Torreon, Coah.
Edición:
17-Jun-2024
Año
21
Número:
909
Inicio » COLUMNAS » Panorama: VALORES MORALES EN LUGAR DE MOCHILAS “SEGURAS” / 729

Panorama: VALORES MORALES EN LUGAR DE MOCHILAS “SEGURAS” / 729


|
Por:
Sin Censura
|
25-01-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: EUSEBIO VÁZQUEZ NAVARRO

evnpanorama@hotmail.com

*El problema no son las mochilas, sino la formación de valores;

* Hace tiempo que hicimos a un lado su cultivo en los hogares,

* Demos, pues, vuelta a la página y dejémonos de pretextos y  disculpas,

* Y así tendremos una mejor y más próspera sociedad en el siglo actual.

TORREÓN, COAHUILA.- Por favor, ya dejémonos de teorizar, la solución nos es el uso de mochilas “seguras”, si en el seno de los de los hogares no son vuelve la vigencias de los valores morales tradicionales, el uso de buenas costumbres y la vida sana que los niños y adolescentes, con base en el buen ejemplo que los adultos –padres, maestros, abuelos, etcétera– merecen y necesitan con urgencia en este tiempo de desenfreno casi generalizado que sin pena ni pudor protagonizamos  los adultos, sin el menor rubor ni vergüenza.

Todavía no se esfuman de nuestra memoria y entendimiento, la profunda y traumatizante huella que dejaron los acontecimientos del pasado 10 de enero y ya tenemos rato repartiendo culpas que a nada nos llevarán. Debemos, pues, afrontar la situación como es y esta se centra en la pérdida de los valores tradicionales que al  parecer ya muy poco o nada nos importa su vigencia efectiva.

Me reconozco como integrante de la generación que va de salida y asumo mi responsabilidad como padre, abuelo y bisabuelo y pese a la reciente viudez que todavía no asimilo, sé y me queda muy claro mi papel de guía y generador de valores morales en la familia que me quedó tras la partida de mi amada esposa María del Rosario.

De modo que asumamos la responsabilidad que nos toca y vuelva la vigencia de los valores morales que abrevamos de nuestros padres y nuestros abuelos y conduzcamos a la generación actual por ese camino y dejemos de lado la estéril discusión sobre la utilidad de la mochila “segura” que con todo y lo sana y transparente que pueda ser no suplirá ni con mucho a la vigencia de los valores morales.

En mi vida laboral me desempeñé durante 35 años como profesor de educación primaria y maestro de Español en escuelas primarias y secundarias de las ciudades de Chihuahua, Chihuahua y Torreón, Coahuila y en la propia Comarca Lagunera y esta última me sucedió lo siguiente: En la escuela secundaria federal No. 1  de Torreón, ahí por los años ochentas me dio por trasladarme de mi casa a la escuela a bordo de una bicicleta inglesa y la dejaba mientras ejercía mi jornada docente en un salón en donde por ser mis alumnos asesorados me la “cuidaban”. Pues, un mal día alguien me la ponchó y tuve que venirme caminando de la escuela   a tomar el autobús en la avenida Bravo. Otro día llegué y recelosos los adolescentes pensaron que despotricaría en busca del autor de la travesura. Y, serios casi solemnes los alumnos y alumnas, les dije: Oigan, me poncharon la  bicicleta y tuve que irme a pie a mi casa. Ustedes son los alumnos de mi confianza y asesoría y me gustaría que me dijeran quién fue y por qué. No habrá represalias, pero tenga el o la que haya sido el valor de reconocer su falta y tan, tan.

Nunca se me olvidará la escena. En medio de un silencio casi sepulcral, un alumno blanco de apellido Rodríguez (Ojalá lea esto), levantó la mano y todos pensaron que ardería Troya. Y nada pasó, lo había prometido y el alumno tuvo el VALOR  de reconocer su falta con valentía. Dios lo cuida donde esté. Y así quedó, sin represalias y me dijo que se había desquitado porque yo no le había aceptado un trabajo de redacción que no tuvo a tiempo. Se lo acepté y  ahí quedó…

(EVN 1729= 27 de enero de 2020)

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu