Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » COLUMNAS » SIN CULTURA NO HAY PUEBLO / 774

SIN CULTURA NO HAY PUEBLO / 774


|
Por:
Sin Censura
|
21-02-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: ABEL ALCALÁ H.

Únicamente los seres humanos por su esencia racional y volitiva son capaces de crear y trasmitir cultura, por lo tanto las comunidades humanas que no crean ni trasmiten cultura se quedan en lo infrahumano.

Al comentar sobre la cultura es importante tener presente que cultura es un término que tiene muchos significados interrelacionados. Por ejemplo, en 1952, Alfred Kroeber y Clyde Kluckhohn recopilaron una lista de 164 definiciones de cultura, en la actualidad la lista ha aumentado a más de 240 definiciones.

Obteniendo de todas ellas lo común diremos que la cultura sirve para la formación del hombre, su mejoramiento y perfeccionamiento y es el conjunto de los modos de vivir y de pensar cultivados, civilizados y pulimentados.

Luego la cultura es conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, a una clase social, a una época, y en la trasmisión es el conjunto de conocimientos e ideas no especializado adquirido gracias al desarrollo de las facultades intelectuales, mediante la lectura, el estudio y el trabajo, es decir, mediante la educación.

Queda claro que sin cultura no hay pueblo, ni nación, ni república, ni gobierno y la comunidad de seres humanos queda a merced de su naturaleza animal gregaria básica o primitiva.

Si nos preguntamos por la cultura que nos moldea como pueblo mexicano lo evidente nos dice que la respuesta es la cultura occidental cristiana y son  sus fundamentos el racionalismo griego, el derecho romano y el monoteísmo judeo-cristiano.

Cuando hablamos de cultura nos referimos a vivencias que han penetrado en el pueblo y le dan identidad, en sus convicciones más profundas, en su estilo de vida cotidiana que lo mueve a la virtud.

Si lo que da identidad al pueblo y lo mantiene unido es la cultura, luego es tarea de todos, aunque con diferentes niveles de responsabilidad, cuidar de la cultura y perfeccionarla al ponerla a tono con los avances de las ciencias filosóficas y particulares.

Cuidar que la cultura llegue a todos y cada uno de los mexicanos a través de la educación básica hasta la profesional es fundamental para generar oportunidades de desarrollo profesional y disminuir la miseria, la exclusión y la marginación entre los mexicanos.

La cultura occidental cristiana cuando guía y fundamenta las decisiones y acciones de las instituciones públicas, de los gobernantes y del pueblo se garantiza la paz y armonía social basada en el bien común.

Por lo tanto debe evitarse, amparados por los principios y medios que nos aporta nuestra cultura, que sectores de habitantes busquen refugiarse en espacios particulares o en confrontaciones violentas destructivas porque los anima la indiferencia egoísta que obstruye el crecimiento general.

Se deben cerrar los espacios en todos los medios de comunicación y en la vida comunitaria a las confrontaciones estériles, a las descalificaciones, a las humillaciones entre mexicanos pues interrumpen la paz y armonía social.

Privilegiar y apoyar ideas y acciones que tienen como objetivo construir el bien común pues es el medio más eficaz para respetar la dignidad humana y los reales y auténticos derechos humanos ya que todo ser humano es sagrado e inviolable.

Es vital que la cultura que se trasmite al pueblo lleve siempre la enseñanza y el siguiente mensaje: que ante las exigencias morales todos somos absolutamente iguales.

El veneno más rápido y efectivo para destruir un pueblo es la corrupción y la corrupción de la cultura es lo peor y esto sucede cuando no se aceptan ni reconocen verdades objetivas o principios universalmente válidos, pues se vive y gobierna con el relativismo que siempre termina acomodando los valores morales a favor de ideologías facciosas que dividen y confrontan a los mexicanos.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu