Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » COLUMNAS » COMENTARIOS AL RAS / 773

COMENTARIOS AL RAS / 773


|
Por:
Comentarios Al Ras
|
12-02-2021
|
Edición:

|
Compartir:

(PEJE)ZERMEÑO, UN AUTÉNTICO PADROTE DE LA POLÍITICA

Tiene más de 20 años sin tener un trabajo formal, más bien, sin trabajar.

Y ahora todavía quiere más. Me refiero al alcalde de Torreón, Jorge (Peje)Zermeño.

(Peje)Zermeño, entró (ya mayorcito), a la política y desde entonces, la convirtió en su modus vivendi. Ya entrado en los 50 años, fue cuando, oportunistamente, encontró una rendija para meterse al Partido Acción Nacional, dónde fue postulado para la alcaldía, en una coyuntura muy favorable para su proyecto, dados los excesos del entonces Alcalde priista, Mariano López Mercado, a quien, el entonces Gobernador, Rogelio Montemayor Seguy, no lo quiso desde que, desde el PRI nacional, le tumbaron a su gallo, Paco Dávila. Entonces, Montemayor, orquestó, con un grupo de panistas, un movimiento artificioso, que le dio motivó para defenestrar a Mariano López y, en su lugar, dejar a un interino de corte panista, abriendo las puertas de Torreón, para que, por primera vez en su historia, un neo panista, sin trayectoria ni méritos propios, sin experiencia en este terreno, recibiera el premio gordo, ya que antes, no  pasaba de ser un jodido vendedor de aceites para motor, es decir, (Peje)Zermeño, era un don nadie.

Con esa ayuda de Montemayor y con un PRI desorientado, porque quien terminó la gestión de López Mercado, era un panista embozado, que hizo todo para desacreditarlo a un más, autorizando una auditoría, cuyos resultados, hundieron más al alcalde y obviamente, al PRI.

Así que la elección, fue solo un trámite para el PAN y para (Peje)Zermeño, pues el contrincante priista, fue un despistado e ingenuo empresario, cuyo único mérito, era ser millonario.

Así que con los escándalos de Mariano, emergió (Peje)Zermeño, como la esperanza para salvar de la debacle al municipio y, Salomón Juan Marcos, el candidato del PRI, resultó ser un apetitoso bocado para el salvador del PAN, Jorge (Peje)Zermeño.

Y de ahí pal’ real, como dice en el Pueblo, (Peje)Zermeño, durante todo este tiempo, ha vivido a costillas de los ciudadanos, mismos que lo trajeron de vuelta, en una coyuntura muy parecida a la de su primera incursión en la presidencia, con un monigote como candidato del PRI, ganó fácil por segunda vez la Presidencia de un año, para desde ahí, sin que el PRI reaccionara y postulara a un candidato fuerte, de reconocida trayectoria, con méritos políticos,  (Peje)Zermeño, se tragó vivo al vanidoso stantupero y desprestigiado, Miguel Mery, hoy flamante Presidente del Poder Judicial del estado.

Pero (Peje)Zermeño no quiere pasar a vivir en el error, pues, pese a los millones que ya debe a ver a comulgado sólo en estos tres años y meses, no le bastan para proporcionarle a su nueva familia, todos los lujos a los que se acostumbraron cuando éste –(Peje)Zermeño- con un golpe de suerte, el entonces Presidente, Felipe Calderón, lo premió con la embajada de España, por los supuestos servicios que (Peje)Zermeño le vendió, para que Calderón asumiera la Presidencia de la República. Y no inventamos que vivió a todo lujo, pues, pues, su propia esposa, se encargó –frívolamente- de difundirlo a través de las revistas españolas del corazón, cuyos costos por centímetro cuadrado, asciende a un sueldo de un doctor del IMSS o de cualquier otra institución pública de salud.

Así que (Peje)Zermeño,  no tiene  llenadora. Cómo los años se le vinieron encima y es candidato ideal para contagiarse de COVIT19, ha estado haciendo su cochinito y tratando de seguir prolongando su vida (in)útil, para seguirle rascando un sueldo de diputado al pueblo mientras pueda. No cabe duda que (Peje)Zermeño, si se apega a la máxima mexicana, de que, “LA FAMILIA ES PRIMERO”.

(Peje)Zermeño, es el ejemplo vivo, de un don nadie al que todo lo bueno le cayó del cielo. Y cuando digo todo lo bueno es todo.

Sin embargo, las cosas no están fáciles como en sus incursiones pasadas, Hoy se vive la ley de la selva en casi todos los partidos y en otros como el PAN, el desprestigio es tal, que dudo mucho que (Peje)Zermeño salga airoso de la elección. Si a eso le agregamos el desempeño que ha tenido en estos años como alcalde del Municipio, las cosas se complican todavía más.

Y es que, como he dicho en este mismo espacio, (Peje)Zermeño, mermado ya de sus facultades, con un carácter de perro, con su apatía y relajamiento de su “gobierno”, la ciudadanía está cada vez más encabronada por la falta de respuesta a toda la problemática del Municipio.

La elección pasada fue una pequeña muestra de lo que hoy es el PAN; de lo mal organizado que está; de las broncas internas que tiene; de la falta de propuestas que enciendan los ánimos de los ciudadanos. Así que, para (Peje)Zermeño, mal, y de malas.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu