Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » COLUMNAS » ¿SERÁ VERDAD? / 776

¿SERÁ VERDAD? / 776


|
Por:
La Comadre
|
07-03-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: LA COMADRE

Que bien dice el dicho: “más vale malo por conocido, que bueno por conocer”. Esta debió ser la sesuda reflexión del ahora, Alcalde con licencia, Jorge (Peje)Zermeño, a la hora de proponer al Congreso del Estado, a quien cubrirá el interinato por el tiempo que dure el proceso electoral, pues como es bien sabido, al viejito le da pánico vivir en el error, o sea, sin tener un hueso político, pues a estas alturas de su vida, con una familia con hijos pequeños, sería trágico dejarlos a su suerte.

Así qué, como se esperaba, propuso a su apagafuegos, a quien realmente gobiernan el municipio, desde que (Peje)Zermeño regresó a la presidencia. Nos referimos al licenciado, Sergio Lara Galván. Y es que Lara lo mismo le corregía la plana a (Peje)Zermeño, que dialogaba con los muchos grupos inconformes con el gobierno municipal.

Lara es el equivalente al que fue el vocero de Vicente Fox, quién todos los días, salía a dar la cara para desdecir las pendejadas del presidente, aun a costa de su credibilidad, y hasta de su honra.

Así que, Lara, no tendrá ningún problema el tiempo que este fuera (Peje)Zermeño, puede seguir haciendo lo mismo, solo que sin la carga de las pendejadas de (Peje)Zermeño.

En realidad, Lara no es un mal tipo, ni mala leche como (Peje)Zermeño, tiene buena mano izquierda y, que se sepa, nunca pierde los estribos, como es común con su jefe. Y aunque solo va a administrar el changarro, o sea, no podrá tomar decisiones sin antes consultarlas con su jefe, sí podrá destrabar algunos embrollos que le han dado muchos dolores de cabeza a (Peje)Zermeño, no porque sean insuperables, sino, porque el chapulín alcalde con licencia, es un tipo obcecado, intolerante e intransigente.

Lo bueno es que estará fuera de circulación por 4 meses. A ver cómo le va en su campaña, porque contentos, lo que se dice contentos, no tiene a los torreones, y es seguro que muerda el polvo. Al tiempo.

Que por flojo y bocón, el flamante primer regidor del ayuntamiento de Torreón, Nacho Corona, sufrió un tremendo revés, después de que había declarado que el Estado, se había robado los semáforos que se quitaron en todo  el Bulevar Revolución. Esto lo aseguró Corona, la semana pasada a través de los medios de comunicación.

Obviamente, el estado se defendió y reveló, publicando un documento, donde se da fe, confirmas y todo el protocolo de ley, de que los semáforos retirados de esa vía, fueron entregados al municipio desde diciembre del año pasado.

De manera muy detallada, se da cuenta de todo lo que se entregó, las condiciones en que estaban y quien recibió por parte del municipio y entregó por parte del gobierno.

Fue el titular del Organismo Regulador del Transporte Masivo, Alfonso Tafoya, y el jefe del Sistema Integral del Mantenimiento Vial de Torreón, de apellido Niño.

Sin embargo, sin información ni elementos suficientes, el primer regidor y presidente del PAN en Torreón, Ignacio Corona, denunció en sus redes sociales, la falta de entrega de los aparatos, diciendo que se llevaron cabezales, controles, y 26 tarjetas. Dijo que “cada semáforo, nos cuesta más de 100 mil pesos en estas condiciones,  y el Gobiernos del Estado, se llevó 97”.

Por su parte, la Regidora del PRI, Dulce Pereda, dijo que esos semáforos, están guardados en una bodega, de la que no pueden salir, pues está clausurada, dado que funcionarios municipales panistas, quisieron extorsionar a los dueños de la empresa,  misma que se inconformó de tal atropello, y desde entonces se clausuró esta bodega con todo y los semáforos adentro.

Así que, a Corona, le salió el tiro por la culata y lo único que hizo, fue evidenciar la corrupción que prevalece en el municipio de Torreón.

Que con toda la parafernalia emprendida por el gobierno federal, que dice va por el desafuero, por parte de la Cámara de Diputados, contra el gobernador de Tamaulipas, el panista, Francisco Javier Cabeza de Vaca, es un circo mediático con fines electorales, simple y sencillamente, porque la Cámara de Diputados, tiene la facultad de declarar el desafuero y turnar el caso al Congreso de Tamaulipas, donde desde ya, blindó al Gobernador, mediante un proyecto de acuerdo, aprobado por la mayoría de los diputados locales, para en cuanto reciba la solicitud por parte de la Cámara de Diputados, apelarán a la autonomía del Estado y manden a la burger, el dictamen de la cámara y del Ministerio Público Federal, pues estos dos entes, solo tiene facultades declarativas, comunicativas y parciales, que deben complementarse con una decisión constitutiva de la legislación local, para hacer efectivo el desafuero. Y aquí uno se pregunta, ¿para qué dar brinco, estando el suelo tan parejo?

El truco detrás de esta maniobra, promovida por el Presidente López, es debilitar al Gobernador de ese Estado, de cara a las elecciones del 6 de junio, sabedor, de que Cabeza de Vaca, tiene pleno control de su Estado y está seguro de ganar, de todas, todas, en la próxima elección.

Que ha causado mucho escándalo y preocupación, la forma en que el Presidente de la República, evidenció una falla  de la Auditoria Superior de la Federación.

Como es sabido,  la Auditoría, presentó, dentro de su informe de resultados,  un error garrafal, que fue objeto de descalificación y enojo por parte del Presidente, a quien acusó al titular, David Colmenares, de estarles haciendo el juego sucio a sus adversarios. Y es que Colmenares, se equivocó en la cifra que se tuvo que pagar por la cancelación de la aeropuerto de Texcoco, inflando la cantidad en casi 3 000 millones de pesos. Eso enfureció al presidente y casi manda un mensaje directo a los diputados para descalificar  esa información y de paso remover al Auditor General. 

Pero el Presidente, con esta acción, solo mostró el bosque, no así los árboles contaminados, pues de los más de 60 mil millones auditados,  quitando los 3000 millones del aeropuerto, salen debiendo 57 mil millones, que tendrán que comprobarse a justificar su  gasto.

Fue una estrategia maestra de AMLO, para esconder y descalificar todas las observaciones sobre los manejos turbios de obras como Dos Bocas, el Tren Maya y los programas sociales, que son un barril sin fondo, y es de donde se encuentran más anomalías, dispendios, desviaciones y fraudes, sobre esto, hay análisis y señalamientos muy puntuales de expertos e intelectuales.

Así que, el gobierno que se dice el más radical para acabar con la corrupción, está resultando más opaco y corrupto que el de Peña, y esto, ya es mucho decir.

Quinta carta pública al presidente.

Dante Delgado, fundador del Movimiento Ciudadano, ha estado escribiendo cartas (esta es la quinta), dirigidas a AMLO. Esta nos parece que resume las anteriores y manda un mensaje claro a la sociedad, por eso, la reproducimos:

“Andrés Manuel, construiste la oposición que querías, no la que necesita el país.

Andrés Manuel, después de haber caminado juntos durante tanto tiempo, sería absurdo de mi parte no reconocerte virtudes, pero aún más olvidar tus excesos. ¿Recuerdas cuando, después del fraude electoral del 2006, te propuse el plantón de Reforma y decidiste modificar la estrategia y extenderlo hasta el Zócalo bajo la consigna “voto por voto, casilla por casilla”? En aquel entonces te dije que el paso siguiente era prepararnos para la elección presidencial de 2012 y que teníamos que comenzar por enlistar diez errores cometidos en campaña. “¿Fueron tantos?”, preguntaste. Te respondí que fueron muchos más, pero que bastaba con que reconocieras diez. Tu incapacidad para aceptar errores y rectificarlos es uno de tus mayores defectos.

En 2006 perdiste, entre otras cosas, por no asistir al debate, por no darle su lugar al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, por no dialogar con los empresarios, por enfrentar a los medios de comunicación, por el penoso «cállate chachalaca» que le dedicaste al personaje que ahora representas, por hacer caso solo a tus encuestas, porque no le tuviste confianza a la estructura electoral de tu coalición y porque tu estructura paralela falló.

En el 2012 no ganaste porque seguiste tomando decisiones equivocadas, entre otras, la de reincorporar al grupo que hizo mal su trabajo en el proceso anterior, incluido un famoso asesor sudamericano que te exhibió pidiendo millones. Nuevamente decidiste abrazar la cerrazón y cometiste los mismos desvaríos.

Para la campaña de 2018 no te quedaba de otra: o cambiabas el sentido de la estrategia o no serías presidente. Rectificaste el tono del discurso y ganaste la confianza de empresarios gracias a la intervención de Alfonso Romo, estableciste un vínculo con los medios de comunicación y otros poderes fácticos. Escuchaste, acordaste y por eso ahora eres presidente. 

El camino de la derrota es tan estrecho que apenas si cabe el candidato. Por el contrario, el camino de la victoria es tan amplio que están presentes 30 millones de ciudadanos y, sobre todo, aquellos que te hacen creer que ganaste solo, los que te garantizan lealtad ciega y la sinrazón de atender, sin reparo alguno, decisiones absurdas que dañan a la democracia, a la justicia y a México.

Andrés Manuel, sé lo que estás haciendo, estás construyendo la oposición que necesitas, la que conviene a tus intereses, pero no la que necesita el país. Esto no es lo que se espera de un jefe de Estado con altura de miras. 

Cuando asumiste la presidencia dije que nuestro Movimiento te daría todo el apoyo para que sentaras las bases de tu gobierno, desafortunadamente, lo que has hecho es construir, con las formas tradicionales de operación política, las condiciones que necesitabas para secuestrar al Congreso, capturar al Poder Judicial y restituir la presidencia imperial.

Con profunda ingenuidad, PAN y PRI aprobaron las reformas que te permiten coartar la libertad de quienes disientan contigo o se opongan a tus intereses y, además, controlar al Poder Judicial. 

Frente a este atentado a la democracia y a la división de poderes, los empresarios, desesperados y ofendidos, y los dirigentes de partido, ofuscados y desconcentrados, no logran entenderte, ni estudiarte, ni analizarte, ni valorarte como el ser político que eres. Los tienes totalmente desorientados.

Los provocas permanentemente para que sigan aturdidos: liberales contra conservadores, buenos contra malos, honestos contra corruptos, amigo del pueblo bueno contra la mafia del poder. 

Lo lamentable es que, sin excepción alguna, todas esas fuerzas de representación real han aceptado tu desafío de “conmigo o contra mí”. No advierten que tu objetivo es contrastarlos con un gobierno que, aunque inoperante, es cercano a la gente. Por esa razón no procuras acuerdos, insistes en diferenciarte de ellos, es tu timbre de orgullo, te sientes honrado y procuras cercanía con un pueblo que rechazó la forma en que ellos gobernaron los últimos 18 años.

Desde la presidencia, elaboras partituras de sinfonía, mientras que algunos empresarios, dirigentes y políticos tradicionales responden con notas desafinadas. Con candidez aceptan todos los escenarios que prefiguras y, para convencerse de que son oposición, cuestionan todo y te rebaten en sus discursos, aunque, paradójicamente, también te entregan sus votos en momentos en que deberían demostrar con hechos que son una oposición responsable. No lo son, eso ha quedado claro.

Desafortunadamente, hoy nuestro país tiene a la generación de dirigentes más mediocres y torpes de la historia. Acostumbrados a ser depositarios de un poder derivado, es decir, el que se delega de arriba hacia abajo, no saben cómo reaccionar y no pueden comportarse a la altura del momento que vivimos porque no entienden lo que significa el poder generado, ese que se construye de abajo hacia arriba, el que se gana con esfuerzo y trabajo propio.

Veo como los induces a cometer constantes y penosos errores, lo logras porque conoces a la perfección las viejas formas del sistema. Insisto, me parece increíble, pero con qué facilidad ganas cada una de las partidas, aunque no sea para el bien de México, sino con ánimo de desquite y disfrute del abuso de poder.

Los mensajes en torno a tu injerencia en el proceso electoral, sea a través de la revocación de mandato —que maliciosamente interpretas como una ratificación—, con la consulta que el presidente de la Suprema Corte de Justicia te obsequió, con tus ruedas de prensa matutinas y la discusión en torno a su prohibición en tiempos electorales, amenazando con desaparecer a los órganos autónomos, intimidando y organizando un linchamiento público contra la Auditoria Superior de la Federación —nada más la entidad encargada de cuidar la forma en cómo utilizas el dinero de la gente—, o bien reuniéndote públicamente con los candidatos de tu partido para manifestarles apoyo, son más distractores, parte de tu estrategia para provocar a la sociedad civil y a las organizaciones sociales, y desconcentrar a dirigentes de partidos tradicionales.

Lo trágico es que la solución que encontraron fue exactamente la que necesitabas y prácticamente pediste: se unieron contra ti. El BOA que anunciaste y denunciaste con oportunidad, es hoy una realidad. Empresarios indignados y dirigentes nacionales desubicados, decidieron reeditar el pacto por México, se les ocurrió que la mejor forma de hacerte frente era unir a los partidos que representan corrupción, abuso de poder e impunidad.

Vale la comparación, los veo bailar de cachetito, la diferencia es que tú marcas el paso en semejante dislate.

Qué decir de los intelectuales, analistas y dirigentes empresariales que, ofendidos y desesperados, sin experiencia política electoral y aturdidos por la avalancha de acciones, normas y acuerdos que utilizas para aislarlos, marginarlos, acosarlos e intimidarlos desde el poder presidencial, consideran a la coalición un vehículo para hacerte frente y ser contrapeso. Tú y yo sabemos que no hay nada más alejado de la realidad.

La Coalición Va por México es la oposición que querías y necesitabas. Una oposición construida por los partidos que la gente alejó del poder. Una oposición por la que los mexicanos conscientes no van votar. Una oposición con la que pretendes seguir siendo amo y señor del Congreso. 

No han entendido que la única alternativa para detener tu obsesión autoritaria es la reivindicación ciudadana, que solo los ciudadanos pueden ser el antídoto contra Morena, un partido que no existe sin ti y que sirve solo para servirte.

Lo he dicho desde el primer día de tu gobierno: no somos golpistas, pero tampoco cómplices, no vamos permitir los retrocesos históricos que estás llevando a cabo.

Deseo que concluyas tu encargo como todos los presidentes anteriores, pero no me quedaré callado mientras sigas comportándote como ellos y, en algunos casos, peor que ellos.

Nuestra lucha es procurar el cambio para ser mejores, no para dejar de ser; para que la democracia se fortalezca; para devolverle la autonomía y la dignidad al Congreso; para revertir la captura del Poder Judicial.

Nuestra lucha es para salvaguardar el derecho de todos los mexicanos a vivir en paz y en libertad; para que México tenga una alternativa tanto a tus obsesiones, excesos y abuso de poder, como a los partidos que ya fallaron y siguen cometiendo los mismos errores.

Nuestra lucha no es contra ti, es contra lo que has decidido representar, para que no instaures una presidencia imperial.

Nuestra lucha es por México”.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu