Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » COLUMNAS » Dependemos de Facebook / 799

Dependemos de Facebook / 799


|
Por:
EduardoGranados
|
11-10-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: EDUARDO GRANADOS PALMA

Analista Internacional En Seguridad,

Inteligencia y Defensa

www.CIASID.org

Hace una semana nos dimos cuenta como nuestra comunicación depende de las redes sociales. Por más de siete horas nos quedamos sin Facebook, Instagram y principalmente sin WhatsApp. De pronto regresamos dos décadas atrás en el tiempo y volvimos a hacer llamadas telefónicas y a enviar mensajes de texto SMS. Supuestamente la interrupción fue provocada por el sistema que administra la capacidad de su "columna vertebral" global, es decir, la red que Facebook ha construido para conectar todas sus instalaciones informáticas, que constan de decenas de miles de kilómetros de cables de fibra óptica que cruzan el mundo y conectan todos sus centros de datos. Algunos son edificios masivos que albergan millones de máquinas que almacenan información y ejecutan las cargas más pesadas computacionales que mantienen las plataformas en funcionamiento, mientras que otros, son instalaciones más pequeñas que conectan la columna vertebral a Internet general y a las personas que usan las aplicaciones de Facebook. Cuando se abre una de estas aplicaciones y carga su feed o mensajes, la solicitud de datos de la aplicación viaja desde su dispositivo a la instalación más cercana, que luego se comunica directamente a través de esta columna vertebral a un centro de datos más grande. Ahí es donde se recupera y procesa la información que necesita la aplicación, y se envía de vuelta a través de la red a su dispositivo. Durante un trabajo de mantenimiento de rutina, se emitió un comando con la intención de evaluar la disponibilidad de la capacidad de la columna vertebral, que accidentalmente cortó todas las conexiones en la red global de Facebook, desconectando los centros de datos de Facebook a nivel mundial. Y como Instagram y WhatsApp pertenecen a Facebook de pronto nos quedamos sin servicio en todo el mundo. La caída generalizada de los servicios de Facebook se produce además cuando la compañía se encuentra en medio de un fuerte escrutinio público tras la publicación en el diario The Wall Street Journal de una serie de artículos elaborados a partir de informes internos de la empresa. Entre otras cosas, los documentos determinan que Instagram es perjudicial para una parte de sus usuarios más jóvenes y que resulta especialmente "tóxico" para las adolescentes, ya que "agrava" los problemas que una de cada tres chicas tiene de su imagen corporal. Tres horas después de la caída generalizada de los servicios, el dominio de Facebook (www.facebook.com) se encontraba "disponible" y "a la venta" en los portales Who Is, que permiten consultar el propietario de las direcciones web y si éstas se pueden comprar. Además, el fallo también afectó a las tarjetas de acceso de los empleados de Facebook y a los teléfonos de sus empleados y llegando a provocar momentos de caos en el seno de la empresa. En medio de la incertidumbre provocada por el apagón, afloraron las noticias de que los datos de más de 1.500 millones de usuarios de Facebook se habían puesto a la venta en foros especializados de hackers y en la Dark Web. Sin embargo, la venta de estos paquetes masivos de información personal es anterior al apagón de sus servicios y se encuentra fechada el 22 de septiembre de este año. Ante los fallos en las Apps de la competencia, Twitter experimentó un inusual aumento del tráfico con el que llegó a ironizar a través de su propia cuenta corporativa: «Hola literalmente a todo el mundo». Asimismo, los problemas también llegaron a Telegram debido a la afluencia masiva de usuarios nuevos. De este tamaño es nuestra dependencia con Facebook. Esta enorme empresa que fue creada en 2004 por un joven estudiante de la Universidad de Harvard en Cambridge de tan sólo 20 años y que hoy es el multimillonario más joven del mundo. Está plenamente comprobado que las comunicaciones entre particulares y negocios dependen hoy en su mayoría de Mark Zuckerberg que logró construir una plataforma en una habitación universitaria que actualmente alberga más de 2800 millones de usuarios. Definitivamente hoy el mundo depende de una empresa y tarde o temprano nuestras finanzas y hasta negocios estarán condicionados al pleno funcionamiento de sus plataformas. Muchos gobiernos terminarán delimitando este control, o bien, asociándose con Facebook. Al tiempo…

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu