Torreon, Coah.
Edición:
04-Mar-2024
Año
21
Número:
896
Inicio » COLUMNAS » INDIFERENCIA HACIA LOS BIENES COMUNES / 805

INDIFERENCIA HACIA LOS BIENES COMUNES / 805


|
Por:
Sin Censura
|
21-11-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: ABEL ALCALÁ H.

La indiferencia hacia los bienes comunes es la explicación del porqué de los muchos males que padecemos en nuestra ciudad, estado y país, este vicio del carácter cuando se manifiesta de manera mayoritaria en el pueblo es causante de innumerables malestares y confrontaciones en  la vida pública.

Los bienes comunes son los que las autoridades políticas de una comunidad, estado o país de manera obligatoria  deben poner a disposición de todos y cada uno de sus integrantes, porque gracias a ellos se da satisfacción a las necesidades de la sociedad en general.

Los bienes comunes  se usan colectivamente, deben estar accesibles para ser  utilizados por toda la comunidad o pueblo,  Los bienes comunes no pueden ser propiedad de un solo sujeto, sino que  de propiedad colectiva o comunitaria.

Los principales  bienes comunes  para la población son: la salud, la educación, la seguridad y protección de su vida y patrimonio, la impartición de justicia, etc.,  en resumen son los auténticos  derechos humanos y las garantías sociales que se infieren del derecho natural y  muchas veces están previstos en leyes constitucionales y ordinarias de las naciones.

Las autoridades políticas de los pueblos deben coordinarse en base a la solidaridad y subsidiaridad con las organizaciones e instituciones  de ciudadanos para encontrar  los mejores “cómo” para hacer real el acceso y goce de los bienes comunes a todo y cada uno de sus integrantes.

Cada comunidad tiene sus propias características, pero sus habitantes comparten bienes que son de todos; por ejemplo, caminos, carreteras, calles, escuelas, áreas verdades, hospitales, ríos y lagos, servicio de agua, drenaje y electricidad, que  son servicios que a todos conviene cuidar, pues se trata de bienes comunes que facilitan la vida diaria y la hacen más placentera.

Desatender la tarea de cuidar y perfeccionar los bienes comunes  ya por parte de las autoridades políticas  como los habitantes de los municipios provocan el deterioro de la armonía social y acarrea dañinos enfrentamientos entre autoridades y población y entre los mismos habitantes.

Cómo nos explicamos que autoridades públicas y pueblo puedan llegar a tomar la actitud de desprecio por los bienes comunes; mi respuesta es que cargan con el vicio de la indiferencia.

Se hace necesario saber en qué consiste le vicio de la indiferencia; La indiferencia es un estado de ánimo en que no se siente inclinación ni repugnancia por algo, sea una persona, un objeto, tema o asunto determinados.​ Wikipedia.

Desde un punto de vista psicológico, una persona puede ser indiferente ante otras o ante lo que ocurre en su entorno porque no ha desarrollado un sentimiento de empatía que le permita conectar con las necesidades de los demás. Por ejemplo, cuando no se muestra empatía por la situación o problemas de su comunidad.

La indiferencia lleva en su seno la sordera total, esa fatal insensibilidad para todos los asuntos de su familia, colonia, ciudad, estado y país, mata  los sentimientos e ideales para obrar por el bien del prójimo, nada les conmueve y se la pasa o derrite en placeres sensuales  y  huye de cualquiera sacrifico por los demás; es muy difícil que siente arrepentimiento por su frialdad, tibieza pues su corazón es de piedra.

Ahora citaré algunos mensajes y frases sobre nuestro tema: “Lo preocupante nos es la perversidad de los malos, sino la indiferencia de  los buenos”, Martin Luther King Jr.; “No te merece aquel que con su indiferencia te hace sentir invisible y ausente…sino quien con su atención te hace sentir importante y presente”; frases de Rocío.

En cada uno de nosotros está trabajar por los bienes comunes para tener una ciudad, estado y país ordenado y bello, solo hay que hacer a un lado a los indiferentes. Usted lector dice la última palabra.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu