:

|
Compartir:

POR: EDUARDO GRANADOS PALMA

Analista internacional en

Seguridad Pública,

Inteligencia y Defensa.

www.ciasid.org

Cada vez hay más indicios de que el presidente ruso Vladimir Putin está considerando una salida negociada a la guerra en Ucrania. Cada vez es más evidente que Rusia no puede ganar de forma decisiva en el campo de batalla. El resultado más probable ahora es un estancamiento. Incluso si Moscú consiguiera una victoria, ésta sería pírrica. Es casi seguro que surgirá una insurgencia ucraniana en el territorio que Rusia intenta mantener indefinidamente. La guerra se está convirtiendo en un enorme desgaste para el ejército y la economía rusos, y está erosionando la ya tenue pretensión de Rusia de ser una gran potencia. Lo mejor que podría hacer Rusia es detenerse y salir. Eso frenaría la hemorragia. Sin embargo, es casi seguro que el propio Putin preferiría redoblar la apuesta. Ha vinculado su legado a esta guerra, y su aliado chino está observando. Si Pekín cree que no puede vencer a un ejército de tercera categoría en su frontera, podría dejarle libre. Han muerto más soldados rusos en menos de un mes de guerra que soldados soviéticos en una década de lucha en Afganistán, 15.300 soldados rusos han muerto en 26 días de guerra, en comparación con los 15.051 que murieron entre 1979 y 1989, cuando la Unión Soviética intentó conquistar Afganistán, considerado un factor importante en el colapso de la URSS. Rusia ha admitido que sólo ha perdido unos 500 soldados, pero se cree que el número real es mucho mayor. Incluso un portavoz del Kremlin publicó un artículo en el que decía que habían muerto casi 10.000 soldados, pero lo retiró al cabo de un día y más tarde dijo que había sido hackeado. Días después de que las tropas rusas invadieran Ucrania, Putin anunció el 28 de febrero que había puesto en alerta máxima las fuerzas nucleares estratégicas del país, en una medida que desató la alarma mundial. Rusia mantiene el mayor arsenal de cabezas nucleares del mundo, y se ha ganado un mínimo apoyo en todo el mundo por su ataque a su ex vecino soviético. Funcionarios de defensa occidentales dijeron, tras el anuncio de Putin en febrero, que no habían visto ninguna señal significativa de movilización de las fuerzas nucleares rusas: sus bombarderos estratégicos, misiles y submarinos. Pero Moscú también ha advertido que si Estados Unidos y los aliados de la OTAN suministraran a Ucrania aviones de combate, se podría intensificar y ampliar la guerra, poniendo potencialmente a Rusia en confrontación directa con sus rivales occidentales con armas nucleares. Putin está utilizando el “chantaje” nuclear para evitar que la comunidad internacional interfiera en su invasión de Ucrania. Numerosas pruebas fotográficas y de vídeo respaldan las denuncias de los grupos de derechos humanos de que las fuerzas rusas han atacado numerosos objetivos civiles en el antiguo Estado soviético. En occidente, es tentador creer que la repulsión por la invasión de Ucrania por parte de Vladimir Putin es universal, y que solo recibe el apoyo de un puñado de países malintencionados como Venezuela, Siria e Irán. Ojalá fuera cierto. Si Putin somete a Ucrania, habrá malas consecuencias en todos los Balcanes. Ninguno de los conflictos subyacentes en la región se resolvió realmente después de las guerras de la década de 1990. Las hostilidades están simplemente en suspenso, y se reanudarán una vez que los partidos prorrusos se sientan con poder. Los serbios, en particular, tienen una afinidad histórica con Rusia, cimentada por la oposición de esta al ataque de la OTAN en 1999. A la Republika Srpska -el enclave serbio en Bosnia- le encantaría tener una excusa para declarar su independencia, reavivando la guerra de los años 90. Al tiempo…

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu