Torreon, Coah.
Edición:
20-May-2024
Año
21
Número:
905
Inicio » COLUMNAS » COMENTARIOS AL RAS / 718

COMENTARIOS AL RAS / 718


|
Por:
Comentarios Al Ras
|
12-10-2019
|
Edición:

|
Compartir:

LA VERDADERA HISTORIA DEL INGRESO DEL CLAN MEDINA A LA FCA (3)

Dedicado a las nuevas generaciones,

que no conocieron esta época violenta

y triste de nuestra Alma Mater.

La actuación poco generosa Salvador Hernández Vélez.

Después de casi un año y medio, Salvador Hernández Vélez, ya estando Carlos salinas de Gortari en el poder (cabe hacer mención que la línea de masas era una organización política creada y conducida por Raúl Salinas de Gortari, quién patrocinaba a este grupo para construir una base social, que después se convertiría en la esencia de los cuadros de solidaridad -como ahora, los servidores de la nación en el Gobierno de AMLO-, para impulsar el proyecto transexenal que se habían fijado Los hermanos salinas de Gortari).

Así que, Salvador Hernández Vélez, se congracio con Hugo Andrés Araujo, que en ese tiempo era Secretario de Organización de la Confederación Nacional Campesina (CNC), y después se convirtió en Secretario General. Por esa razón Salvador Hernández dejó a medias la Coordinación de la Universidad, para integrarse como coordinador de finanzas de la CNC y, con ello, nos dejó un problema en la Coordinación, pues en vez de haber salido por la puerta grande, se dedicó antes a desestabilizarla, calentandole la cabeza a Federico O’Reilly para que se postulará como candidato a Coordinador.

Retrocediendo un poco en el tiempo.

La facultad de derecho en los tiempos del porrismo, se convirtió en un dolor de cabeza para la Unidad Torreón, para el Rector Jaime Isaías Ortiz y para mí en lo personal, como Presidente de la Comisión de Honor y Justicia del Consejo Universitario.

Con muchas dificultades habíamos recuperado la Facultad, mediante una elección muy competida y amenazada por las acciones porriles. Decidimos apoyar a licenciado Manuel García Peña, un reconocido profesionista, un intelectual muy respetado en el medio abogadil. Los perdedores no se resignaron ni reconocieron el triunfo de García Peña y decidieron tomar las instalaciones y poner a su propio director, un abogado de avanzada edad, Salvador Sánchez y Sánchez, que se prestó para la maniobra que duró varios meses, hasta que por medio de la prensa, se convocó a nuevas inscripciones en la Facultad de economía, para todos aquellos alumnos que quisieran seguir con sus estudios reconocidos por la institución.

Con eso rompimos el movimiento, desalojando a la facultad de derecho, conviniendo con los rebeldes, que se sometería un plebiscito la permanencia o no del licenciado García Peña. Por un margen pequeño, se logró ganar el plebiscito, logrando apaciguar a la Facultad. Sin embargo, el gusto nos duró muy poco, pues a los pocos meses de haber asumido oficialmente el cargo de Director el Licenciado García Peña, falleció de un infarto y otra vez, comenzamos casi desde el principio.

En esta segunda elección impulsamos a licenciado Federico O’Reilly, quién ganó sin apuros la dirección.

Todo esto viene al caso, porque a los pocos meses de que O’Reilly asumiera la dirección, Hernández Vélez le calentó la cabeza para que se postulara como candidato a la coordinación, renunciando a la dirección de la facultad, con lo que perdimos todo lo ganado.

Esto vino a cambiar todo el cuadro de la unidad Torreón porque teníamos que convocar a elecciones. Para esto, el Rector se aferró a que un viejo amigo de su generación, el doctor Bulmaro Valdez, fuera el nuevo coordinador, cosa en la que yo no estuve de acuerdo, por la avanzada edad del doctor.

Así que, aunque el rector me prohibió que interviniera en la elección de la Coordinación, sin que se diera cuenta y buscando siempre el bien de la universidad, desde mi oficina de la Oficialía Mayor en Saltillo, les pedí a varios de los directores de mis confianzas, que convocarán a todos los demás directores para tener una plática telefónica con cada uno de ellos en la Facultad de economía. Ya estando todos reunidos, les expliqué que don Remigio quería a toda costa que fuera el Doctor Bulmaro el Coordinador y que había que frenar esa instrucción por no convenir a los planes de modernización e institucionalización de la Universidad. Les dije que al día siguiente los iba a recibir a uno por uno para darles la línea, pero que cada uno, debía decirle que era mejor que fuera Coordinador el Maestro Juan Luis Contreras, por ser el director de la Facultad más numerosa de la unidad Torreón. Afortunadamente la estrategia funcionó y fue electo Juan Luis Contreras como nuevo coordinador de la unidad Torreón. Y ¿adivinen quién se quedó en el lugar de Juan Luis en la Facultad de Comercio y Administración? ¡Manuel Medina Elizondo! Quien no volvería a soltarla hasta la fecha. Desde esa posición, junto con su hermano Eliseo, se apropiaron después de la Coordinación.

La traición y la perversidad de los hermanos Medina. (continuará)

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu