Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » COLUMNAS » ¿SERÁ VERDAD? / 800

¿SERÁ VERDAD? / 800


|
Por:
La Comadre
|
15-10-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: LA COMADRE

Segunda carta a Rubén Moreira

Dip. Rubén Moreira Valdez

Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI

Sexagésima Sexta Legislatura Federal.

Cámara de Diputados.                           11 de octubre del 2021

Todo pasa…, y toda fecha manifiesta llega de una forma o de otra. Es la mecánica del movimiento, es el trabajo del ritmo y el funcionamiento constante del tiempo. Así es la naturaleza de las cosas que siempre van en proceso crítico: J. Garsán

Apreciado amigo Rubén,

Va mi segunda carta ahora que te desempeñas -en este minuto histórico tan determinante- en tan definitorio cargo en la Cámara de Diputados. Eres figurante de calidad ahora que la imbecilidad, que ha secuestrado las instituciones y la economía,  pretende, a toda costa, dar marcha a atrás a uno de los más grandes esfuerzos de sexenio pasado que costó tiempo y dinero, mucho dinero…, a los sufridos contribuyentes mexicanos.

Curiosamente, con enorme ironía, de esas que continuamente nos obsequia la historia, dos personalidades controvertidas, tú entre ellas, asisten, actúan protagónicamente en este minuto de los anales de la Cámara de Diputados y de la historia del País…,dos actores ocasionalmente elevados concurren marcados con serios cargos de corrupción, reales o fabricados, ¿quién puede saber con certeza?

A ustedes, y los 69, por azares de las circunstancias que mandan en nuestras vidas y en las vidas de las instituciones, - actualmente les ha tocado ser actores decisivos en un momento histórico dominante, determinante y definitorio del  presente y del futuro de México: El intento de reversión, sin ambages, de la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto del 12 de Agosto del 2013.

Es de recordar que en diciembre de 2013, Enrique Peña Nieto consiguió lo que pareció impensable durante 75 años: la apertura del sector energético mexicano a la iniciativa privada con la aprobación de la Reforma Energética en el Congreso.

La necesidad de abrir el sector ocurrió en un contexto de  incapacidad de las empresas para estatales Pemex y CFE para satisfacer la demanda energética del país.

¿Tú, “Alito” y los 69 del escuadrón tirarán por la borda el esfuerzo histórico de Peña Nieto que en su momento defendieron a ultranza y sin condiciones?

Tú Rubén menos que nadie, que siendo gobernador de nuestro estado, fuiste gran apoyador y promotor de dicha reforma ¿tendrías el descaro de ahora subestimarla y despreciarla sólo por amenazas de llevarte al paredón o mandarte al ostracismo?

Estás obligado, fuera de politiquerías y manejos truculentos, a votar en contra de la reforma constitucional del presidente de la república. Estás de lleno comprometido, a pesar de tus ideologías obsoletas, a decir No a semejante amenaza contraria a las libertades.

NO a la reforma energética propuesta por AMLO, sin matices ni reservas, sin declinaciones o distingos, sin tersuras ni suavidades.

Un contundente, tajante y categórico NO, deberá ser la respuesta de la fracción del PRI…, en bloque como tantas veces en la historia de sus numerosas y muchas veces cuestionables votaciones.

Deberá ser un compacto y atronador NO, sin interpretaciones solícitas y oficiosas de los principios básicos del partido, sutilmente argumentosas; deberá ser un No sin ausencias convenientes por enfermedad ficticia o pretextos de votos de conciencia o cualquiera artimaña tramposa del parlamentarismo desorientado y confundido, indeciso y miedoso, utilitario y cabildero.

El Presidente de la República, reinicia –¿con la complicidad del PRI?– su amplio programa de demolición institucional. Hoy se trata de la iniciativa de reforma constitucional sobre generación de energía… ¿Y después?

Según el reconocido jurista Sergio García Ramírez en entrevista  del 9 de Octubre del UNIVERSAL.

…“Hay muchas razones para rechazarla. Una de ellas atañe a los principios constitucionales que contraviene: incumplimiento de reglas adoptadas, alteración del orden establecido para la concurrencia entre los sectores público y privado, retroactividad que entraña despojo y supresión de los mecanismos autónomos de control, que se entrega a los mismos sujetos que deben someterse a él.

“Un segundo argumento -que señala el jurista- para rechazar la propuesta del Ejecutivo concierne al rumbo de la política energética en el mundo entero, que es condición para nuestro desarrollo. La iniciativa marcha contra la tendencia mundial recogida en instrumentos internacionales que México suscribió; promueve la contaminación del ambiente, y genera condiciones desfavorables para millones de usuarios del servicio de energía. La tendencia monopólica de la propuesta presidencial favorece la generación de energía por medios contaminantes que afectan la salud y encarecen el suministro”. Hasta aquí las declaraciones de García Ramírez.

Por otra parte, es claro y apremiante que el PRI, -a través de sus diputados y senadores,- deba comprometerse a reafirmar y a enarbolar los beneficios de una economía abierta, rechazar el proteccionismo e impulsar un destino confiable para las inversiones; es de obvia forzocidad -en base a valores y principios- que los diputados Priistas deban sujetarse a los lineamientos establecidos en sus documentos básicos…Solamente hay que leerlos y analizarlos en toda su extensión y comprensión.

Pero además porque es claro, forzoso y conclusivo que los diputados del PRI deban sujetarse tanto en su declaración de principios, como en su plan de acción.

Miguel Ángel Osorio Chong, líder del PRI en el Senado le declaró a Eduardo Ortega del FINANCIERO en octubre 08, 2021 que:

“Los priistas, en la votación de la reforma constitucional en materia eléctrica enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador a la Cámara de Diputados, deben sujetarse a los lineamientos establecidos en sus documentos básicos…” Es un mandato interno que no se podrá soslayar sin contravenir el precepto expreso y claro dado por su asamblea.

“Tanto en su declaración de principios, como en su plan de acción, el PRI se compromete a ponderar los beneficios de una economía abierta, rechazar el proteccionismo, impulsar un destino confiable para las inversiones, apoyar las transformaciones ocurridas en sectores estratégicos como el energético, contemplados en el tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, e, incluso, ampliar las fuentes disponibles de energía, preferentemente limpias…y descartó la posibilidad de que los documentos básicos del partido tricolor puedan reformarse antes de que la iniciativa del Ejecutivo sea aprobada, tanto en San Lázaro, como en el Senado.”

Todas estas aseveraciones del senador priísta que se basan en los documentos básicos, contradicen, palmo a palmo, los puntos de la propuesta populista y retrograda de AMLO, la rebaten tajantemente, radicalmente, categóricamente…, entonces Rubén, ¿para qué propósitos andar vagando, ociosamente, de esquina en esquina; entonces, para que fines  los escarceos, las declaraciones tan ambiguas, tan fintadoras, tan embusteras?

Es cierto que el juego de la política se asemeja más al truco que a lo llanamente obvio; es claro que en ese juego siempre hay segundas, terceras y cuartas intensiones.

Reconozco que la política, por naturaleza es de ambages, de rodeos, de equívocos, de sutilezas astutas, de pretextos, de evasivas convenientes, de perífrasis interesadas, de promesas fulgurantes y tanteadoras. Reconozco que esas particularidades están allí y seguirán repitiéndose una y otra vez. Son las condiciones, sine qua non, del juego frío e inclemente de la política.

Es la condición multicolor y multiforme del camaleón de siempre aparecer acomodado en forma a las circunstancias del terreno en que habita y se desenvuelve.

Es la ley de la ventaja en el juego de la sobrevivencia, en la lucha por el poder y en el horizonte de acontecimientos de la fuerza de los intereses públicos y privados en juego.

Tomando estas afirmaciones como válidas, también podríamos aceptar que hay momentos de la historia en que lo nuevo reclama la tierra de lo viejo para plantar la semilla de lo nuevo, de la nueva era, del nuevo tiempo, de la nueva forma de hacer política…, y admitir que, – el PRI,  tú, el presidente del partido, su  secretaria general y los 68 diputados restantes, –deberán romper el marco intelectual y cultural del populismo mexicano inveterado, que les obsequió ideas, creencias y actitudes, de un partido que ya rindió sus frutos y, aceptar con mente abierta, que ahora los tiempos reclaman diferentes ideas, diferentes creencias, diferentes actitudes fuera del marco esclavizante del populismo nacional revolucionario cardenista que pretende resucitar la mente y el corazón atrabiliarios del autócrata aprendiz de dictador que se encarna en AMLO.

Como te afirmé en la primera carta: “El Obradorismo mendaz, es inmoral, lo cual en la real política no se toma a mal, porque los actos de la política están distanciados de las moralinas que impiden la realización de los actos necesarios que requiere el Estado para su gobernación y su desenvolvimiento; pero hacer de la moralidad una bandera ya de por sí es de evidente engaño y de acrisolado cinismo que sólo les es propio a los autócratas y a los dictadores.”

Aceptar en los hechos a través de una votación de los diputados que coordinas, a favor de las locuras de la reforma del autócrata de Palacio Nacional, es condenar al PRI y al país al regreso infame…, es ayudar a empinarlo y sumergirlo, de nueva cuenta, en el hoyo obscuro de la canija regresión.

Aceptar la reforma de AMLO, por conveniencias personalistas de no sé qué perversas índoles, seguramente alejadas de los reales intereses nacionales libertarios, institucionales, federalistas y republicanos…, es marchar con AMLO traicionando a tu partido y a los anhelos libertarios.

Yendo tú y tu destacamento por la izquierda  despintada que propone AMLO también en esta reforma constitucional, marchando al ritmo de los gastados credos y blandiendo las trilladas ideologías populistas que rigen torpemente su política y las reglas de la economía que impulsa, cuyos impactos  se vierten coercitivamente  y ad ovo en  la sociedad…, pues entonces, de seguro y sin ninguna duda, te estás concentrando a ir tras del socialismo que contradice las bases individualistas de la sociedad moderna. Si decides, con tus 70 diputados, a ir por la izquierda, entonces te estás inclinando a ir al abandono de la libertad también en materia económica sin la cual nunca existió libertad personal ni política. Si te ladeas para transitar por la izquierda, llevando contigo a tu cuadrilla, entonces te inclinas a circular  por el camino del socialismo que significa esclavitud, como lo advirtieron Lord Acton y De Tocqueville.

El PRI fue desmantelado. AMLO le piñò todo el arsenal de valores populares que acarician al pueblo con florituras de esperanzas y promesas de redención. El PRI, sin salvedades, con acciones decisivas deberá escapar del desvarío populista ancestral y obsoleto, que fue absorbido en su totalidad por López Obrador, quien ahora cotidianamente lo despinta, lo borra, y lo hace invisible para la ciudadanía. Todo el arsenal de ofertas seductoras quedó asimilado  en el marco de trampas, de sentimientos,  emociones y ofertas de MORENA.

Por todo ello y mucho más que está en los continentes de la libertad y la democracia…, es imperativo replantear los principios que el PRI se dio a sí mismo y que están impresos en sus documentos básicos. Es forzoso que abandone todos los trebejos del populismo otrora útiles y consecuentes. Está obligado a aceptar la tendencia de los países democráticos  a continuar la marcha por la libertad, por el respeto a las instituciones y por el fomento continuo del estado de derecho incluyendo una renovación y fortalecimiento del federalismo ahora descalabrado y en período de desahucio y muerte

A tí y al resto de los 70 les tocó en suerte  poder ser puente entre la última generación de la vieja política y de los usos y costumbres del nacionalismo revolucionario, ahora arcaico y destructivo, que AMLO,  a toda costa y contra viento y marea, quiere revivir desde su ignorancia, con pertinacia y ceguera.

AMLO secó al PRI, le absorbió la esencia del populismo electorero  que rigió durante los mejores y más constructivos años del Priismo institucional. Los políticos, las ideas, las estrategias, las tácticas, los usos y las costumbres pertenecieron al PRI. Casi todos los militantes encumbrados de Morena,- más los que se acumulen en la desbandada que se aproxima,- provienen del establo priista, con algunas marcadas excepciones, cuadra donde satisficieron su ambición de poder, su codicia, su hambre de prestigio y de dinero. Se sirvieron del PRI a sus anchas, sin freno y sin medida. Ahora son los proclamados nuevos redentores que, por oportunismo, encarnan los valores de la 4 T. ¡Grandiosa y estrambótica oferta de redención!

Sin embargo Ahora llegó el momento de enredarse en el juego de la política como lo exigen los nuevos tiempos, la política pragmática que hasta ahora había sido útil en la cancha de la vieja política, es obsolescente, no fructífera…, es  estéril. Se requiere inteligencia, blandura y maña; se requiere hígado, corazón y buena intención para poner  en el tapete de la discusión y de la acción, las normas y formas  libertarias de los nuevos juegos de la nueva política. La vieja política se desploma para abrir paso a  las vanguardias, a las puntas de lanza con pensamiento claro, proyectos vivos y sagaces,  organización  y acción de amplia prospectiva  que también ofrezca un proyecto de nación de largo alcance en beneficio de todos los mexicanos, sin distingos de clase de pensamiento o credo.

Llegó el momento de las definiciones y de los términos claros que se estilan en los grandes pactos que hacen andar a las repúblicas por los caminos de la libertad, de la institucionalidad, del progreso y de la construcción económica política y social.

La indecisión real o programada por cuestiones políticas coyunturales tiene en ascuas a un enorme número de electores que confiaron nuevamente en el PRI el 6 de junio pasado y a la alianza Va por México a la que le entregaron alma vida y lealtad… ¿oportunista?

Tú, Alito, Sesenta y nueve diputados y 13 senadores están institucionalmente atrapados en medio de una narrativa estridente, que de inicio cuestiona la ideología y los principios básicos ya instalados en los documentos básicos de esa institución, principios e ideología que se distancian del pasado nacionalista revolucionario y del populismo más temprano e intermedio de México. 

Siendo esto así:

No a la reforma constitucional de AMLO en materia energética.

No a la reforma…, No. Sin distingos.

Sin más por el momento.

Recibe un fraternal abrazo.

José García Sánchez

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu