Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » ¿SERÁ VERDAD? / 754

¿SERÁ VERDAD? / 754


|
Por:
La Comadre
|
05-09-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: LA COMADRE

Que tal vez, lo más decepcionante de la llamada alternancia,  fue en principio, el triunfo del PAN con Vicente Fox, en el año 2000.

Pero terriblemente decepcionante, fue el triunfó de Andrés Manuel López Obrador en el 2018.

Para no ir muy  lejos, la tan esperada alternancia en el Municipio de Gómez Palacio, Durango, hace exactamente un año, con una priista con piel Morena, Marina Vitela. Si bien es cierto que Vitela tenía ya una trayectoria en la política (salida de los entretelones que tanto critican y desprecian las mujeres liberales, defensoras de los derechos y la igualdad, con respecto a los hombres, Marina Vitela ha sido, desde su incursión en estas lides, una trepadora, gracias a sus atributos físicos, que aunque cause resquemor, hay que decirlo). La enfermera de profesión, logró abrirse paso en ese sub mundo, que es la política, pasando de grupo en grupo, traicionando su condición de mujer y a quienes la encarrilaron y la jalaron para que pudiera avanzar, sin dudar ni dejar pasar la traición como práctica y método común, con tal de avanzar. 

En su gestión como al alcaldesa de Gómez Palacio, han sido más sus desaciertos que aciertos. Priísta en su origen, aprendió muy bien la máxima de que, quien no transa, no avanza. 

Ahora en la Presidencia, hizo muy bien lo aprendido en su etapa priista, primero servirse, que servir a la gente. 

Por eso, lo primero que hizo, fue meter a toda su parentela a la nómina y para taparle el ojo al macho, de paso, permitió que sus más cercanos e incondicionales hicieran lo mismo, con lo que el gasto de la nómina, obviamente, se disparó. Y como no hay dinero que alcance, inició una ola de despidos, en la que incluyó al grupo de música vernácula que le daba lustre a ese Municipio, y a muchos empleados más, que ganaban una bicoca.

De la obra pública, ni hablar. Ésta brilla por su ausencia y fueron objeto de burlas, los "apoyos" de bolsas con cebollas, que repartió entre la gente más necesitada, supuestamente, para paliar las necesidades generadas por la crisis de la Pandemia. 

Hace unos días,  Marina Vitela, presentó su primer informe de gobierno. 

Según el dirigente del PRD, Cecilio Campos, los resultados de este primer año,  han sido "discretos", lo que va en contra de sus promesas y expectativas que en su campaña, hiciera ella y la 4T.

Si a esto le agregamos los problemas financieros heredados de la pasada administración y los efectos provocados por el COVID19, los saldos no son tan positivos, como pretende venderlos la alcaldesa.

Por su parte, el líder del PRI, Juan Moreno, comentó que los resultados en obra pública, están muy alejados de la realidad. Reconoció la incorporación de los trabajadores al IMSS y a los servicios públicos, con un desempeño muy modesto. 

Por el lado del PAN, su Presidente, Marco Ibáñez, éste dijo, que ha sido un mal año para los gomezpalatinos, pues no se han atendido las necesidades básicas, pues la obra pública es poca, así como la infraestructura y el arreglo de calles, pavimento y dotación suficiente de agua potable.

Además, la administración de Vitela, sigue con acciones recaudatorias que afectan a los ciudadanos, como son los retenes de velocidad y alcoholímetro. 

Que en el Lerdo de las ocurrencias, el alcalde, Homero Martínez, el año que completó de su administración, fue, por decir lo menos, fatal.

Improvisación, malas decisiones, ocurrencias y sin contar con un Plan claro para gobernar, ha llevado al Alcalde a dar tumbos. 

En todo un año, por incapacidad, ineficiencia e improvisación, Homero no pudo concretar dos proyectos que se suponían, serían concretados a mitad del año.

Primero, se aventó la ocurrencia, sin tener nada concreto, para sustituir el servicio de limpieza, que quiso hacerlo privado, y eso, se le convirtió en un dolor de cabeza por las presiones y el enojo de la ciudadanía y los pleitos legales con la empresa contratada, lo que propició que el ahorro prometido de 10 millones,  nunca se materializara. Teniendo que regresar al servicio proporcionado por el Municipio. 

Otro proyecto fallido, fue la terminación del contrato con la empresa que proporcionaba el servicio de parquímetros para obtener, según el "Chabelote" Homero, más ingresos. 

Era la empresa Jajomar S.A. de C.V. a la que se sustituyó por la empresa, Dyjomon Espectáculos S.A. de C.V. quien se haría cargo del servicio, que solo iba a vender el equipo al Municipio con un financiamiento de 18 meses. Así,  se instalaron los tubos para colocar 218 aparatos dobles y seis sencillos. Sin embargo, el Municipio no cumplió lo pactado, quedando los tubos y el contrato sin efectos. Para continuar con el galimatías de los parquímetros, ante la cancelación del contrato con la empresa Dyjom Espectáculos, el Comité de Adquisiciones, decidió, sin licitación de por medio, otorgar nuevamente, a la empresa Jajomar la concesión por un periodo, del 31 de Agosto de 2020, hasta el 31 de Agosto de 2022, cosa que no aprobaron los regidores de oposición. 

Cambios y enroques, propician la inestabilidad e incompetencia. 

En lo que va del gobierno de Homero Martínez, éste ha realizado siete cambios, dos en la Dirección de Seguridad Pública, el resto en Atención Ciudadana, Departamento de Alcoholes, en el SAPAL y Comunicación Social. 

Las ocurrencias del "Chabelote" durante la pandemia.

En busca de notoriedad  -porque sus asesores le han dicho que puede ser el próximo Gobernador-, el "Chabelote", se lo tomó muy en serio y comenzó a hacer acciones absurdas y ridículas para llamar la atención de los medios de comunicación. 

Así, "Chabelote" comenzó una campaña con la policía, para detener a jóvenes que andaban en la calle sin cubre boca, llevándolos a la ergástula Municipal por 24 horas, y dentro de ese término, sacarlos a barrer las plazas como un escarmiento, exhibiéndolos ante la ciudadanía violando sus derechos humanos.

Después tuvo la ocurrencia de desmontar todas las bancas de los parques, las plazas y demás paseos públicos, para desalentar a la gente para que no saliera de sus casas. Obviamente, la gente siguió saliendo y buscó otras formas y lugares para sentarse, lo que obligó al "Chabelote", a reinstalar las bancas. 

En cuanto a la transparencia, ésta no se conoce en Lerdo. Una de las críticas más recurrentes a la administración de Lerdo, ha sido la falta de transparencia en el ejercicio de los recursos. Las obras, contratos y todo lo referente al gasto del Municipio, no se ha transparentado, pues no existen convocatorias ni se publican en el portal de transparencia. Esto ha sido muy criticado por la organización "Lerdo Próspero", que no le dio cuartel a la ex alcaldesa María Luisa González Achem, y menos, a Homero "Chabelote" Martínez. 

Que de todos los comentarios, artículos, análisis, criticas y demás tinta que se derramó sobre el Informe (¿#?) del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, el artículo que escribió Carlos Loret de Mola, el martes 1° de Septiembre, me pareció el más CLARO, ACERTADO, PUNTILLOSO Y CONTUNDENTE. El artículo de marras se titula: “AMLO frente al espejo en el que no quiere verse”. Y dice: (las negritas son nuestas)

Andrés Manuel López Obrador quiere ser como Benito Juárez, pero se encamina a pasar a la historia como Vicente Fox: un presidente de frases pegajosas, locuaz en las formas, que marcó un hito democrático, con quien el votante se encariñó, pero cuyos resultados de gobierno no estuvieron a la altura de las expectativas y representaron una oportunidad perdida.

Un hombre querido como persona pero reprobado como presidente. Divertido pero ineficaz. Cabeza de un gobierno sobrado de adjetivos pero escaso de sustantivos. Muy bueno para decir las cosas, bastante malo para hacerlas. Un natural para ganarse los titulares de la prensa, pero con gran parte de la opinión publicada en su contra. Capaz de hacer hablar a los medios sobre la más absurda nimiedad en lo que no consigue cuajar ninguna transformación a la altura de su histórico triunfo electoral.

Que usó la corrupción del PRI para llegar al poder, pero que una vez ahí, se alió con los mismos a los que había incansablemente insultado. Y cuando la corrupción tocó la puerta familiar, prefirió mirar a otro lado.

La comparación no va a gustar a ninguno de los dos políticos mexicanos. Se detestan, se desprecian. Pero se miran al mismo espejo del político que dejó todo el talento en la campaña y no se guardó nada para el gobierno. Que desperdició en batallas perdidas de antemano el enorme capital político con el que asumió la Presidencia. Que dilapidó la popularidad en necedades personales.

Hoy, Andrés Manuel López Obrador rinde (rindió) lo que oficialmente es su Segundo Informe de Gobierno, pero que en realidad es el séptimo, o el octavo si contamos también el discurso de toma de posesión. En todos dice prácticamente lo mismo. El problema es que los tiempos ya no son iguales. El 1 de diciembre de 2018 era el hombre que quería transformarlo todo, el representante de la esperanza de un pueblo que por fin vería la suya. Hoy, 1 de septiembre de 2020, es el político que ha fracasado en la gestión y en el ejemplo.

Fracasó en la gestión porque la economía había empeorado en su gobierno y encima llegó la pandemia; los servicios de salud habían empeorado en su gobierno y encima llegó la pandemia; y la inseguridad había empeorado en su gobierno y ahí sigue, estancada en lo alto de un pico que se vuelve meseta de sangre.

Fracasó en el ejemplo porque el presidente que acabaría con la corrupción ha demostrado que cuando se trata de los suyos, la protege, y al hacerlo, la valida, y fija las reglas del juego. Lo delata su reacción al video de su hermano recibiendo paquetes de dinero de su funcionario estrella. El presidente asumió el papel del orgulloso delincuente: justifica el delito y al hacerlo, aceptó que supo del delito, que se cometió el delito y que él avaló todo.

Extraviado en su brújula moral y reprobado en su gestión como gobernante, el presidente López Obrador está, sin embargo, a tiempo de dar un golpe de timón y enderezar el rumbo del navío. Le queda bastante capital político y le faltan cuatro años de gobierno. Es más que suficiente para corregir y avanzar”.

Recibimos un escrito que creemos se justifica su publicación, porque, AUNQUE PAREZCA QUE EN MÉXICO ESO NO PUEDE SUCEDER, QUIEN LO REDACTÓ, NOS DICE OTRA COSA.

Primero te toman de la mente y después por el estómago “Decía una venezolana”.

“SUMISION... y de a poquito... Nos fuimos ACOSTUMBRANDO”

Un día, hace algunos años el Difunto presidente Chávez dijo una grosería en TV... Al inicio tal vez muchos se escandalizaron pero se dijeron "Bueno, déjalo así... total, es su personalidad”. “¡Hay que Acostumbrarse...!"

Y así comenzó una larga y viciosa cadena, como en una pelea de boxeo. Comenzó una serie de golpes bajos, casi Imperceptibles pero que sin darnos cuenta, estaban “Entrenando nuestra voluntad para un progresivo estado de SUMISION…”

Se empezó a regalar petróleo a Cuba y a Bolivia, empezaron a llegar cubanos, y nosotros... “¡Nos Acostumbramos!”.

Se empezaron a expropiar empresas, fincas, edificios... y “¡Nos Acostumbramos!”.

Vimos cerrarse varias empresas, tal vez al inicio nos inquietó, pero con el pasar del tiempo... “¡Nos Acostumbramos!”

(A veces el perro se molestaba y enseñaba los dientes, ladraba y mordía, entonces el dueño del perro le daba tres palazzos y el perro bajaba la cabeza, (espero se entienda la analogía).

...Y entonces el proceso siguió, fueron censurando periodistas y cerrando emisoras de radio... y, “¡Nos Acostumbramos!” sin darnos cuenta que el aceptar pequeñas pérdidas nos iban dejando como anestesiados, e iban preparando nuestra voluntad para doblegarnos ante pérdidas más grandes.

Un día cerraron RCTV ¿lo recuerdan?... El perro gruñó y ladró de nuevo, pero el dueño de la boina roja enseñó otra vez el palo y el perro bajó la cabeza y... “¡Nos Acostumbramos!”

Así sin más empezó a fallar con más frecuencia el Internet, nos empezamos a quedar sin cobertura telefónica lentamente, como el que cierra poco a poco un grifo de agua y... “¡Nos Acostumbramos!”

De repente, nos dimos cuenta que en el estante del mercado ya no había azúcar, nos inquietó momentáneamente... sonreímos y nos dijimos "bueno, qué más...hay que ¡Acostumbrarse!, “tomaremos café sin azúcar"... pero empezó a pasar lo mismo con una lata de atún, con los huevos, con la harina, las medicinas y el agua...y “¡Nos Acostumbramos...!”

Empezaron a traernos cajas de comida... -el perro movía la cola porque una vez al mes el dueño ponía una caja de comida en la puerta...- y “¡Nos acostumbramos!” a que nos trajeran la comida y a comer lo que ellos querían, cuándo y cuánto ellos querían.

Un día sin darnos cuenta tuvimos que hacer cola para comprar comida, y después para comprar gas, agua y gasolina, etc., y, ¿qué creen ustedes…? “¡Nos Acostumbramos!”.  Y así, a un montón de cosas que no terminaría de contar.

Sociológicamente esto tiene un nombre propio... es un proceso denominado: “SUMISIÓN INDUCIDA”. Nuestro país se parece a esos leones de circo. Es un proceso de años donde hemos sido Amaestrados. “NUESTRA VOLUNTAD HA SIDO PREPARADA PARA SER SUMISOS A TODO”. Nuestra libertad no depende solamente de la Inteligencia y Valentía de un líder, sino de que despertemos de este profundo letargo en el cual han hecho, (Inteligente y Malvadamente), caer a nuestra nación.

¡Lo peor es que las Nuevas Generaciones que van creciendo bajo este sistema, van asumiendo que todo es Normal!

Ahora comienza a desparecer la Electricidad, el Agua, el Gas, la Gasolina y al final ¿cuál será nuestra postura frente a eso? ¡Nos Acostumbraremos también a la Oscuridad, a Bañarnos con un tobo, a Cocinar con leña, volverá la época de las carretas tiradas por bestias...!

Finalizo con esta frase de Edmund Burkle: "La única manera de que el Mal Triunfe en el mundo, es que los Hombres Buenos, se ACOSTUMBREN y ¡no hagan nada!"

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu