Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » MI VERDAD / 816

MI VERDAD / 816


|
Por:
Agente 57
|
14-03-2022
|
Edición:

|
Compartir:

POR: AGENTE 57

Arrancamos… El príncipe Kropotkin. Pedro Alexeievich Kropotkin nació en 1842 en el seno de una familia de la más rancia nobleza rusa. Recibió una educación muy estricta y recomendado por Zar Nicolás I, ingresó en el Cuerpo de Pajes. Sin embargo, solicitó se le destinase a un regimiento estacionado en Siberia. Sus muchos ratos libres los consagró al estudio de cuestiones sociales y filosóficas. Fue muy influenciado por la lectura de las obras de Proudhon. En 1872 viajó a Europa occidental donde trabó conocimiento con el anarquista James Guillaume. Regresa a Rusia donde introduce literatura subversiva, abandona el servicio del gobierno para entregarse a las actividades revolucionarias y es detenido. Mantenido en prisión en la fortaleza de Pedro y Pablo en San Petersburgo, logra fugarse y en 1876 llega a Inglaterra, allí vivió hasta su regreso a Rusia en 1917, donde muere en 1921. Sus actividades en Inglaterra fueron de consejero y pensador del movimiento anarquista internacional. De conspirador y agitador se tornó en profeta y filósofo. Sin embargo, en un artículo periodístico manifestaba en 1879: "Revuelta permanente mediante la palabra, el escrito, el puñal, el fusil, la dinamita... todo cuanto caiga dentro de la ilegalidad nos sirve" El 1o. de Marzo es asesinado el Zar Alejandro II, por el grupo "Voluntad del Pueblo" y Kropotkin hace la apología de los asesinos. Mueren también asesinados el archiduque Francisco Fernando en 1914; el presidente Sadi Carnot de Francia; el presidente William McKinley de los Estados Unidos; la Emperatriz de Austria; el Rey de Italia y el jefe del Gobierno de España. Muchos otros atentados no alcanzan su objetivo. Una oleada de terror sacude al mundo. Los delincuentes invocan ideas anarquistas para justificarse. Los hilos de la conspiración son tan tenues que muchas veces la policía no logra esclarecer si se trata de hechos aislados que responden a propia iniciativa de su autor o si se trata de conspiraciones. El terrorismo anarquista surgió en los lugares públicos. Estallaron bombas entre el público de los teatros y cafés, y entre los miembros de los parlamentos reunidos en sesiones. Esta acción directa implacable se explica, ya que no se justifica, en estas palabras de Kropotkin: "¿Queremos tener el derecho de reunirnos y de organizarnos? no debemos ir a pedir permiso para ello al Parlamento, ni es una ley que lo autorice lo que debemos mendigar al Senado. Seamos fuertes, es decir, seamos una energía organizada y capaz de alzarse contra quien pretenda restringir nuestro derecho de hablar, de imprimir, de asociarnos y podremos estar seguros de que nadie se atreverá a disputarnos ese derecho. Las libertades no se dan, sino que se toman", Entre los anarquistas idealistas de clara tendencia al utopismo debemos clasificar a Kropotkin. MI VERDAD. – En las manifestaciones de las mujeres hay grupos infiltrados de anarquistas.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu