Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » COLUMNAS » UN PAÍS EN DISPUTA / 786

UN PAÍS EN DISPUTA / 786


|
Por:
Sin Censura
|
07-06-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: MIGUEL ÁNGEL SAUCEDO L.

Para cuando estas líneas aparezcan ya se habrá decidido, entre otras situaciones, la composición de la Cámara de Diputados, la joya de una corona que está en disputa entre dos coaliciones de partidos que representan dos muy diferentes proyectos de gobierno y, sobre todo, de país. Dos visiones diferentes, tanto que proyectan imágenes también muy lejos una de otra respecto de nuestra nación. Ambas presentan su diagnóstico y ambas hacen su pronóstico acerca de lo que sucederá con México si se siguen extendiendo y profundizando las políticas que, a nivel federal, se vienen aplicando desde 2018.

Sin embargo, los diagnósticos que nos presentan muestran dos Méxicos muy diferentes, se refieren a dos países que no tienen nada en común, salvo el nombre. Ni las características económicas ni las sociales ni, mucho menos, los rasgos políticos a que recurren ambas visiones para dibujar la realidad mexicana se parecen prácticamente en nada. Si algo exhiben es, justamente, su radicalmente diferente forma de percibir una misma realidad. Algo así como aquel comercial televisivo que nos hablaba de que un vaso que contiene agua hasta la mitad de su cupo se puede ver “medio lleno”, si se observa por parte de quién ha saciado su sed, al menos parcialmente, o “medio vacío” si quién lo observa lo hace desde una muy sedienta circunstancia. Todo es cuestión de puntos de vista, en apariencia.

Sin embargo, un “punto de vista” es un punto, un lugar en la escala social desde la cual se observa, de manera muy diferente, lo mismo que se puede observar desde otro “punto de vista”. En otras palabras, estamos hablando de algo más que simples opiniones que un día son divergentes con otras y, en otros momentos, pudieran perfectamente ser coincidentes. Como si todo fuera cuestión de estados anímicos, o de lo que diga nuestro horóscopo o como si todo dependiera de lo que desayunamos ese día en que se nos ocurre expresar ese nuestro punto de vista.

EN la realidad no sucede así. Independientemente de lo que hayamos soñado la noche anterior o lo que hayamos (o no) desayunado esa mañana, la verdad es que nuestras percepciones, valoraciones y acciones tienen más que ver con el lugar que nos tocó en la estructura social que con las circunstancias de ese día o de la noche anterior. Se llaman intereses, sean materiales o simbólicos, lo que nos mueve son intereses. Por eso dicen que “el interés tiene pies”, en referencia a que vamos a pensar, valorar y actuar en función de nuestros intereses, no en función de intereses ajenos, a menos que confundamos los interese de otros con los nuestros.

Y ese es el punto, a propósito de que el 6 de este mes se decide quien se sirve con la cuchara grande el presupuesto federal y quien se dedica a observar, seguramente con rabietas y con enconos, la manera en que los triunfadores utilizan el presupuesto en la construcción del país que ellos consideran que es el mejor.

Así, tendremos una de dos: una Cámara de Diputados que aprobará, casi sin ver, lo que el Ejecutivo, léase López Obrador, les envíe, con un enfoque en el que el centro es la disminución de la pobreza o, por el contrario, un poder legislativo que rebote cada propuesta presidencial dirigida a paliar las enormes diferencias sociales y que redirija los recursos públicos a engrosar los bolsillos de quienes hicieron pingues negocios con los recursos públicos. De ese tamaño es lo que se disputa el 6 de junio. Ojalá hayamos votado en la dirección correcta.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu