Torreon, Coah.
Edición:
17-Jun-2024
Año
21
Número:
909
Inicio » COLUMNAS » QUE TÚ NO SEAS NI LA SOMBRA DE LO QUE ES TU PADRE / 755

QUE TÚ NO SEAS NI LA SOMBRA DE LO QUE ES TU PADRE / 755


|
Por:
Pedro Belmares O.
|
13-09-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: PEDRO BELMARES O.

Siempre he pensado que un hombre que trabaja demasiado es de admirarse, y que trabaje en un campo o vendiendo comida es un ejemplo a seguir.

Este hombre que les voy a platicar lo conozco hace unos 10 años. Tiene un puesto establecido de gorditas y  Barbacoa, creo que muchos ya lo han de conocer, pero no puedo decir su nombre porque puede que le moleste lo que escriba.

El sábado fui a desayunar y no estaba el señor, así que acabando fuimos a un terreno donde él estaba cortando el marrano para guisarlo a la leña para hacer el chicharrón o el menudo que es lo que más vende los domingos.

Y al llegar ahí era un terreno grande y él estaba solo, cortando las piezas del marrano.

Me estaba platicando en otra ocasión que fui, que él va a la sierra de Durango a traer los troncos para hacer leña para cocinar todas las preparaciones. De sus hijos nadie le ayuda, son dos hombres y una mujer que ya se casó.

Lo admiro porque aun así sale adelante, trabaja demasiado y eso es admirable: las ganas de salir a adelante junto con su esposa.

A veces, como hijos, somos miserables por no ver el gran esfuerzo de nuestros padres.

Desde niño vi a mi padre como trabajaba, cargando cajas de cadenas o de baleros, muchas veces se iba a pie. Eso he admirado a mi padre, nunca caerse.

No sé por qué los hijos de este señor sean tan desconsiderados, pero de una cosa estoy seguro, que el día que se den cuenta que no ayudaron a su padre, el quizás ya no esté allí.

Hijos ingratos, por qué son así, no lo sé, pero de nuestros padres y abuelos  no viene eso  de ser flojos, ellos si se esforzaron en trabajar...

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu