Torreon, Coah.
Edición:
17-Jun-2024
Año
21
Número:
909
Inicio » COLUMNAS » HAGAMOS POR MÉXICO / 734

HAGAMOS POR MÉXICO / 734


|
Por:
Fernando Rangel de León
|
29-02-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: FERNANDO RANGEL DE LEÓN

En nuestro país confundimos a los Presidentes de la República, con México; de tal suerte que si no estamos de acuerdo con ellos no trabajamos unidos por el bien de la nación, para no “engordarle el caldo”; a él, lo cual es un craso error, porque no perjudicamos al Primer Mandatario, sino al país.

Casi todos los servidores federales no hacen ni quieren hacer bien sus funciones, por la inercia  y vicios que traen de pasados gobiernos, por el “paternalismo sindical”, y para hacer quedar mal al actual gobierno, como por ejemplo en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado ISSSTE, en Torreón, contra el que hay quejas por las llegadas tarde al trabajo, duplicidad de empleo de médicos en el Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS, a las mismas horas y  en los mismo días,  como si tuvieran el don de la ubicuidad (estar en dos lugares distintos al mismo tiempo); “aviadores”, etcétera.

Y eso mismo sucede en las demás dependencias del gobierno de México, llámense secretarías de estado, el IMSS, organismos autónomos como el Instituto Nacional Electoral INE, etcétera.

Es imposible que los nuevos servidores públicos que entraron con el actual gobierno federal, cumplan con su objetivo de transformar lo malo por lo bueno, si están supeditados y rodeados de gente “maleada” por los anteriores regímenes políticos, que les impiden cumplir con su deber.

Para que la Cuarta Transformación sea posible, es necesario cambiar las cabezas en todos los centros de trabajo de la administración pública federal, para que no solamente dejen trabajar como se debe, sino que además apoyen en todo y con todo al nuevo personal laboral, que realmente quiere hacer bien las cosas; pues muchos de los delegados, directores y jefes, lo que quieren es “quemar” al actual régimen federal.

Pero no nadamás en la administración pública, se quiere trastocar la vida del país, sino también de la sociedad, haciendo apología del feminicidio, desestabilizando a la UNAM, convocando a paros nacionales que en tiempos pasados podrían configurar el delito de disolución social, que afortunadamente ya fue derogado, y haciendo declaraciones tendentes a subvertir el orden.

Fijémonos en lo que pasa en Estados Unidos, que aunque no se esté de acuerdo con el Presidente Donald Trump, los norteamericanos trabajan denodadamente sin encono alguno entre ellos mismos para el bien de todos, haciendo que la economía crezca y sea cada día más fuerte; lo que se ve reflejado en el progreso y desarrollo del país y el bienestar de su población.

Ojalá que los mexicanos tomemos ese ejemplo y hagamos por México.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu