Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » COLUMNAS » LAS DEFINICIONES / 749

LAS DEFINICIONES / 749


|
Por:
Sin Censura
|
27-06-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: MIGUEL ÁNGEL SAUCEDO L.

De pronto las opciones se acaban. Solo hay dos sopas: liberales o conservadores, y ambas son definidas por el mismo personaje. Al final, la anécdota solo demuestra la gran capacidad del presidente para definir la agenda diaria. La reducción del mundo político a solamente dos posibilidades le favorece en su pretensión de conservar e, incluso, acrecentar las esferas sociales bajo su dominio.

Hay quien ha mordido el anzuelo, es decir, alguien que de veras ha creído que el amplísimo espectro de visiones que conforman el país ha cedido su lugar a una miope y reduccionista perspectiva según la cual el mundo gira alrededor del presidente y, por eso, solo hay dos tipos de personas, las que impulsan ese giro y quienes pretenden detenerlo. Pero también existen quienes, habiendo creído en el discurso amloista, se subieron al tren de la 4T, se convirtieron en firmes promotores y hoy lo abandonan convencidos de que es una nueva versión del viaje al despeñadero. Gente que piensa, que produce ideas, que articula esfuerzos con otros y otras para crear nuevos espacios de acción social se alejan de la administración federal porque han sido maltratados o, simplemente, porque saben que nada más los quieren para adornar con tintes de democracia las decisiones unipersonales de quién no concibe que alguien más pueda pensar. Así abandonan la Asamblea Consultiva del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) la activista Regina Taméz Noriega, el académico Mauricio Merino y la periodista Karla D’Artigues.

En otras áreas del gobierno la desbandada continúa. Es el caso de la subsecretaria Asa Cristina Laurell aunque, es justo decirlo, ella no renuncia a la 4T. Sin embargo, su exclusión de la secretaría de Salud ejemplifica el tipo de relaciones piramidales que se dan al interior del equipo gobernante donde a la democracia se le menciona mucho, pero se le practica poco. El otro caso es el de Mara Gómez, extitular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, CEAV, situación que revive la discusión en torno al perfil (víctima o estudioso de la desaparición forzada) de quien debiera dirigir tal organismo.

En los ámbitos empresarial, académico, deportivo, prensa y partidos políticos, los actores (que mordieron el anzuelo) empiezan a definirse en torno a esa falsa disyuntivo que López Obrador sostiene que es entre liberales y conservadores y que, para ellos es simplemente entre a favor y en contra del presidente. Al final, los principales actores políticos se enredan en el “conmigo o contra mí” de López Obrador y se dejan de lado los problemas que realmente lastiman a la gente. Las referencias a la pandemia que ha cobrado más de 20 mil vidas, o a la inminencia de la crisis económica que está por hacerse presente son usadas ms como arietes para agredir al contrario que como parte de una discusión civilizada que nos permita enfrentar, más o menos unidos, los problemas de salud y de ingresos que afectan a los mexicanos.

Si, en efecto creo que hay que definirse, pero primero hay que precisar de mejor manera la disyuntiva. Las opciones que hoy se confrontan (fifís vs. chairos, conservadores contra liberales o pro y contra AMLO) están muy lejos de la disyuntiva de la clase trabajadora, cuidarse para evitar el contagio o salir a trabajar para conseguir el sustento para la familia, lo que equivale a optar entre morir de hambre o de covid. Tan absurda como cruel disyuntiva no debería existir en un país gobernado por quién llegó al poder proponiendo que, por el bien de todos, primero los pobres. Entonces, definamos primero la disyuntiva.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu