Torreon, Coah.
Edición:
22-Abr-2024
Año
21
Número:
901
Inicio » EDICIÓN 763 » Covid-19 pega con todo en la región lagunera. La gente no hace caso / 763

Covid-19 pega con todo en la región lagunera. La gente no hace caso / 763


|
Por:
Sin Censura
|
06-11-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: REDACCIÓN

Torreón, Coahuila.–

De poco sirvieron los llamados de las autoridades para que los ciudadanos permanecieran en casa, evitaran la realización de fiestas y celebraciones multitudinarias, así como el uso cubrebocas y mantener la sana distancia, pues el número de contagios en La Laguna sigue aumentando, lo que ha llevado a las autoridades estatales a dictar medidas cada vez más estrictas para frenar el número de casos.

En Torreón, de acuerdo con datos proporcionados por el subcomité Técnico de Salud en La Laguna, la ocupación hospitalaria llegó al 94%, por lo que se prevé que en pocos días el sistema de salud se sature, pues de acuerdo con el Consejo Cívico de las Instituciones la región tiene el nivel de contagio más alto a nivel nacional: por cada caso positivo que se detecta se contagian 1.5 personas más. La situación es similar en Gómez Palacio, donde el ISSSTE anunció que se quedó sin camas ni oxígeno para los pacientes con COVID-19.

Lo anterior, llevó a que los gobiernos estatales de Coahuila y Durango dictaran medidas más severas para tratar de inhibir la desobediencia civil, pues en ambos lados del Río Nazas seguían siendo constantes las fiestas particulares con decenas o cientos de personas, mismas que contaban con música en vivo y sin las medidas sanitarias pertinentes como el uso de cubrebocas o el cumplimiento de la sana distancia.

En el caso de Durango, el gobernador José Rosas Aispuro Torres anunció de ese estado regresaba de nueva cuenta a semáforo rojo, por lo que se anunciaron una serie de medidas como limitar la movilidad social desde las 10 de la noche y hasta las 5 de la mañana, el cierre de bares y restaurantes, y la implementación de la ley seca desde el 4 de noviembre y hasta el 17 del mismo mes. Asimismo, se anunció el cierre de los puentes Falcón, Piedras Negras y Guadalupe Victoria, de Gómez Palacio a Torreón, dejando únicamente abiertos a la circulación los puentes Plateado y Solidaridad (periférico), en un intento desesperado por inhibir que los ciudadanos de Durango pasen a Torreón para acudir a eventos sociales y en una clara violación a sus derechos constitucionales.

De igual manera, se ordenó la suspensión del servicio de transporte público, por lo que autobuses y taxis no podrán circular desde el sábado a las 3 de la tarde y hasta el lunes a las 5 de la mañana, lesionando de cientos de usuarios que utilizan este medio de transporte diariamente. Finalmente, se dio a conocer que las corporaciones policiacas vigilarán que no se lleven a cabo fiestas o convivios, pues las autoridades consideran que es a causa de este tipo de celebraciones donde se da al mayor número de contagios de COVID-19, que ha llevado prácticamente a la saturación al sistema de salud de La Laguna de Durango.

En La Laguna coahuilense las cosas no son mejores, pues Torreón reporta el mayor número de muertes por COVID-19, con 140 fallecimientos en el último mes, y teniendo en cuenta la tasa de contagios que tiene Torreón, 1.5 personas infectadas por cada caso detectado, significa que el número de contagios seguirá subiendo y con ello las defunciones.

Ante tal situación, las autoridades estatales y municipales, a través del subcomité Técnico de Salud en La Laguna, determinó prohibir las reuniones privadas con más de 15 personas, y en caso de ser sorprendidos en flagrancia, los organizadores se harán acreedores a una multa de hasta 45 mil pesos. Asimismo, los eventos sociales como bautizos, bodas y quinceañeras también quedan cancelados; se suspenden los eventos deportivos; los autobuses del transporte público deberán operar máximo a un 50 por ciento de su capacidad y los taxis con no más de dos pasajeros; mientras que los gimnasios solo podrán operar con el 30 por ciento de aforo y los restaurantes con el 50 por ciento de su capacidad.

En lo que se refiere a la venta de bebidas alcohólicas, las autoridades coahuilenses decidieron no implementar la ley seca, pues consideraron que con este tipo de medidas lo único que se genera es clandestinaje, tal y como sucede en Durango, donde ante la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas los expendedores clandestinos hicieron su agosto en pleno noviembre, pues este tipo de expendios continuaban operando normalmente.

Las medidas implementadas por ambos gobiernos, que evidentemente carecen de coordinación alguna aun tratándose de una zona conurbada, no son definitivas, serán revisadas de forma periódica y adaptadas de acuerdo al desarrollo de la pandemia, pero se espera que sean cada vez más restrictivas, pues el COVID-19 está pegando con todo en la La Laguna.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu