Torreon, Coah.
Edición:
27-May-2024
Año
21
Número:
906
Inicio » COLUMNAS » SALAICES VIVE / 718

SALAICES VIVE / 718


|
Por:
Sin Censura
|
12-10-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: GUILLERMO OROZCO R.

 

* Su edificio se construyó de 1926 a 1932

* Inicia sus labores en 1927 como Escuela Central Agrícola

* En 1969 es clausurada como Escuela Normal Rural víctima de la represión del régimen de Gustavo Díaz Ordaz

 

No conocía la ex Normal de Salaices en Chihuahua, asistí a su asamblea  anual que en esta ocasión fue el 5 de octubre de 2019 a invitación de Pedro Medina Calderón, además  para acompañar de manera solidaria a Antonio Ortiz Garay quien fue designado por el presidente de la Asociación de exalumnos “Emiliano Zapata” de San Marcos; Zacatecas, Hallier Arnulfo Morales Dueñas para que representara a los sanmarqueños.  Estoy enterado de que el cierre de Salaices  en 1969 fue producto de la represión del diazordacismo. Algunos de sus egresados simpatizaban con la lucha armada para transformar al México de la guerra sucia, e incluso se ejercitaron  para el asalto al cuartel de Madera. Miguel Quiñónez Pedroza fue de los que murieron en la acción, otros como Vicente Rodríguez Quiroz vivieron la angustia y el sentimiento de culpa de no haber podido llegar a tiempo a la acción de los mártires caídos.  Entre los acuerdos importantes de la asamblea se exige su reapertura. Salaices lo merece, las demás escuelas cerradas hace cincuenta años lo merecen también.

El edificio que albergara la Escuela Normal Rural “Abraham González” de Salaices; Chihuahua, se encuentra actualmente abandonado, pero no olvidado, la Directiva de la Asociación de Exalumnos  denominada “Miguel Quiñones Pedroza” se reúne cuando menos dos veces por año y la asamblea general de egresados lo hace de manera anual, a ella asisten muchos pesar de sus impedimentos físicos, pues los de menos edad ya cuentan con  70 años.

Desde 1927 se formaron maestros que velaron por la educación de los más desvalidos del estado de Chihuahua  y del norte de  México, los asistentes hablan del edificio como si fuera un ser vivo que los abrazó desde el día que junto con sus padres (pues apenas tenían 12 años cuando llegaron) cruzaron la puerta de las instalaciones del edificio que los albergó durante seis años, pues ahí cursaban la educación secundaria y la mayoría continuaban sus estudios de educación normal con el plan de estudios de tres años. Incluso en la década de los años 40’s se atendía a niños de 5º y 6º grados de primaria.

Los alumnos que se enteraban del funcionamiento del plantel provenían del sur del estado de chihuahua, del norte de Durango y de la Región Lagunera. Salaices se ubica en el municipio de López; Chihuahua en el bolsón de Mapimí y se construyó su edificio de 1926 a 1932. Ahí funcionaron cuatro niveles educativos diferentes a lo largo de su existencia que abarcó más de medio siglo, todas ellas para beneficio de  los hijos de humildes campesinos.

* Central Agrícola de 1927 a 1936

* Regional campesina de 1936 a 1944

* Escuela Normal rural de 1944 a 1969 y

* Escuela Secundaria Técnica Agropecuaria de 1969 a 1984.

La Escuela Normal de Salaices tiene una historia rica en contenido social y popular conjuntamente con las alumnas de Saucillo;  Chihuahua,  siempre estuvieron al pendiente de enarbolar los movimientos sociales originados por la injusticia social expresadas por los gobiernos autoritarios protectores y cómplices de latifundistas agrícolas y forestales, por esa razón se desató una campaña infame para que se cerraran los internados, lo que lograron parcialmente en 1969  se clausuraron 14 escuelas normales rurales con el pretexto de una reforma educativa que argumentaba la separación del nivel de secundaria del de educación normal, Salaices fue parte del paquete de esas  catorce, le pesaba demasiado la participación de algunos egresados en la lucha social y el asalto al cuartel Madera el 23 de septiembre de 1965.

Desde entonces se etiquetó a las nobles instituciones como nidos de comunistas, agitadores, flojos, viciosos, libertinos  y otros argumentos. La historia ha emitido veredictos más justos: de esas normales egresaron maestros con profundo conocimiento de la materia educativa y alto compromiso social,  Ampliaron y promovieron  oportunidades de mejoramiento de las condiciones de vida en sus comunidades y escuelas,  enfrentaron  poderes facciosos y caciquiles. Así se les habían formado, así era necesario y así  actuaron siempre. Por supuesto que un maestro con ese perfil asustaba la clase política y empresarial dominante.

En la reunión del primer sábado del mes de octubre de 2019 un considerable número de miembros de la Asociación de Exalumnos de la ya extinta, prestigiada y legendaria Escuela Normal Rural “Abraham González” sesionó en un recinto abandonado para dar a conocer los avances de las gestiones acordadas en la reunión anterior. Egresados de diversas partes del estado y del país,  a pesar de sus limitaciones físicas concurrieron a la ordinaria cita para refrendar su compromiso de sumarse a los esfuerzos organizativos del cuerpo directivo de la asociación,  esta vez cobra más fuerza la demanda de su reapertura como escuela Normal o cuando menos que funcione un centro educativo que le de vida a las instalaciones. Es decir habilitarla como un espacio de oportunidades académicas y laborales para estudiantes de escasos recursos.

Es un recinto que luce en condiciones deplorables, pero que tuvo tiempos de gloria; sus anexos preservan en sus paredes mucha historia y experiencias de vida de múltiples generaciones que se formaron principalmente como maestros rurales; cientos de estudiantes que se convirtieron en maestros aquí recibieron los conocimientos pedagógicos, las habilidades didácticas, el arte de enseñar y las actitudes cívicas, éticas y morales para asumir un liderazgo constructivo en las comunidades en que se desempeñaron laboralmente.

En junio de 1969 en este mismo recinto se celebró la última asamblea ordinaria de la insigne y emblemática Sociedad de Alumnos “Corazón y Acero”; se acordaron en ella tareas organizativas y de resistencia mandatadas por la FECSM, todo fue inútil, la amenaza se materializó. En agosto de 1969 la escuela fue tomada por la policía judicial del Estado y tomó presos a los estudiantes que custodiaban las instalaciones. Bajo el amparo de ese cuerpo policiaco se decreta el cierre de la Normal de Salaices.

Uno de los acuerdos de la reunión es que en su edificio vuelva a funcionar algún centro educativo y de ser posible se  reabra la Escuela Normal para que siga coadyuvando al crecimiento y desarrollo de las comunidades  cercanas al plantel, ojalá que lo logren.

 

¡¡SALAICES VIVE

 

FUENTE: Ingeniero Refugio Carrera, exalumno de Salaices.

Guillermo Orozco Rodríguez.- 14 de octubre de 2019.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu