Torreon, Coah.
Edición:
10-Jun-2024
Año
21
Número:
908
Inicio » COLUMNAS » LA CASA DE LA NUERA / 811

LA CASA DE LA NUERA / 811


|
Por:
Sin Censura
|
04-02-2022
|
Edición:

|
Compartir:

POR: MIGUEL ÁNGEL SAUCEDO L.

Nuevamente la discusión acerca de que tan diferente es la 4T respecto de los gobiernos neoliberales, de Miguel de la Madrid a Enrique Peña Nieto. Nuevamente la conversación gira en torno a dos formas muy diferentes de percibir la realidad. El reciente “descubrimiento de la vida de lujos” del hijo mayor del presidente López Obrador sin que ello implique, necesariamente, uso fraudulento de recursos públicos. En el reportaje, ampliamente difundido por Carlos Loret de Mola, a través de su portal LatinUs, no se ofrecen datos que sugieran que la casa que habita el hijo mayor de AMLO hubiese sido adquirida, ilegalmente, con recursos públicos.

Sin embargo, no es el propósito probar nada, solo mostrar un estilo de vida que genere sospechas de que es pagado con sobornos o que, por lo menos, desdice la proclama lopezobradorista de “vivir en austeridad”. Detrás de toda esta propaganda negra, lo único que se hace cada vez más evidente es la necesidad de mostrar la 4T como una expresión de más de “lo mismo”, tratar de convencer a la gente de que el servicio público es necesariamente corrupto y que, por lo tanto, los funcionarios y la familia de López Obrador son tan corruptos como todos aquellos señalados en sexenios anteriores como vividores del presupuesto gubernamental.

Sin duda José Ramón López Beltrán vive una vida que dista mucho de la que vivimos la gran mayoría de los mexicanos, y si la vida que el lleva es sufragada con dinero del erario mexicano por supuesto que sería reprobable y digna de la mayor sanción, pero primero habría que hacer explícita y formal la denuncia y, posteriormente hacer la indagación más exhaustiva, lo cual corresponde a las instancias judiciales. Lo que falta al trabajo “periodístico” de Loret son los elementos de información que permitan concluir la necesidad de tal investigación, pero insisto, no parece ser el propósito, basta con mostrar imágenes en las que aparece el citado José Ramón dándose la gran vida.

Estamos en el año de la consulta sobre la procedencia o no de la revocación del mandato a López Obrador, elecciones locales extraordinarias, así como procesos electorales para decidir gubernaturas en seis entidades federativas. De manera que nada tiene de extraño el ataque de Loret sobre la imagen de honestidad y austeridad de López Obrador justo ahí, donde el presidente tiene menos control, como es el caso de sus hijos mayores de edad.

El que José Ramón tenga por esposa a una adinerada norteamericana no le da derecho, según Loret, a vivir la vida que ella vive, ¿tendría que ser ella la que se tenga que ajustar a la “justa medianía” en la que tendría que vivir José Ramón, aunque él no sea funcionario público? Es la tabla rasa que las elites aplican, siempre y cuando salgan beneficiadas. Si algo sorprende no es la actitud de Loret, pero si la de periodistas que, como Carmen Aristegui, utilizan esa tabla rasa sabiendo que al exhibir a una persona en realidad pretenden exhibir a un movimiento, una política, lo cual también se vale, pero asumiendo que su periodismo no está por encima de los demás humanos (falibles, por naturaleza) sino que, y eso es lo importante, que tienen simpatías y antipatías, coincidencias y discrepancias con ese movimiento al que pretenden exhibir.

Se vale ser conservador o liberal, podemos pensar de manera diferente a como piensan los demás, podemos no coincidir con el presidente de la República, pero no se vale, o no debería valerse, engañar a los lectores. No se vale mentir o distorsionar impunemente.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu