Torreon, Coah.
Edición:
17-Jun-2024
Año
21
Número:
909
Inicio » COLUMNAS » EVO Y LA DERECHA MEXICANA / 724

EVO Y LA DERECHA MEXICANA / 724


|
Por:
Sin Censura
|
23-11-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: MIGUEL ÁNGEL SAUCEDO L.

 

En la entrega anterior mencionábamos que el golpe de Estado en Bolivia exhibía las contradicciones no resueltas del proyecto neoliberal en Latinoamérica. El asalto a las riquezas naturales y el ataque a las organizaciones gremiales de los trabajadores generaron resistencias, incluso armadas, en diversos países latinoamericanos que finalmente se aplastaron con la bota militar. Sin embargo, los procesos de desigualdad se intensificaron y las acciones de resistencia también.  Algunos de estos movimientos tuvieron la suficiente fuerza como para llegar, por la vía electoral, a la toma del poder ejecutivo. Tal es el caso de Evo Morales que durante casi tres lustros ejerció la presidencia boliviana a la cabeza de un amplio abanico de fuerzas progresistas que, sin embargo, poco a poco se fue desgajando hasta que culminar en la insubordinación militar que obligó a Evo a renunciar y refugiarse en México.

Ahora, en nuestro país, Evo despierta las mismas pasiones, odios y temores. Llega en un momento en el que nuestra sociedad ya ha sido polarizada al calor de los dichos y hechos del presidente López Obrador. Es como la leña que se echa al fuego. Su origen indígena reaviva los resquemores de la derecha racista, mientras su postura anti-neoliberal reafirma los temores de quienes se han beneficiado de las políticas de los gobiernos neoliberales mexicanos.

Además, el hecho de que hayan sido los militares los que definieron la salida de Morales anima a la derecha mexicana a impulsar la caída de la Cuarta Transformación, abierta o subrepticiamente incitan al ejército a tomar el poder y deponer a López Obrador. De hecho, también algunos militares de alto rango han expresado desacuerdo con el rumbo que actualmente lleva el país, lo que hace suponer a los sectores golpistas de la derecha mexicana que las condiciones están dadas para un cuartelazo.

Por el lado civil la derecha también se mueve. Hace apenas unos días un grupo, que se hace llamar Congreso Nacional Ciudadano, entregó un oficio en la Séptima Zona Militar en el que pide al ejército protección porque está convocando a un paro nacional indefinido. El motivo es la exigencia de que renuncie López Obrador a la presidencia de la República dado que, consideran, es un “traidor a la patria”. Este organismo es encabezado por el regiomontano Gilberto Lozano y aunque se mueve fundamentalmente en Monterrey, tiene conexiones en diversas partes del país. Mucho de su activismo lo llevan a cabo fundamentalmente a través de las llamadas redes sociales en internet, aunque de vez en cuando realizan algún acto que llame la atención de los medios de comunicación.

El discurso del odio es su característica, así como su desprecio a la ley, particularmente a la que regula los procesos electorales y las que establecen la institucionalidad del ejército. El paro nacional al que convocan Lozano y sus partidarios está programado para el próximo 24 de febrero y, por supuesto, esperan contar con la simpatía de los integrantes de nuestras fuerzas armadas para repetir lo que acaba de suceder en Bolivia. Quizá por eso AMLO hablaba de la inviabilidad de un golpe de Estado en nuestro país desde hace varias semanas, quizá la información respectiva era parte de sus “otros datos”. Como quiera, la presencia de Evo en nuestro país debiera servir también para aprender de las experiencias de lucha bolivianas, sobre todo en lo que se refiere a la construcción de un espectro de muy amplias alianzas, algo que le dé certidumbre al actual proyecto de gobierno y le permita enfrentar en mejores condiciones la asonada de la derecha más reaccionaria.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu