Torreon, Coah.
Edición:
04-Mar-2024
Año
21
Número:
896
Inicio » EDICIÓN 737 » El COVID-19 paraliza al mundo y derrumba la economía global / 737

El COVID-19 paraliza al mundo y derrumba la economía global / 737


|
Por:
Sin Censura
|
21-03-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: REDACCIÓN

Torreón, Coahuila.-

Lo que está sucediendo actualmente a nivel mundial con el Covid-19 no tiene parangón en la historia reciente de la humanidad. Solamente la Segunda Guerra Mundial, que concluyó en 1945, logró paralizar al mundo y la economía global como lo ha hecho la inesperada aparición del COVID-19, cuyo número de casos aumenta por miles a nivel internacional y se ha cobrado la vida de más de 9 mil personas alrededor del mundo.

La situación en países como España e Italia es crítica, por lo que los gobiernos de aquellos países han tenido que decretar estados de excepción que mantienen a millones de ciudadanos recluidos en sus casas para intentar frenar la cadena de contagio que aumenta de forma exponencial diariamente. Hasta el momento no lo han logrado, pues el monstruo sigue avanzando y cobrándose la vida de los más vulnerables, específicamente, adultos mayores de 60 años o personas con otros padecimientos como cáncer, diabetes o hipertensión.

En México, hasta el cierre de la presente edición, se han confirmado por la Secretaría de Salud 118 casos y el fallecimiento de un ciudadano mexicano de 41 años que acudió a un concierto de la banda de heavy metal sueca Ghost, y después presentó los síntomas de la enfermedad, que se agravaron por la diabetes que padecía, lo que finalmente le causó la muerte.

Sin embargo, estamos lejos de ver lo peor de la tragedia, pues el número de contagios todavía no alcanza su máximo, y el de víctimas tampoco, por lo que se han tenido que tomar medidas extraordinarias, como suspender anticipadamente las clases en todos los niveles educativos, a fin de aminorar el impacto del monstruo en la población mexicana, pero aun así, se estima que al menos 90 millones de mexicanos, de acuerdo con cifras oficiales, se contagien con el COVID-19.

Y es que de acuerdo con Hugo López-Gatell, coordinador nacional de la estrategia contra el COVID 19, lo peor está por venir, pues calculan el 70% por ciento de la población mexicana contraerá el virus, pero de ese universo solo 250 mil ciudadanos desarrollarán la enfermedad. El 70% de esos 250 mil, es decir, 175 mil 759 ciudadanos, buscarán atención médica, el 80% por ciento de ese total recibirá tratamiento ambulatorio, el 20% requerirá hospitalización, y el 6% de ese total, que se estima en poco más de 10 mil 500 personas, serán los casos más graves. La mortalidad se estima en alrededor de 2.5%, lo que representa poco más de 4 mil fallecimientos.

Para tratar de aminorar el impacto de la enfermedad, para la cual no hay un tratamiento específico y el desarrollo de una vacuna todavía se encuentra en fase de prueba, los gobiernos de varios países han adoptado medidas nunca antes vistas, como lo ha sido la suspensión de millonarias industrias como la del futbol, la cancelación de espectáculos masivos, incluso, el cierre de sus fronteras a viajes no esenciales, como ya lo han hecho países como España, Italia, toda la comunidad Europea, Canadá, Estados Unidos, entre otros.

El impacto laboral de dichas medidas será brutal: se calcula que alrededor de 25 millones de personas en el mundo pierdan su trabajo debido a la contingencia. Por poner un ejemplo, en España, uno de los países más afectados por la pandemia, la cadena americana de comida rápida Burger King, despidió a más de 14 mil empleados, mientras que las aerolíneas, afectadas por el cierre de fronteras decretado en varios países y el miedo de los pasajeros a viajar y quedar varados o contraer la enfermedad, prever empezar a entrar en un proceso de bancarrota en el mes de mayo debido al desplome de sus actividades.

Asimismo, trabajadores eventuales, sin sueldo fijo o que dependen de la economía informal, han visto desaparecer su fuente de ingresos por el cierre decretado de bares, restaurantes y centros nocturnos, y de la noche a la mañana han visto desaparecer su fuente de ingresos y el de sus familias. Ellos no solo enfrentan la incertidumbre del COVID-19, sino también el de la inseguridad económica y alimentaria para enfrentar las medidas de aislamiento social que han adoptado la mayoría de los países afectados, incluido el nuestro. Lo peor, es que esto apenas empieza.

Para tratar de evitar que sus economías se derrumben, países como España, Francia y Estados Unidos, que anuncio un plan con un presupuesto de 1 millón de millones para estimular su economía y evitar que se vaya a pique, están tomando medidas extraordinarias, como la suspensión del pago de impuestos, tal como anunció el gobierno francés. Aunque se estima que todo lo anterior no sea suficiente para rescatar una economía global paralizada por el miedo.

De tal forma, que el monstruo sigue ahí, al acecho, infectándonos no solo con la enfermedad sino también con el temor paralizante, y aunque no podemos verlo físicamente, podemos ver sus devastadores efectos que han trastornado cada uno de los aspectos de nuestras vidas. Quizás la lección más importante que tenemos que aprender, es la humildad, pues el COVID 19 nos ha recordado la fragilidad de nuestra existencia, de la raza humana misma, esa que se cree omnipotente y le da por jugar a ser Dios, esa misma que ahora mismo lucha contra un enemigo invisible que en apenas unos meses ha puesto en jaque a la humanidad entera.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu