Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » EDICIÓN 805 » Periférico se convierte en la vialidad más peligrosa Torreón; urge cultura vial / 805

Periférico se convierte en la vialidad más peligrosa Torreón; urge cultura vial / 805


|
Por:
Sin Censura
|
21-11-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: REDACCIÓN

Torreón, Coahuila.–

El bulevar Ejército Mexicano, popularmente conocido como el periférico, que recorre la comarca lagunera desde Torreón en Coahuila hasta ciudad Lerdo en Durango, se ha convertido en la vialidad más peligrosa para transitar, de acuerdo con cifras proporcionadas por el Tribunal de Justicia Municipal.

Lamentablemente, la falta de precaución de los conductores que transitan por dicha rúa, sumado al exceso de velocidad y la pesada carga vehicular que se presenta sobre todo en las horas pico, han convertido al periférico en una vialidad insegura y foco de accidentes que son cada vez más comunes y que se han cobrado la vida de varios ciudadanos y han provocado lesiones de seriedad en otros tantos.

Esta semana, la nota la dio un tráiler cargado con varias toneladas de tierra que impactó a otros cinco autos que también circulaban por allí, dejando como saldo seis personas lesionadas, dos de ellas menores de edad, y una mujer que quedó sepultada bajo la pesada carga y que de no haber sido por la intervención de varios ciudadanos que lograron rescatarla, muy probablemente el suceso habría tenido fatales consecuencias.

 

LAS MAÑANAS, CUANDO MÁS ACCIDENTES SE PRESENTAN

Existe la creencia popular de que los accidentes relacionados al consumo de alcohol son los más comunes. De hecho, las autoridades municipales han hecho suyo ese argumento para implementar medidas como el alcoholímetro, que actualmente se encuentra suspendido y en su lugar se lleva a cabo un operativo de “sobre vigilancia”, que no es más que la excusa perfecta para que los agentes de vialidad se dediquen a cazar, infraccionar y en no pocas ocasiones extorsionar a los conductores apenas cae la noche.

Lo que sí es una triste realidad, es que los accidentes donde se ve involucrado el consumo de alcohol son los que más víctimas mortales dejan, pero la realidad es que durante el mes de octubre (último del que se tienen registros en el Tribunal de Justicia Municipal, pues noviembre aún no concluye), se registraron un total de 15 accidentes entre la una y las seis de la mañana en el que los conductores presentaron algún grado de alcohol en la sangre.

Pero son las horas pico cuando mayor número de siniestros se registran, de acuerdo a las propias cifras del Tribunal de Justicia Municipal, pues nada más en el periférico entre las ocho y las nueve de la mañana, nuevamente durante el mes de octubre, se presentaron 23 accidentes, cifra que se mantiene en la siguiente hora, pues entre las nueve y las diez de la mañana, es esa misma rúa, se tiene registro de 20 accidentes, para un total de 43, tan solo en las primeras horas del horario laboral.

La tendencia continúa a lo largo del día y fluctúa hacia arriba o hacia abajo dependiendo de las horas de mayor tráfico, pero se mantiene siempre por encima de los 15 accidentes por hora hasta las 8:00 PM, cuando empieza a disminuir el tránsito.

Lo cierto es que las medidas que ha implementado el gobierno municipal de Jorge Zermeño han resultado un rotundo fracaso. Primero, se autorizó por parte del cabildo disminuir la velocidad máxima de 80 a 60 kilómetros por hora, lo cual prácticamente nadie respeta, y se puede ver tanto a vehículos particulares, así como de carga y de pasajeros circulando a velocidades que fácilmente superan los 100 kilómetros por hora, ante la mirada complaciente de los agentes de vialidad, que saben elegir perfectamente a quienes van a infraccionar.

Asimismo, fracasó estrepitosamente el operativo carrusel, que se implementa con una patrulla de vialidad y un elemento motorizado, cuyas unidades colocan al frente del contingente a fin de obligar a los conductores a no sobrepasar los límites permitidos de velocidad, y generando una peligrosa fila de conductores desesperados por avanzar, sometidos al estrés y disgustados con los elementos. Finalmente, el operativo radar ha dado muy buenos dividendos, pero en lo económico, pues es obvio que en lo que se refiere a la disminución de percances su ineficacia está más que probada.

Lo cierto es que las medidas coercitivas de poco servirán, lo que realmente urge y es necesario es una cultura vial que se inculque a los conductores desde que se inician al volante de un vehículo, y se den cuenta de la enorme responsabilidad que se tiene cuando se está tras el volante, todo lo demás, seguirán siendo meras medidas de relumbron apra aparentar que algo se está haciendo ante un problema que tiene que erradicarse de fondo mediante la educación, y no solamente basado en el castigo a los bolsillos de los conductores.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu