Torreon, Coah.
Edición:
08-Abr-2024
Año
21
Número:
899
Inicio » COLUMNAS » COMENTARIOS AL RAS / 763

COMENTARIOS AL RAS / 763


|
Por:
Comentarios Al Ras
|
06-11-2020
|
Edición:

|
Compartir:

AMLO, EL GRAN FARSANTE

Lejos de construir, López Obrador destruye; y en lugar de hacerlo, basado en evidencias, en hechos reales y denuncias con pruebas bien fundamentadas, el Presidente actúa de oídas, acusa, emite juicios sumarios y va sobre aquello, que le dicen que funciona mal, que está infestada de neoliberales y que están robando o desviando millones. Vuelvo a decir, sin prueba o evidencia alguna.

Para algunos de sus seguidores, son actos de justicia, es combate a la corrupción o es ir en contra de los neoliberales; en pocas palabras, es parte de la transformación del régimen corrupto, construido, sistemáticamente, desde Salinas, hasta Enrique Peña Nieto.

Por lo tanto, no es extraño que quiera jugarlos y enviarlos  a la cárcel a todos.

Para el otro extremo, ¡ah!, porque AMLO redujo a todos los mexicanos a dos grandes grupos: liberales y conservadores, o sea, para los conservadores, AMLO es un resentido, autoritario, déspota e insensible, cuyo objetivo es acabar con las instituciones, para dar salida al dictador que lleva dentro, y que todos los pasos que está dando (concentrando el poder, concentrando los recursos públicos, el uso del ejército y la Marina de manera indiscriminada y a donde las está canalizando a realizar actividades que nada tienen que ver con su función, como constructores de refinerías, del aeropuerto de Santa Lucía, una parte del tramo del Tren Maya, etcétera, así como encargados de compras de equipos, insumos y medicinas para el equipamiento de los hospitales, pasando por ser responsables de los puertos marítimos y las aduanas, el combate al guachicol, al crimen organizado y como responsables de la seguridad nacional), llevará al país a un régimen como el de Venezuela.

En consonancia con todas estas deformaciones de las instituciones militares, López Obrador, ha seguido desmantelando y colonizando a los demás Poderes de la Unión, a organismos autónomos y estructuras, que antes actuaban como contrapeso a los excesos del ejecutivo.

Pero lo más lamentable, es que AMLO, repite esquemas de prácticas, que según él corrige.

Por ejemplo, ha desaparecido los instrumentos que servían para transparentar el uso de los recursos públicos y varios de sus colaboradores, familiares y amigos, son a la vez compradores del Estado y al mismo tiempo, proveedores. Situación que se ha generalizado, pues no existe un verdadero portal de transparencia, simplemente, porque ésta no existe en este  Gobierno.

Pero lo más lamentable, es que el Presidente se ahogue con sus propias palabras, sus juicios y ataques contra sus predecesores.

El presidente siempre criticó los moches que recibieron funcionarios de los anteriores gobiernos, incluso, tiene algunos con procesos judiciales y  a otros en la cárcel, o ambas cosas a la vez.

Pero resulta, que su propio hermano, Pío, fue exhibido recibiendo fajos de billetes para la causa lopezobradorista (según se vio en el video mostrado por Loret de Mola), sin que se haya abierto una carpeta de investigación y que el caso se fuera ahogado por el propio Presidente, en una de sus mañaneras.

López siempre criticó el uso del poder y los cargos públicos para conseguir un puesto de elección popular, por lo ventajoso que resulta para el que lo hace. Y pues nada, resulta que su otro hermano, Ramiro López, saltó desde la plataforma de  la subsecretaría de asuntos fronterizos, migrantes y derechos humanos, junto con un grupo de funcionarios, para lanzarse por la candidatura al Gobierno de Tabasco; o el caso del ex secretario de seguridad pública, Alfonso Durazo, que recién renunció, para competir por la gubernatura de Sonora.

Y como estos dos ejemplos, hay cuando menos siete delegados estatales, de los llamados súper delegados, que van por la gubernatura del Estado que les confió López Obrador, para que operaran todos los programas federales, obvio, con una gran ventaja sobre sus contrincantes.

Nada que ver con lo que dijo AMLO, el 19 de Agosto de este año: “...esta elección será distinta, porque el fraude electoral ya es considerado un delito grave...” también dijo que “...su gobierno no permitirá que ningún servidor público se involucre para favorecer a algún candidato”.

Por otra parte, dijo que: “Una vez que comiencen los procesos electorales y me entere que hay gobiernos municipales, de que hay gobiernos estatales, de que hay funcionarios o secretarias del gobierno federal interviniendo en las elecciones, los voy a denunciar”. Sin embargo, no hizo nada en el pasado proceso que se dio al interior de Morena, para evitar lo que presume, pues, su favorito para la Presidencia de Morena, Mario Delgado, con el apoyo de la alcaldesa de Gómez Palacio, Durango, Marina Vitela, inundaron ese municipio con espectaculares en los que se promovió a Delgado para hacerse de la Presidencia de su partido, cosa que le cumplió.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu