Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » COLUMNAS » LA AMENAZA DE LOS VIDEOJUEGOS / 802

LA AMENAZA DE LOS VIDEOJUEGOS / 802


|
Por:
EduardoGranados
|
31-10-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: EDUARDO GRANADOS PALMA

Analista Internacional en Seguridad,

Inteligencia y Defensa

www.CIASID.org

El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que los videojuegos pueden ser muy violentos y  consideró que afectan y dañan a los niños, por lo que hizo un llamado a los padres de familia a pasar más tiempo con sus hijos. La tecnología móvil se está convirtiendo en una parte fundamental del sector del juego; el 63 % de los niños de entre 2 y 17 años utilizan dispositivos móviles para jugar. Aunque los juegos online pueden proporcionar una interacción social de calidad, hay un lado oscuro. Desde el ciberacoso hasta los depredadores online y los peligros ocultos, hay muchas preocupaciones cuando se trata de jugar a videojuegos online. Lo más importante que podemos hacer los padres es establecer un diálogo sobre el uso online seguro a una edad temprana y basarse en eso a medida que nuestros hijos crecen. Si se comprende los riesgos y la importancia de la seguridad, es mucho más probable que nos cuenten sus inquietudes o preocupaciones. Para muchos niños, la capacidad de escapar a un mundo online permite huir de la vida real: nadie sabe quiénes son, a qué colegio van o qué aspecto tienen. Sin embargo, este anonimato es un arma de doble filo. Algunos jugadores aprovechan su identidad cambiante para "afligir" a otros jugadores, lo que hace que el juego sea menos divertido deliberadamente. Esto podría incluir "kill stealing", en el que quienes afligen matan monstruos necesarios antes de que los jugadores puedan acceder a ellos, o encadenan grupos de monstruos de alto nivel a los jugadores de nivel inferior, lo que hace que mueran. En algunos casos, esta aflicción deriva en ciberacoso. Hay varias formas habituales, como susurrar directamente mensajes hirientes y dañinos a los jugadores, o enviar spam con comentarios despectivos sobre sus víctimas a canales de chat mundiales. Es fundamental que los niños y los padres comprendan sus opciones. La mayoría de los juegos permiten a los jugadores bloquear conversaciones y mensajes de otros usuarios y, en algunos casos, los comentarios o las acciones de los matones pueden ser una violación de las condiciones del servicio del juego. Siempre es una buena idea anotar o realizar una captura de pantalla de cualquier conversación ofensiva e informar de ella a los administradores del juego. La naturaleza social de los juegos online permite a los cibercriminales manipular las conversaciones. Pueden elegir a cualquiera de nuestros hijos en un canal de chat general y luego empezar a enviarle mensajes personales que piden información personal detallada. Al juntar datos de los juegos y de otras fuentes, los hackers pueden crear cuentas en nombre de del menor o acceder a cuentas existentes. Es recomendable evitar proporcionar ningún tipo de información personal y asegurarse de que los nombres de usuario y las contraseñas son diferentes en los distintos juegos y sitios de juego. Otro peligro de los juegos online proviene de las consolas o los propios ordenadores de sobremesa. Cuando han perdido su utilidad, muchas familias llevan estos dispositivos al centro de reciclaje de dispositivos electrónicos local o los venden en sitios de intercambio. Los usuarios a menudo olvidan eliminar sus archivos e información personal, lo que, a su vez, pone en riesgo su economía y su vida privada. Se debe borrar todos los datos personales de las consolas de videojuegos, tablets y smartphones y, a continuación, realizar un restablecimiento de fábrica. Las herramientas o procedimientos específicos necesarios pueden variar según el tipo de dispositivo, por lo que es importante investigar al respecto para cada dispositivo. Además, algunos dispositivos podrían incluir zonas de almacenamiento que no se ven afectadas por las funciones de borrado del dispositivo. Como padres en muchas ocasiones decidimos ignorar lo que hacen nuestros hijos por falta de interés en el contenido de sus actividades en la red o al momento de hacer uso de los videojuegos y justificamos que estamos al pendiente de nuestros hijos con solo reclamarles sobre el exceso de tiempo al frente de la pantalla o exigirles que primero cumplan con las tareas domésticas y académicos asignadas. Pero la indiferencia puede llevarnos a una lamentable tragedia. La industria de los videojuegos es una amenaza creciente que requerirá de medidas objetivas de control y supervisión no solo familiar sino conducidas por las autoridades ante un riesgo que crecerá y se perfeccionará día con día. Al tiempo…

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu