Torreon, Coah.
Edición:
04-Mar-2024
Año
21
Número:
896
Inicio » COLUMNAS » ARTE Y OFICIO DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA / 807

ARTE Y OFICIO DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA / 807


|
Por:
Sin Censura
|
03-12-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: MIGUEL ÁNGEL SAUCEDO L.

EL pasado 29 de noviembre tuvimos la oportunidad de comentar la aparición del libro “Arte y oficio de la investigación científica: cuestiones epistemológicas y metodológicas”, ediciones CIESPAL, 2019, con Jorge González y Cicilia Krohling Peruzzo como editores. Es un volumen que incluye textos de varios investigadores, la mayoría de ellos mexicanos, todos ellos autores comprometidos con una perspectiva de la investigación que ya se anuncia desde el título, la investigación como arte y como oficio, como expresión de la más alta sensibilidad humana y como desarrollo de las habilidades que solo se pueden adquirir con la práctica terca y persistente de quienes se dedican a la noble tarea de generar conocimiento.

Desde la presentación, nos refiere Camilo Molina que el pensamiento crítico situado nos sirve para asumir la necesidad de explicitar, al hacer investigación científica, la posición desde donde se observa lo que se observa y desde donde se dice lo que se dice. Así, apoyándose en Follari, afirma que “las ciencias sociales se muestran mejor como el no-acuerdo…diversas y diferentes”. Lo que se observa entonces, dice Molina, es “el mutuo reconocimiento que no termina en un consenso generalizado, sino que estriba en la multivocidad de opiniones y exploraciones donde, a pesar de los cambios conceptuales, se sostienen sobre acuerdos de fondo permanentes. A mi juicio, es en esta multivocidad de opiniones donde se sitúa el volumen que ahora comentamos.

Desde la Introducción que hacen Jorge y Cicilia nos muestran ese lado lúdico, divertido que tiene, aunque no sin dificultades, el quehacer de investigación científica. Hablar de Arte de la investigación científica es hablar de lo divertido que puede ser investigar, escudriñar, buscar en los pliegues de la realidad esa parte que no se muestra, a menos que la busquemos, la persigamos tal como sugiere la etimología de la palabra investigar que es “seguir vestigios”, las huellas que apenas son perceptibles y que sugieren que algo se esconde de nuestra percepción y que, sin embargo, existe. Hablar de Oficio es hablar del desarrollo de habilidades del pensamiento y también corporales, es hablar de disciplinamientos que forjan una manera de usar la mente y el cuerpo, una manera de recurrir a la ontología y a la epistemología para encontrar e interpretar ese conocimiento que, en primera instancia nos elude pero que luego se vuelve nuestro cómplice en la construcción de nuevos conocimientos.

Así, Arte en tanto sensibilidad se une al Oficio de generar, organizar, sistematizar, interpretar y analizar información, aunado a la capacidad de comunicar esos hallazgos. Y aquí quiero resaltar un objetivo declarado del libro que es el de “provocar cambios en la cultura científica dentro de las universidades”, específicamente romper con el quehacer investigativo aislado; o competitivo; o productor de efectos desmesuradamente inflacionarios en el ego de algunos investigadores. Ayudar a descubrir el placer del trabajo colaborativo, o de la construcción de redes o comunidades de investigación, sobre todo (aunque no únicamente) con estudiantes.

Muchas son las razones para el acercamiento a este libro. Una que quisiera resaltar es la que consiste en la afirmación que hace Jorge en el sentido de que el conocimiento es importante porque, una cosa es vivir y experimentar el mundo, aprendiendo a moverse en él, y otra cosa es hacerlo inteligible y abrir, por lo tanto, la posibilidad de transformarlo conscientemente y con intencionalidad, y para esto se requiere el conocimiento científico.

La otra es que no podemos observar sin significar, por lo que el conocimiento es, necesariamente, intersubjetivo. Conocemos desde, con y para los demás.

Por eso hay que leerlo.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu