Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » COLUMNAS » “Es uno de los nuestros” / 808

“Es uno de los nuestros” / 808


|
Por:
Sin Censura
|
12-12-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: MIGUEL ÁNGEL SAUCEDO L.

Llenar el Zócalo una vez más, ahora como presidente a la mitad de su mandato, ¿quién más puede presumir de contar con esa capacidad de convocatoria?, es más, ¿quién puede articular una explicación coherente al respecto, algo que vaya más allá del exabrupto y de los deseos frustrados? La explicación facilona consiste en llamar “acarreados y arrastrados” a quienes atendieron la invitación de López Obrador para escuchar sus arengas disfrazadas de Tercer Informe. Una “explicación” de ese tamaño solo puede corresponder a alguien que, como Vicente Fox, ha desarrollado su pensamiento justo a la talla de ese tipo de “explicaciones”. En Fox se entiende pues, como dicen quienes lo critican, se trata de alguien que ha escrito más libros de los que ha leído pero, ¿y los otros que merecen llamarse intelectuales?

Muchos de los estudiosos de la sociedad batallan para entender de donde surge tanta aprobación para un presidente que, en la lógica de ellos, tiene a nuestro país en una situación de permanente y creciente precariedad. ¿Cómo puede haber tanta gente que apoye tanto y durante tanto tiempo a un presidente que trata tan mal a los mercados, que trastoca tantas instituciones, que obstaculiza la llegada de capitales que, dicen ellos, tanto le urgen a nuestro país?

Quizá la explicación del apoyo de la gente resida en que se trata de un presidente que gobierna más para la gente y menos para los mercados, las instituciones y los capitales. Después de muchísimos años, quizá desde el gobierno de Cárdenas, no habíamos tenido un presidente que pusiera en primer lugar a las personas, que se preocupara por los ciudadanos y sus familias, que se sintiera parte de esa abstracción llamada “pueblo”, tan difícil de comprender para quienes llevan años sintiéndose y mostrándose superiores a ese pueblo.

Mucha gente de la tercera edad dice que “es uno de los nuestros”, “se preocupa por los que no teníamos ni para un taco”, “gracias a lo que me da López Obrador compro mi medicina sin molestar a mis hijos”, etc. Lo que se esconde detrás de esas expresiones es la recuperación de la dignidad, del autorrespeto de gente que ya no puede trabajar y queda a expensas de otros, que no siempre son solidarios con ellos.

Y si le ponemos números a quienes apoyan, pero también a quienes detestan al presidente, entonces hablaríamos de dos visiones tan distintas de una misma realidad, pero expresadas en números un tanto disparejos. Un 68 por ciento de los mexicanos aprueba la gestión de López Obrador, mientras que el 32 por ciento, lo reprueba. El mismo subsidio es visto de dos maneras totalmente diferentes, como nos lo explica Zepeda Paterson “dos o tres mil pesos sirven para una cena romántica en pareja. Para una madre de familia de clase baja, ya no digamos de extrema pobreza, equivale al ingreso mensual o a no pasar hambre los últimos días del mes” (https://www.milenio.com/opinion/jorge-zepeda-patterson/pensandolo-bien/el-problema-con-el-32), así de simple.

Para los de mayores privilegios, esos que han recibido subsidios (con otro nombre, por supuesto) con los que han construido su riqueza, la pobreza es natural.  Lo extraño es esa clase media que antes fue clase baja,  que cambió de estatus gracias a los que siguieron siendo pobres, que pese a ello, no entienden que no se deben a sí mismos, sino a los demás. Por eso se refugian en partidos como el PAN y tan no lo entienden qué el pasado domingo, en el reciente proceso electoral en Nayarit, ese partido obtuvo menos votos que los nulos, ¿así o más claro?.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu