Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » COLUMNAS » FAMILIA, ESCUELA Y COMUNIDAD / 766

FAMILIA, ESCUELA Y COMUNIDAD / 766


|
Por:
Sin Censura
|
28-11-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: MIGUEL ÁNGEL SAUCEDO L.

El lugar común dice que es mucho lo que ha cambiado la pandemia de covid19 y que, por lo tanto, la nueva normalidad será un tanto diferente a la normalidad precedente, la que vivimos hasta marzo de este 2020 que está por concluir. Lo que no es tan común es el análisis serio, desde la academia, del cómo están ocurriendo estas transformaciones y que tipos de familia, escuela y comunidad encontraremos cuando al Covid se vaya, si no nos vamos antes nosotros.

Por eso es muy estimulante descubrir que, en pleno periodo de encierro es posible reflexionar, en voz alta y en colectivo, justamente sobre lo que el encierro hace a nuestras formas de socializar, a esas maneras de hacer sociedad construidas durante tantos años que trasciende a varias generaciones. Justo cuando algunos dicen que nada se puede hacer, excepto asustarse y encerrarse, los académicos muestran que, por el contrario, es el momento de registrar lo que sucede, como lo vivimos y, sobre todo, como nos transformamos para sobrevivir a esta pandemia, que no es la primera ni será la última que el género humano enfrente. Estimulante es que la Red de Investigación sobre Violencia, Cultura y Conflicto junto a universidades latinoamericanas y nacionales decidieran celebrar su IV Congreso Internacional “Familia, Escuela y Comunidad; Problemas Contemporáneos y Cambio Social” y qué, además, escogieran a la Escuela de Ciencias de la Comunidad, como sede.

Así, la primera conferencia magistral, impartida por el Dr. Juan José Russo el pasado miércoles 25 por la mañana, nos hablaba de como la pandemia ha puesto en tensión las relaciones entre las diferentes instituciones que la civilización ha generado para regular la perenne contradicción entre individuo y sociedad, es decir, entre nuestros instintos más básicos y nuestra imposibilidad de vivir al margen de la sociedad, lo que nos obliga a la búsqueda permanente de mecanismos de solución de las controversias que posibiliten la convivencia.

En tal sentido, es interesantísimo el análisis comparativo que nos ofrece el Dr. Russo acerca de cómo están reaccionando los gobiernos de los diferentes países para enfrentar la pandemia, pero poniendo la atención respecto de qué tanto se están afectando las igualdades y las libertades ciudadanas con el pretexto de combatir el Covid. De acuerdo con su análisis los gobiernos más respetuosos con la libertad y la libre expresión han sido los que mejores resultados han obtenido.

Por la tarde tuvimos la oportunidad de escuchar al Dr. José Miguel Mayorga con la excelente conferencia “El orden existencial de la Familia” que nos ayudó a comprender que muchos de los diversos desórdenes emocionales, con sus consecuentes alteraciones en la vida familiar y social, tienen su origen precisamente en la enorme dificultad que estamos enfrentando para adaptarnos a los vertiginosos cambios que sufre la sociedad actual y, particularmente, la familia, a grado tal que ya no puede hablarse de un único modelo familiar.

Cuando se supone que las actividades educativas tienen tantas restricciones que parecieran casi inexistentes, este Congreso nos genera un espacio para que estudiantes, profesores e investigadores conversemos sobre las profundas transformaciones que las diversas instituciones sociales están sufriendo, sobre todo para enfrentar los retos que presenta el extremo individualismo que caracteriza a nuestras sociedades. Familia, escuela y comunidad son instituciones que hoy tienen serias dificultades para subsistir porque los intereses individuales son tan abrumadoramente importantes que se vuelve extremadamente difícil la convivencia tanto en el hogar como en la escuela, y las posibilidades de construir comunitarismo se vuelven tan escasas que, precisamente por ello es bienvenido este congreso.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu