Torreon, Coah.
Edición:
26-Feb-2024
Año
21
Número:
895
Inicio » COLUMNAS » TAN SOLO LE PIDO A DIOS QUE LLUEVA / 716

TAN SOLO LE PIDO A DIOS QUE LLUEVA / 716


|
Por:
Pedro Belmares O.
|
29-09-2019
|
Edición:

|
Compartir:

POR: PEDRO BELMARES O.

Soy una flor que cada día se marchita en esta soledad. El viento con tal viveza quema mis pétalos ¡Como acaban en mí las ilusiones de encontrar el amor! ¡Dime Dios cuál es mi estigma en la vida que no hay ninguna razón de por qué sufrir!

Soy testigo de este cruel desierto donde hoy me encuentro, que no existe ni una gota de esperanza. Quisiera no sentir esta sed que siento por dentro, que  mi alma  implora tan solo una poca lluvia en esta maldita sequía que es mi agonía.

Deseo sentir la lluvia que inunde en mí el amor, como sentí la primera vez que ame y fui correspondida donde florece todo en mí porque el amor es renacer, y así los años pasaron y solo en el olvido me quedé. Lentamente, se secan mis raíces y me quedo sin vida. Imploro al cielo que surjan las nubes para sentir la lluvia porque se está secando mi corazón.

De la noche, solo recibo una suave brisa que me reanima en mis sueños al recordar mi más grande amor, quiero que a mi regrese como el agua al caudal, pero despierto a la realidad y veo con desesperanza el desierto que hay en mí. Solo queda abandonarme, pienso mas en lontananza, veo nubes promisorias que se acercan a mi resguardo, salgo y espero sin desesperar; alguien llegará.

Solo que el  viento se las lleva y a la distancia veo con tristeza que no llega a mí el amor de mis sueños, ese que inunda todos mis sentimientos y me hace vibrar toda la pasión que en él se desborda, que con deseos espero que llegue, pero nada aparece en el cielo. Es tanta mi amargura, que solo espero que el sol me evapore lentamente y llegue a mí el fin. Volteo al cielo y una nube gris, al verme abatido, lanza un estruendo  que hace retumbar el cielo con gran fuerza y violencia, de pronto, sentí gotas caer sobre mí trayendo el deseo de amar pues aquel amor que yo soñé… había llegado al fin.

Sin Censura | Todos los derechos reservados 2022 | Torreón Coahuila | Donato Guerra 461 sur
menu