Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » EDICIÓN 764 » Educación a distancia ha sido un fracaso; afirman maestros y padres de familia / 764

Educación a distancia ha sido un fracaso; afirman maestros y padres de familia / 764


|
Por:
Sin Censura
|
16-11-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: REDACCIÓN

Torreón, Coahuila.–

Es un modelo que viene trabajando desde marzo del presente año, cuando se decretó la suspensión de clases derivado de la pandemia por la aparición del COVID-19, la cual cumple ya ocho meses. Desde entonces, casi 30 millones de alumnos llevan su educación a distancia a través de la televisión, computadoras, tabletas o celulares. Sin embargo, a decir de maestros y padres de familia, el modelo ha sido, hasta el momento, un fracaso.

Tanto maestros como padres de familia narran para Sin Censura la experiencia de educar desde casa, y en ambos casos coinciden en varios puntos; primero, que el sistema educativo mexicano no estaba ni está preparado para enfrentar una situación como la que actualmente estamos viviendo; y aunque no había otra alternativa ante la pandemia, queda de manifiesto que el modelo simplemente no está funcionando.

Además, la mayoría de los estudiantes no están realmente llevando a cabo un proceso completo de aprendizaje, lo que evidentemente traerá consecuencias en el mediano y largo plazo, conforme vayan avanzando en su educación, por lo que, tanto maestros como padres de familia, consideran que este será un ciclo escolar perdido.

La situación es tal, que algunos padres de familia, como es el caso de César, ingeniero de profesión, está considerando seriamente la posibilidad de dar de baja a sus hijas, de 11 y 7 años de edad, y volver a matricularlas una vez que reinicie la actividad escolar pasada la contingencia. Está consciente de que sería un retraso importante para ambas, pero afirma: “de todos modos no están aprendiendo nada”.

Es el mismo caso de Laura, una joven madre de familia que vive su primera experiencia escolar con su hija de cuatro años, que si bien está inscrita en un colegio privado y tiene clases virtuales todos los días de 9 de la mañana a las 12 del mediodía, tal como si fuera al preescolar diariamente, en los hechos la situación se torna sumamente complicada porque la tableta no permite una adecuada interacción entre los alumnos y maestros, lo que provoca una falta de atención e interés en las clases no solo por parte de su hija, sino de la mayoría de los niños que participan de las sesiones. “La queja es la misma de casi todas las mamás, los niños se aburren, se distraen fácilmente y están batallando mucho para aprender. Yo al principio pensé que era nada más yo por ser primeriza con mi hija en la escuela, pero no, es lo mismo que comentan casi todos de los papás”, relata para Sin Censura.

Por el lado de los profesores las cosas no son mejores. Martha es maestra de secundaria y madre de familia. Sus mañanas, dice, son una locura. Mientras recibe y registra trabajos de sus alumnos, se conecta a alguna reunión o tiene sesión virtual, tiene que estar al pendiente de que su pequeña de nueve años tomé sus clases, haga sus trabajos y envíe sus tareas. “El celular no deja de sonar en todo el día, si terminó de revisar los trabajos pendientes y me despegó una hora para hacer cosas en la casa, en ese lapso pueden llegar otros 30 trabajos y es volver a empezar”.

Y es que la tarea no es menor, Martha tiene 12 grupos que atender con aproximadamente 30 alumnos cada uno, y tal como sucede en cada escuela y en cada grupo: “hay quienes son muy responsables y cumplen con sus trabajos y hay quienes de plano no le interesa y no han enviado un solo trabajo en todo el año escolar”.

Dice que desde la dirección de la escuela le han pedido en varias ocasiones que se ponga en contacto con los alumnos o los padres de familia para saber las razones por las cuales no han cumplido con sus tareas, “pero te encuentras con todo tipo de pretextos, el principal es que no tienen datos para mandar los trabajos o cosas así, pero te das cuenta que los muchachos pasan mucho tiempo en redes sociales, principalmente Facebook, así que simplemente no les interesa cumplir con lo que se les pide”.

Sin embargo, esa no será razón suficiente para que los alumnos sean reprobados, pues el Acuerdo Nacional para la Evaluación a Distancia establece que ningún alumno puede ser reprobado, todos deberán ser evaluados en una escala que no contempla una evaluación reprobatoria. “Para los alumnos que no han entregado nada se van a quedar con calificación pendiente, para el segundo trimestre tendrán oportunidad de ponerse al corriente con los trabajos que les faltaron o con un trabajo especial”, explica la entrevistada.

Lo anterior, dice, resultará en una “educación deficiente, que no cumple con los aprendizajes esperados, por lo que sí, se puede decir que prácticamente será un ciclo escolar perdido”, concluyó.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu