Torreon, Coah.
Edición:
26-Feb-2024
Año
21
Número:
895
Inicio » EDICIÓN 751 » 5G; mitos y realidades de la red que nos cambiará la vida / 751

5G; mitos y realidades de la red que nos cambiará la vida / 751


|
Por:
Sin Censura
|
11-07-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: REDACCIÓN

Torreón, Coahuila.-

Que se trata de una conspiración internacional para matar a millones de personas; que la cuarentena es nada más un pretexto para instalar las antenas mientras todo el mundo está encerrado; que tiene la capacidad de dañar el sistema respiratorio; que produce intoxicación celular; y hasta que el electromagnetismo de las antenas provocará un aumento en los casos de cáncer y hasta enfermedades neurológicas.

Todas las anteriores, de acuerdo con un video que circula en un portal de Youtube, serán las terribles consecuencias que afrontará la humanidad con la implementación de la tecnología 5G que, entre otras cosas, aumentará de forma exponencial la velocidad de conexión y reducirá al mínimo la latencia (tiempo de respuesta de la web), con lo cual se podrá descargar una película completa en cuestión de segundos, entre otras aplicaciones en campos tan diversos como la medicina, los vehículos autónomos o la agricultura.

Como todo avance tecnológico, no está exento de polémica, y a su alrededor se han desarrollado teorías conspirativas dignas del mejor de los libros de ciencia ficción, como aquella que afirma que la red 5G estaría asociada a la aparición del COVID-19. Pero también existen quienes están a favor de una tecnología que, literalmente, nos cambiará la vida y nos mantendrá conectados todos los días, todo el tiempo. Entonces, ¿cuáles son los mitos y cuáles las realidades de la tecnología 5G?

De acuerdo con Javier Santaolalla, ingeniero en telecomunicaciones y doctor en física de partículas, quien además administra el famoso canal Date un Vlog en Youtube, afirma que, hasta el día de hoy, “…las radiofrecuencias son seguras, porque según nuestro conocimiento científico no tienen capacidad de generar cambios en las moléculas de nuestro cuerpo…”.

En el mismo video que subió a su canal el 10 de mayo de este año, a raíz de las protestas en varios lugares del mundo que llevó incluso a la quema de antenas 5G en algunas ciudades de Europa, el científico egresado del CERN señala que dentro de la comunidad científica internacional, por lo menos dentro de los científicos que trabajan con seriedad, la conclusión es contundente: “…el 99.99 por ciento de la comunidad científica está de acuerdo en que no, las radiofrecuencias como las que usa un móvil (celular), el wi-fi, o la TDT (Televisión Digital Terrestre), no son peligrosas para la salud”.

Y añade: “la potencia a la que emiten su señal es tan baja, que no producen ningún efecto relevante en nuestro cuerpo”.

Asimismo, Santaolalla señala que no es poco común encontrar, sobre todo en el campo de la medicina, donde se mueven enorme intereses económicos, estudios sesgados y con poco rigor metodológico, creados con toda la intención de descubrir lo que no existe, como en este caso, el daño que provocan las radiofrecuencias en la salud. “En el mundo de la medicina y la salud existen parámetros básicos con los que se puede saber a simple vista lo bien que está realizado un trabajo en investigación médica. El primero es la muestra, los sujetos sobre los que se hace el estudio… y el tamaño de la misma. En estudios médicos tan sutiles como los que intentan ver el efecto de la radiación, no es tan fácil como poner un móvil en el bolsillo de una persona y mirar qué ocurre por varias razones, pero en particular, porque cada cuerpo es un mundo, y cada persona reacciona de forma diferente, así es que si se quieren ver patrones, algo que afecta a una parte importante de la población, es necesario usar grandes tamaños de muestra, es decir, hacer estudios con muchas personas para evitar los sesgos”.

Pero no solo eso, el efecto de la radiación en el cuerpo humano no es algo que pueda medirse de un día para otro, “…son efectos a largo plazo, de años, incluso, décadas. Lo ideal, sería seguir el historial de miles de personas durante décadas y ver cuánto usan el celular día a día. Y aquí surge un segundo problema, porque sí descubrimos que una de las personas del estudio ha desarrollado un tumor cerebral ¿Cómo sabes tú que ha sido por el celular y no por la alimentación o es simplemente genético? Pues es imposible”.

Y añade: “…hay estudios donde la población es escasa, de decenas de personas, incluso, sin personas. Entonces, hay estudios que presentan serios errores metodológicos, muchos de ellos no se hicieron en humanos y otros usaron radiaciones desproporcionadamente altas”. Por lo anterior, se trata de papers sesgados a los que no  habría que prestarles demasiada atención, pero que sí encuentran eco entre los amantes de las teorías de la conspiración.

En ese mismo sentido se pronuncia Alberto Nájera, médico español que se ha dedicado durante décadas al estudio de los efectos de las radiofrecuencias en la salud, quien afirma que “tras 30 años de estudios no se puede establecer que haya una relación entre el uso del celular, wifi, radio o televisión, y la salud. Quienes afirman lo contrario se basan en estudios de muy baja calidad… pero no existe evidencia sólida que demuestre lo que los alarmistas afirman”. Nájera afirma que la única radiación que se ha comprobado científicamente que es dañina para la salud es la radiación solar, y nada más.

Finalmente, Santaolalla concluye: “si realmente el uso del celular fuera un agente cancerígeno, debería haber más casos de cáncer ahora, pero no es lo que se ve en los datos (por lo menos en el caso de España, de donde es originario), la incidencia de cáncer es similar a la época anterior a la llegada de las radiofrecuencias. Fin del caso”. (https://www.youtube.com/watch?v=2RB6arKZnos).

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu