Torreon, Coah.
Edición:
08-Abr-2024
Año
21
Número:
899
Inicio » COLUMNAS » PANDEMIA, SOCIEDAD Y LETALIDAD / 773

PANDEMIA, SOCIEDAD Y LETALIDAD / 773


|
Por:
Sin Censura
|
12-02-2021
|
Edición:

|
Compartir:

POR: MIGUEL ÁNGEL SAUCEDO L.

Con un promedio de 300 a 400 nuevos casos de contagio de Covid por día en Torreón pareciera que ya hay un ligero control de la pandemia, sobre todo si tomamos en cuenta que en enero el promedio diario de contagios era superior a quinientos.

Sin embargo, el comportamiento de la pandemia nos ha mostrado que es muy difícil que las tendencias a la recuperación se mantengan, no solamente por la letalidad del virus sino por la enorme dificultad que, como sociedad, tenemos para desarrollar una estrategia que de cuidados y prevención que corte la cadena de transmisión viral.

A ello hay que agregar que el autoritarismo del gobierno, desde que somos nación e incluso desde antes, ha generado en la sociedad una conducta de obediencia a las disposiciones gubernamentales, pero solo cuando van acompañadas de la amenaza de castigo. De manera que, si desde el gobierno solo se emiten recomendaciones como la de mantener una sana distancia, éstas tendrán el mismo efecto de las llamadas a misa. Si además se desestima el de uso cubrebocas, al grado que los mismos funcionarios reniegan de su uso, empezando por el presidente de la República, tendremos como resultado una conducta social en la que cada quién hará lo que crea pertinente, aunque cada uno tenga muy diferentes grados de comprensión acerca de la letalidad del virus.

Así estamos en una circunstancia en la que, por respetar el derecho de unos a no usar cubrebocas, se lesiona el derecho de otros a mantener su salud. Ante una situación como la que vivimos se hace evidente lo que plantea David Harvey respecto al derecho a los espacios públicos, los lugares de acceso abierto porque no son de alguien en particular, sino que nos pertenecen a todos. Harvey toma de Henry Lefebvre el concepto “derecho a la ciudad” que sintetiza la posibilidad de usar particularmente lo que es de todos, sin perjudicar esa misma posibilidad para los demás. Por eso Harvey considera que éste es un tipo de derechos que no pueden ejercerse sino colectivamente y ahí, justamente, radica el problema de la falta de control sobre la pandemia.

Lo anterior puede observarse a simple vista. Uno puede constatar que después de fechas en las que la gente sale a la calle o participa en eventos masivos, como las fiestas decembrinas, sobreviene un incremento en las cifras de contagio. Había que documentarlo para poder ofrecer alternativas a los tomadores de decisiones, y eso es lo que hicieron investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela.

Después de estudiar todos los aspectos relacionados con el origen del virus, así como sus mutaciones, encontraron que un factor importantísimo para la extensión y consolidación de la cadena de contagio es el comportamiento social, específicamente la capacidad individual para comprometerse en el cuidado de la salud propia, pero pensando en los demás. Hacer realidad aquello de que “si te cuidas, me estás cuidando” y “si me cuido, te estoy cuidando”. Estos investigadores descubrieron que entre los patrones pandémicos mas frecuentes el más importante es el del supercontagio, es decir, el efecto generado por lo que ellos llaman los “supercontagiadores, definidos como aquellas personas que tienen la capacidad de transmitir un virus provocando una enfermedad infecciosa.

Es el caso de aquellos que teniendo esa capacidad renuncian al uso de las medidas sanitarias más básicas, sea el uso de cubrebocas, mantener una sana distancia o la desinfección constante de las manos. El dilema sigue siendo si se hace obligatorio o no el uso de cubrebocas. Mientras el supercontagio continúa.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu