Torreon, Coah.
Edición:
17-Jun-2024
Año
21
Número:
909
Inicio » COLUMNAS » ¿SERÁ VERDAD? / 726

¿SERÁ VERDAD? / 726


|
Por:
La Comadre
|
07-12-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: LA COMADRE

Que casi una semana, tardó la administración de Torreón, en encontrar una respuesta creíble, para ubicar a Primo Emmanuel, hijo del Jefe de la Policía Municipal, dado que, primero, el Presidente del Tribunal Municipal, Jesús Campos, aceptó que trabajaba en esa dependencia, pero que, en otra área; que sí estaba en la nómina y que gana 18 mil pesos. La declaración de Campos, sólo generó más suspicacias, por lo que, viernes 29, se publicó una declaración, en El Siglo de Torreón, de “El Bombero Atómico”, Sergio Lara Galván, Secretario del Ayuntamiento, diciendo que, Primo Emmanuel, en realidad, trabaja en su oficina, o sea, en la Secretaría del Ayuntamiento, como comisionado de asunto legales.

Y, como siempre, dijo, que no se explicaba, por qué, no han hecho los cambios en la nómina. Hasta aquí, podemos deducir varias cosas:

1a. Que Primo Emmanuel, no está en la nómina por méritos propios; está porque su papi, pidió el favor de meterlo como aviador;

2a. Que los funcionarios, están tan desconectados, que no son capaces de ponerse de acuerdo para salir bien librados de estos trances y que, por el contrario, se atascan más, conforme tratan de sostener las mentiras;

3a. Que no es posible que “El Bombero Atómico”, no tenga a la mano evidencias del trabajo de su empleado, y, que diga que ahí está la información, ¡pero no la muestra! O sea, que, en realidad no tiene nada y nos quiera ver la cara.

  1. Que el encargado de nómina y el Director de Informática -o son muy pendejos e ineptos-, o nunca les dieron ninguna instrucción -como asegura Lara, que tiene los oficios-, para que Emmanuel, fuera reasignado a la Secretaría del Ayuntamiento. 

Así, podemos concluir, que PejeZermeño, tiene una bola de ineptos y mentirosos; que en la nómina municipal -como ya se había denunciado-, están familias completas cobrando, muchos, sin hacer nada (como el caso de Primo Emmanuel).

Por último, el afán por ocultar las hazañas del júnior, hijo de Primo (o Primo del hijo), puso al descubierto dos cosas: el trato preferencial que se da en los retenes del alcoholímetro; y el desorden administrativo en las dependencias. ¿Y PejeZermeño, apa’?

Que la que sigue con el protagonismo, un día sí y otro también, apareciendo en los medios de comunicación, es la calefacta, Flor -de un día- Rentería. Si no inventa un evento, entrega “grandes apoyos”, como dos aparatos de aire lavado, en una escuela, con tal de de salir en la foto.

La señora, en vez de estar cumpliendo con su verdadera labor, para mejorar la educación, está haciendo las veces de funcionaria de infraestructura o gestoría.

Todo por querer sobresalir -aprovechando su cargo, claro-, para que no se le olvide a quien va a decidir las candidaturas a las diputaciones locales, dentro de unos meses, que ella está ahí. 

Que López Obrador presume que su gobierno está ahorrando como nunca, que la austeridad republicana liberará los recursos para atender a los más necesitados, pero el ahorro que presumen no existe. La realidad es que el Presidente, no les da permiso a las dependencias de usar el dinero que tienen asignado en el presupuesto y todo el dinero que no se gasta, lo tienen que regresar, y de ahí, se mueve al ramo 23, sí el ramo 23. ¿No te suena? tal vez lo conozcas como “LA PARTIDA SECRETA”, que es una bolsa de dinero, que tiene el Presidente y que se puede gastar, sin pasar por el Congreso ni rendirle cuentas a nadie: o sea, no hay ahorros, lo que hay es una reasignación perversa del presupuesto, lo que ha orillado a algunos miembros del gobierno a renunciar. Eso no quiere decir que el Presidente se está robando el dinero; está juntando, en una bolsa secreta, para usarlo para sus fines políticos de concentración del poder. López Obrador le está quitando el dinero a la salud, la educación, deporte y a  programas productivos, para regalar ese dinero, para que la gente vote por MORENA, las cuentas que hace López Obrador, son simples y aterradoras, con los 15 mil pesos que necesita un científico para seguir su investigación, le puede regalar dinero a 10 personas que no hacen nada, pero votan; un medallista olímpico, sólo es un voto, pero cuesta lo mismo que 5 becas para ninis; lo mismo pasa con un productor del campo, los niños con cáncer no votan y que a la Cuarta Transformación, le salen muy caros. Con recortes a salud, ciencia, agricultura y otros programas, López Obrador, está haciendo que el presupuesto le rinda más, para comprar más votos. 

Por cierto, el Senador del PAN, Julen Rementería, acusó que la PARTIDA SECRETA de AMLO, es 23 veces más grande que la que tuvo Carlos Salinas de Gortari. Con la Ley de Austeridad se aprobó un recurso de uso voluntarioso y discrecional, de aproximadamente, 90 MIL MILLONES DE PESOS. O sea, cuando el mismo AMLO, denunció en su momento, que Salinas de Gortari, tenía una PARTIDA SECRETA de 3 MIL 800 millones, por lo que ahora, López Obrador, va a ejercer, 23 veces esa cantidad. Pero como él es muy honrado, va a hacer uso correcto -no corrupto con el de CSG- ¡Ajá!

Como pueden ver, y como dice un amigo, López Obrador, no se está robando el dinero, se está robando el país.

Que una vil hipocresía, es la que estamos presenciando en México. ¿Por qué? Porque tenemos a un Presidente que pregona el respeto a las instituciones, pero avala la Ley Bonilla, sometiendo, al único poder que permanecía independiente, la Suprema Corte de Justica de la Nación (SCJN), después de acabar con los órganos autónomos que nunca fueron sometidos ni atacados por los gobiernos prianistas, como la CREE, la CNDH y otras, y que se apresta a asaltar al INE.

El cinismo de AMLO, no tiene límites. Se burlaba y criticaba a los gobiernos prianistas de darle al pueblo pan y circo, y él, con su fiesta del 1° de Diciembre, hace lo mismo, pero con más descaro, pues sus intenciones son más perversas. Y de las críticas a los excesos para esos fines, que también criticó tanto, con un simple ejercicio, con datos proporcionados por los organizadores del evento, se deduce, que AMLO gastó 165 millones de pesos para el acarreo de gente de diferentes regiones al Zócalo capitalino: según los organizadores, fueron 120 mil personas a presenciar el ¿4°? Informe; si a cada asistente se le dieron 600 pesos, nos dan 72 millones; 120 mil refrescos, 600 mil pesos; 120 mil tortas a 20 pesos cada una, nos da 2 millones 400 mil pesos; 300 autobuses por 30 mil pesos cada uno, son 90 millones. Por cierto, a los botellines de “Frutsi”, se le adhirió un pegote que decía: “gracias por acompañarnos” MORENA (La esperanza de México), junto con los logos -más pequeños del Partido del Trabajo y de Encuentro Social.

Por cierto, nos enviaron a nuestro correo, un oficio, de una circular del Estado de Veracruz, de parte de la Secretaría de Gobierno de esa Entidad, con fecha 25 de Noviembre. Está dirigida a Funcionarios, Directores de Área, Jefes de Unidad.

En la circular de marras, “...se solicita asistir este 1° de Diciembre a la Ciudad de México, con el apoyo Institucional de esta honorable administración gubernamental, en la ceremonia del Primer Año de Gobierno de nuestro Presidente, Andrés Manuel López Obrador.

“...habrá transporte disponible a partir de las 00:00 horas, y estarán sobre la avenida Juan Enríquez, zona centro, frente a Palacio de Gobierno”

“...A los compañeros que no han completado el llenado de las formas de comisión, se les pide que envíen a la brevedad,así como la documentación para la expedición de bonos de producción y beca Benito Juárez, para su retroactivo de Diciembre.”

“Sin otro particular, se les envía un cordial saludo, esperando contar con su amable asistencia”

Firma: “Licenciado Ulises Pale Fernández, Jefe de la Unidad Administrativa”

Como pueden ver, a los 165 millones de la movilización, habría que agregar los bonos de productividad y las becas Benito Juárez (sobre éstas últimas, se supone que sólo a quien están dados dados de alta y no a cualquier persona).

AMLO, en la distribución del presupuesto, insistió en la austeridad republicana, pero permitió que los diputados, se incrementaran el 50% de aguinaldo a partir del próximo año; así mismo, destinó 1000 millones de pesos para comprar dos estadios de béisbol, por un capricho personal. ¡Qué bonita austeridad! En un año, 2020, que comenzará, si sigue así el ritmo de la economía, con una recesión, que pegará fuerte, a amplios sectores de la población, pero no a los beneficiarios de los programas del Presidente.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu