Torreon, Coah.
Edición:
17-Jun-2024
Año
21
Número:
909
Inicio » COLUMNAS » PERIODISTAS E INTELECTUALES, PERSECUCIÓN FICTICIA / 757

PERIODISTAS E INTELECTUALES, PERSECUCIÓN FICTICIA / 757


|
Por:
Sin Censura
|
26-09-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: GUILLERMO OROZCO R.

Ricardo Flores Magón y sus hermanos fueron algunos de los muchos periodistas de la época que sufrieron persecución injusta por parte del Gobierno de Porfirio Díaz. Eran bastantes los intelectuales opositores al régimen porfirista, que arriesgando su integridad  convirtieron a sus artículos y a las caricaturas en un arma ideológica contra el régimen represor. Existió un medio en concreto cuya editorial era la más temida por Porfirio Díaz “El hijo del Ahuizote”. Los periodistas de «El hijo del Ahuizote», se las ingeniaban para publicar aún desde las cárceles en México; otros muchos fueron trasladados a prisiones de los Estados Unidos.

El activismo periodístico de los hermanos Enrique, Ricardo y Jesús Flores Magón, fue el principal antecedente que caracterizó la lucha revolucionaria, y gracias al periodismo surgieron las principales ideas y conceptos que los llevaron a posteriormente formar el Partido Liberal Mexicano.

Su actividad periodística inició en 1893 cuando colaboraron en la edición del periódico “El Demócrata”. Jesús trabajaba en el diario como redactor, Ricardo como corrector de pruebas y Enrique como ayudante de imprenta y redacción. Durante un golpe del gobierno en contra del diario, Jesús y varios colaboradores fueron aprehendidos y posteriormente encarcelados, Ricardo audazmente logró escapar de ese operativo.

Iniciando el siglo XX, los Hermanos Flores Magón participaron activamente en la actividad periodística, cada día orientándose a fomentar una corriente política crítica y subversiva en contra del régimen de Díaz. En este contexto es cuando lograron establecer el periódico “Regeneración” y a su vez comenzaron a participar en la edición de el periódico “El hijo de El Ahuizote”,  ambos censurados por parte del gobierno de Porfirio Díaz, ya que representaban la prensa más crítica y la nueva corriente de ideas que poco a poco fue permeando en la sociedad en perjuicio del régimen.

Su participación fue la muestra más clara de cómo la prensa libre durante la última etapa del Porfiriato fue una de las armas fundamentales para el debilitamiento del régimen y su posterior caída. Durante esta etapa de lucha política-periodística los Hermanos Flores Magón fueron encarcelados en varias ocasiones, siendo finalmente expulsados del país en 1904.

Esa etapa sí que representaba un verdadero riesgo para el oficio de periodista, a los sufridos trabajadores de la pluma y la caricatura durante los últimos años del Gobierno de Porfirio Díaz, les dictaron medidas arbitrarias. Las persecuciones y asesinatos tiñeron de negro la historia de la prensa de México, fue muy grande la lista de editores, periodistas y pensadores que fueron asesinados, apuñalados y muchos a quienes dejaron pudrir en calabozos inmundos y sombríos.

Actualmente durante el gobierno de AMLO, aparecen un numerosísimo grupo de ilustres desconocidos que le siguen el juego a muchos conocidos intelectuales que aparentaron durante mucho tiempo ser honestos y probos, les ayudaron a engrandecer la lista de un desplegado que sin sus nombres hubiera estado muy raquítica, en el mencionado desplegado se afirma: "la libertad de expresión está bajo asedio en México" AMLO "rebaja la tribuna presidencial", "siembra odio y división", "censura", "socava la libertad de expresión", la única opción de los críticos es "callarse o dejar el país".

Es una reacción natural la de un grupo de escritores que durante 30 años gozaron de cuantiosos privilegios, a cambio de guardar un silencio cómplice ante las malas acciones de los gobiernos neoliberales o hasta justificarlos y aplaudirlos.

Cuestionan al presidente López Obrador y lo acusan de atentar contra la libertad de expresión. “Queremos que el Señor presidente se refiera a nosotros con un lenguaje pulcro y estilísticamente bien revisado, que no asedie día con día la libertad de expresión”.

Nadie les impide que dejen de escribir o de pensar, pero ahora sí verdaderamente deben de vivir de manera honesta de su oficio, que sus artículos sean pagados en base a su importancia e imparcialidad. Se acabaron los tiempos en que sus medios eran subsidiados y sus revistas tenían un colchón de venta anticipada a los gobiernos que chantajearon.

Esas publicaciones siempre representaron  cercanía y convivencia con el poder, donde "lo privado" nunca existió, está documentada su complicidad con los anteriores presidentes en turno.  Se indignaron y quedaron en estado de shock al comprobar que AMLO no respondió a esa vieja tradición de dádivas.

Nexos y letras libres nada tienen que ver con la audacia y mística de los que escribían en Regeneración y el hijo del Ahuizote, ni tampoco López Obrador tiene ninguna semejanza con Don Porfirio.

No se ha sabido que los escritores que se dicen reprimidos, perseguidos y coartados de su libertad de expresión hayan dejado de publicar sus revistas, estas se encuentran como siempre en los puestos de distribución. Tampoco se ha sabido que estén escribiendo de manera clandestina desde alguna prisión del país o del extranjero, no nos hemos enterado tampoco que se encuentren en alguna de las embajadas extranjeras pidiendo protección y asilo, a pesar de que han sido instigadores de que el gobierno de la 4T fracase al  tergiversar la información un día sí y otro también para que se descarrile el gobierno de AMLO.

Será muy difícil que el pueblo de México les crea, son tiempos de enmendar conductas y de renovarse moralmente.

¡No señores “intelectuales” México es mucho más que sus ambiciones!

Guillermo Orozco Rodríguez.- A 28 de septiembre de 2020.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu