Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » COLUMNAS » PUEBLO, GOBIERNO Y ESTADO / 767

PUEBLO, GOBIERNO Y ESTADO / 767


|
Por:
Sin Censura
|
06-12-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: ABEL ALCALÁ H.

Atendiendo a una sana, objetiva y real lógica sobre el ser, decimos que para los sentidos y la inteligencia humana el pueblo y el gobierno son compuestos de personas individuales que en la actualización de sus facultades impresas en su naturaleza forman lo que llamamos pueblo y gobierno; en tanto Estado es un ente o entidad jurídica, es decir, un invento de la persona para organizar su vida política compuesta de leyes, normas, usos y costumbre que están o deberían estar en concordancia con el Derecho Natural.

Por eso al hablar del concepto de Pueblo nos topamos que es un concepto muy general y ambiguo como la proposición siguiente: pueblo puede designar a la población;​ o asimilarse al concepto de país con gobierno independiente, e incluso puede aplicarse para designar a cualquier localidad, ​ particularmente a una población rural;​ o restringirse a los miembros más humildes de la sociedad o conjunto de personas que vive en una población, región o país determinados.

Con las definiciones anteriores nos percatamos que el pueblo está compuesto de   personas humanas que  su naturaleza los determina a vivir junto a sus semejantes   y por eso la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos lo empodera con la soberanía y el derecho de darse la forma de  gobierno que le plazca.

En tanto y por lo establecido en el Artículo 39° de la propia Constitución el gobierno y el Estado están total y absolutamente subordinados al pueblo.

De tal suerte que los ciudadanos nombrados para ocupar los cargos públicos no tienen otra misión, función, competencia, atribución y responsabilidad que, en palabras de Aristóteles, es hacer feliz al pueblo.

Por lo tanto el Estado,  ente jurídico inventado por el hombre a partir del conocimiento de  la antropología y la ética, que se manifiesta en la  cosmogonía y cosmovisión del hombre, y se materializa en un conglomerado de leyes, normas y disposiciones que tienen la finalidad de darle permanencia a lo que soberanamente desea el pueblo como su gobierno, jamás debe y puede  estar por sobre el pueblo  o someter a la persona ya individual  o socialmente a la dominación o esclavitud de su  imperio.

Así el orden natural y  lógico  marcan la primacía del pueblo sobre el gobierno y el Estado, es decir, el gobierno y el Estado están al servicio del pueblo y de la persona, jamás se debe dar lo contrario. Y si diera lo contrario se cae en un absurdo y de un absurdo se sigue lo que sea para daño y perjuicio del pueblo y la persona.

Dejado claro y preciso que el gobierno y el Estado están al servicio del pueblo y de la persona, pues precisamente es el pueblo quien los constituye para su bien,  ahora veamos a qué tareas se deben ocupar ambos, gobierno y Estado,  en sus respectivas competencias.

Lo primordial  que debe cuidar gobierno es la  protección de la dignidad de la persona desde su concepción hasta su muerte natural, porque el derecho a la vida es la base y principio de todos los demás derechos inherentes a la persona individual y socialmente considerada.

La salud de pueblo es fundamental, pues un pueblo sano tiene la capacidad para vivir dignamente, desarrollar sus capacidades, talentos, educarse para lograr su vocación, adquirir virtudes, ser autosuficiente, inclinarse al bien propio y de sus semejantes, ser solidario, etc.

La salud del pueblo debe procurarse por el gobierno desde el embarazo de la madre y cuidar de ambos, pues un nuevo mexicano que nazca con limitaciones y enfermedades es una carga pesada para todo el sistema de salud y para la población,  una calamidad para el mismo y su desarrollo.

Igualmente el gobierno debe cuidar de la educación del mayor número de mexicanos  hasta el nivel de educación superior a sabiendas que la ignorancia es más cara y dañina que la educación.

Salud y educación para el pueblo  son las bases para  lograr niveles dignos  de trabajo, salario, vivienda, prestaciones económicas y sociales y por ende hacer de México un país desarrollado con alto nivel de buena vida  para la gran mayoría de los mexicanos.

Estado es el instrumento jurídico para sentar bases, leyes y reglas de la buena convivencia entre todos los mexicanos. Cuando los gobernantes actúan en  favor de los mexicanos a través del  bien común reina la armonía y la concordia y le permite al pueblo y a la persona encaminarse a la realización plena de su vida y su trascendencia.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu