Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » COLUMNAS » EL PUEBLO TIENE EL GOBERNANTE QUE MERECE / 728

EL PUEBLO TIENE EL GOBERNANTE QUE MERECE / 728


|
Por:
Sin Censura
|
18-01-2020
|
Edición:

|
Compartir:

POR: ABEL ALCALÁ H.

La frase con que titulamos el presente artículo: “El pueblo tiene el gobernante que merece”, nos llama a realizar una reflexión ya que deja entrever muchas aristas  y es totalmente controversial.

La famosa frase “toda nación tiene el gobierno que merece”, se le atribuye a   Joseph de Maistre, que sugiere que  aunque hay algo de cierto, esta frase categórica es formulada normalmente por el elector insatisfecho, que no se ve representado por el gobierno. Aludiendo así a la ignorancia de la sociedad en turno y a su incapacidad por formular un voto consciente.

Sugiere la sentencia dos posturas: la de un  grupo de votantes que ignoran lo suficiente de la actividad política y por lo tanto su voto está determinado por motivaciones económicas  y conductas nefastas para la vida democrática del pueblo y la segunda postura es la del grupo de ciudadanos que son conscientes y conocedores de la praxis política y del perfil que deben tener los gobernantes y su voto es por el bien de la comunidad en su totalidad, en resumen: que una parte del pueblo es manipulado y aprovechando su ignorancia  le compran el voto y otra parte del pueblo es racional y actúa con responsabilidad al votar.

Para el caso mexicano sabemos del abismo cultural, económico, educativo que hay en los diversos sectores del pueblo, de tal suerte que en los procesos electorales no siempre ganen los candidatos más idóneos para los cargos públicos.

En una democracia donde el pueblo elige a sus gobernantes, lo fundamental es que los votantes conozcan lo mejor posible a los candidatos así como que sepan qué tipo de perfiles necesita el municipio, estado y país para encaminarse a su progreso con justicia, seguridad y bienvivir para todos.

Los perfiles de las personas que predominan en las campañas políticas son: El estadista, El aristócrata, El  demócrata y populista demagogo, veamos las principales característica s de cada uno de ellos.

Estadista: el calificativo engloba a las personas que están por encima de las divisiones partidarias y de los sectores, en inquieta y creativa búsqueda del bien común y asumiendo plenamente sus propias responsabilidades. El "hombre de Estado" debe tener "virtudes magnánimas" y carecer de las "pusilánimes".

Alienta con una misión creadora, es magnánimo. Posee virtudes convencionales como la honradez, la veracidad y  los escrúpulos.

Aristócrata: Para Platón en "La República"., lo llama  Sofocracia, o el gobierno de los sabios (originalmente llamado "aristocracia", "gobierno de los mejores").

En este sistema, gobernarían los pertenecientes a una "clase de oro" formada por filósofos (en griego: "amantes de la sabiduría"), quienes tuviesen el saber necesario para decidir sobre el resto del pueblo, guiándolo "como un capitán gobierna a un barco", pues los sabios conocerían la realidad a diferencia de los poderosos y demagogos  en otros sistemas de gobierno basados en argumentos erróneos según Platón, la aristocracia es encabezado por gente que sobresale por su sabiduría intelectual y por su elevada virtud personal.

Demócrata: El demócrata, por lo tanto, se opone a cualquier forma de gobierno que no sea la democracia, donde el pueblo mayoritariamente es culto, responsable, trabajador y honesto para ver por el bien público de todos los ciudadanos, entre ellos se distinguen: DEMOCRTAS CONSERVADORES, PROGRESISITAS, LIBERALES y MODERADOS.

POPULISTAS demagogo: buscan el agrado del pueblo, bajo la apariencia de defender sus intereses. Un político populista es incorregible; se le califica de populista, descamisado, pseudo o paleoizquierda, visceral y mil cosas más.

El populista demagogo  usa la retórica en sentido peyorativo con la finalidad de denigrar a los adversarios políticos, hasta el punto de identificar populismo con demagogia y la demagogia tiene un gran repertorio de métodos nocivos; entre regalar dinero para imponer su ideología, a sus candidatos, sus leyes, etc.

Conclusión: de los cuatro perfiles sólo uno de ellos es capaz de llevar  a la ruina a un municipio, estado o país, y, es precisamente el que padecemos en México con la 4T: el populismo demagogo. Lector usted dice la última palabra.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu