Torreon, Coah.
Edición:
10-Jun-2024
Año
21
Número:
908
Inicio » COLUMNAS » CÓMO DESTRUIR UN PAÍS / 732

CÓMO DESTRUIR UN PAÍS / 732


|
Por:
Sin Censura
|
15-02-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: ABEL ALCALÁ H.

La historia es testigo y narradora de los hechos que vamos a comentar; Cómo destruir un país, recordamos las grandes civilizaciones e imperios Romano, Mongol, etc., que tuvieron su nacimiento, crecimiento, esplendor y muerte, así también países que corrieron la misma suerte; Grecia, Egipto, etc.

Centrando el tema de cómo destruir un país, recordamos las dos últimas guerras llamadas mundiales, de tal suerte que sería muy fácil decir que para destruir un país sólo tienes que declarar y hacer la guerra a un país o varios países más poderoso en población, economía, recursos bélicos y el resultado será la postración del país antes sus vencedores, y tenemos al país de Alemania como buen ejemplo y al que luego se sumaron Italia y Japón.

En los actuales momentos, sin excluir  posibles guerras entre países, las destrucción de un país se realiza por medios más sofisticados, tal pareciera que los traidores a su propio país tratan de justificar sus acciones haciéndolas ver como buenas por el engañado pueblo.

Ciertamente que para emprender tan ignominiosa tarea los traidores debe partir de un plan y de una estrategia que los lleve a lograr su meta, es decir, teoría y práctica van de la mano.

Lo primero que ubican los traidores son los pilares (estructuras) que sostiene al país; que son los nuevos nacimientos; la socialización de la nueva población, la producción de los satisfactores; el conjunto de  creencias  y la autoridad que da unidad y guía.

En seguida enfocan todas sus energías físicas y mentales, los recursos públicos y privados, en acciones concretas bien planeadas para su ejecución y estando listos emprenden sus perversas actividades.

Uno: Acciones para detener, frustra y desalentar los nuevos nacimientos, aquí se puede enumerar una lista extensa de esas actividades, sólo mencionaré las principales; abortos, medidas anticonceptivas, uniones entre personas del mismo sexo, etc. Sin nuevos nacimientos se extingue la nación y se borra el país.

Dos: En el tema de la educación (socialización de la población) abren las puertas a las distorsiones más perversas para manipular a los niños, para imponerles ajenas y extrañas visiones de la vida de su país, contrarias a las tradiciones e historia de su pueblo. Mantener al pueblo ignorantes para seguir explotándolo.

Tres: En la economía (producción de los satisfactores)  aplican el mayor número de trabas con leyes y reglamentos violatorios de los derechos humanos, tramites, permisos, chequeos, inspecciones, sanciones, cargas fiscales, extorsiones, para desaminar y atentar contra la libertad de realizar la vocación y trabajo de cada ciudadano, además de negar los estímulos que otros países otorgan para hacer competitiva la actividad empresarial, su intención de señalar a la actividad empresarial y a los empresarios  como los culpables de la miseria y las desigualdades entre los habitantes. Un pueblo con hambre vende su dignidad y vota por quien le paga.   

Cuatro: ponen especial énfasis en desarraigar desde la infancia hasta la edad más adulta las creencias, las tradiciones, la cultura y fiestas que le dan identidad al pueblo, imponen costumbres y tradiciones contrarias a la cultura nacional, atacan a las religiones con especial ahínco a la católica, para imponen a un dios llamada Estado y al tirano. Un pueblo sin identidad es un pueblo fácil de esclavizar.

Cinco: El ataque final es contra el principio de autoridad, no la autoridad temporal que emana de una elección o designación, van contra el principio de  autoridad en la familia, en la escuela, en la empresa, en las asociaciones de trabajadores y las universidades, etc. Una sociedad sin autoridad pierde su unidad y guía, y está a disposición del tirano.

Ahora comparemos esas acciones destructoras de un país con las que está imponiendo los de la 4T (cuarta transformación) de Morena y el propio presidente aquí en México. Usted lector tiene la última palabra.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu