Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » COMENTARIOS AL RAS / 815

COMENTARIOS AL RAS / 815


|
Por:
Comentarios Al Ras
|
06-03-2022
|
Edición:

|
Compartir:

RUBÉN MOREIRA, A UN PASO DE TRAICIONAR AL PRI

El sexenio de Rubén Moreira fue de excesos, de rapiña, de opacidad y de ocurrencias. 

Excesos, porque gobernó concentrando el poder de manera desproporcionada; sometiendo a los demás poderes, al imponer a incondicionales en el poder legislativo y el judicial; así como en los organismos autónomos (CDHEC, IEEC, entre otros).

Dispuso del erario público a su antojo y utilizó a una mujer incondicional, para crear empresas fantasma, la asignación de contratos, compras y demás, sin licitaciones de por medio.

Rubén, en los tiempos en que su hermano Humberto era gobernador, fue el que manejó, como Subsecretario de Asuntos Sociales, la política interna de Coahuila; Rubén, fue el que le impuso a Humberto, casi el 80% de los funcionarios de su gobierno, comenzando por Armando Canales, Jesús Torres Chaires, Gregario Pérez Mata, Jorge Torres, entre otros, además de casi todos los Subsecretarios y funcionarios de rango alto y medio, por lo que Rubén, no solo estaba enterado de lo que sucedía en la administración, sino que, él realmente mandaba, decidía, premiaba o castigaba.

Él designaba a los candidatos a los de elección, desde un regidor, hasta un senador de la República. Tenía el poder absoluto, el señor.

Rubén, comenzó a operar antes de que su hermano asumiera la gubernatura; fue él, el que “convenció” a los diputados, e hizo todos los arreglos para contratar la deuda que se le atribuyen a Jorge Torres López, al igual, que la distribución del dinero, pues, si bien es cierto que Torres López y Javier Villarreal, se quedaron con una buena tajada, la otra fue para los hermanos Moreira, quienes utilizaron una buena parte para comprar la Presidencia Nacional del PRI; para apoyar campañas en otros estados y para apoyar a los candidatos a cargos de elección coahuilenses.

Además, se daban el lujo de mandar brigadas de funcionarios y operadores para apoyar campañas en otros estados (como en Zacatecas, donde fue detenido uno de los cercanos a Rubén, con un automóvil que transportaba varios millones de pesos, previo a la elecciones de esa entidad; o como el grupo que comando otro cercano a Rubén, para intervenir en las elecciones de Baja California, donde -de acuerdo al testimonio que me dio esta persona, me dijo: “llegamos, y no sabíamos ni por dónde empezar, enterábamos dinero a diestra y siniestra, sin saber si las personas eran priistas o perredistas”).

Luego vino el caso de FICREA. En este asunto, el entonces Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Gregorio Pérez Mata, sabiendo que no podía destinar dinero de ese poder, que no fuera para fines de mejora a las actividades propias del Tribunal, destinó más de 120 millones de pesos para invertirlos en FICREA, a sabiendas de que se preparaba un fraude, pues el dueño de este organismo, Rafael Antonio Herrera Amezcua, era un pájaro de cuenta y, efectivamente, el tipo voló, llevándose más de 270 mil millones de pesos, principalmente, de jubilados que esperaban mejores rendimientos.

El miércoles del presente mes, se dio a conocer que la PGR, logró la extradición del principal accionista de FICREA, Olvera Amezcua,  lo que ha de haber puesto a temblar a Rubén Moreira.

Éste último, para curarse en salud, advirtió, ese mismo día, de posibles presiones y ataques por parte de la Fiscalía de la Federación, pues fue, durante su administración, cuando se le detectaron a Olvera, irregularidades en la compra de inmuebles y presuntas transferencias al extranjero, sin que se consulta a los ahorradores, por lo que Rubén, espera un golpe mediático contra él, su esposa y su hermano Humberto. 

De hecho, el jueves trascendió, que Rubén, ya había comprometido el voto de la bancada priista, a favor de la aprobación de la Reforma Eléctrica. 

Mientras en Hidalgo, donde su esposa, Carolina Viggiano, es candidata a la gubernatura, fue quemada su propaganda.

Nuevamente, las traiciones y transacciones, son utilizadas por Rubén Moreira, como moneda de cambio. Pero, ¿qué se puede esperar de un tipo corrupto, siniestro, resentido y ladrón como éste?

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu